12/10/2021

ANULAR TARJETA DE CRÉDITO BANKINTER

   Si eres cliente del banco BANKINTER o del grupo BANKINTER  como BANKINTER CONSUMER FINANCE ya sea tarjeta de la entidad o tarjetas marcas asociadas a la entidad , y estás preocupado porque llevas años pagando tu tarjeta de crédito revolving sin conseguir cancelarla, te animamos a contactar con nosotros, podemos librarte de ella.

 

   Tienes una tarjeta  que  asignado un crédito para poder aplazar los pagos de tus compras, es un producto que esconde que te aplican unos tipos de interés altísimos, es un producto financiero que te está ahogando.

 

   El Supremo anula un préstamo de tarjeta ‘revolving’ , WiZink,  por considerar usura un interés del 27%, ¿ te gustaría que el proximo en anularse fuera el crédito de tu tarjeta.  La sentencia del Tribunal Supremo de 4 de marzo de 2020 “ dictá  que los créditos con un interés remuneratorio desproporcionado y notablemente superior al normal del dinero, son abusivos y usurarios” .

 

   Pero para más seguridad , para el consumidor el TJUE, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha avalado la doctrina del Tribunal Supremo para anular contratos con tarjetas revolving por ser declarados como "usura" cuando superan un determinado tipo de interés al declarar que este criterio no es contrario a las normas comunitarias. En auto del TJUE de 25 de marzo 2021, dictaminando que la directiva sobre contratos de créditos al consumo "no se opone a una normativa nacional que establece una limitación de la TAE que puede imponerse a un consumidor con el fin de luchar contra la usura, siempre que no contravenga las normas armonizadas sobre obligaciones de información".

 

     Llegando por tanto , el alto Tribunal ,ya anterior a esa resolución del TJUE, Sentencia Tribunal Supremo, 26 de febrero de 2020 ,  en el Pleno de la Sala de lo Civil anula por "usurario" el crédito del banco Wizink a una consumidora a un interés del 27% TAE. Sobre ello, los jueces han declarado que se cumplen los requisitos para considerar que este tipo de financiación infringe la Ley de Represión de la Usura de 1908.

 

    QUE PASOS A SEGUIR , PARA ANULAR TU TARJETA REVOLVING DE BANKINTER?

  No lo dudes , más contacta con un equipo de abogados especializados en tarjetas de crédito revolving.

    El tribunal Supremo, indica” que el tipo medio del que, en calidad de «interés normal del dinero», se parte para realizar la comparación, algo superior al 20% anual, es ya muy elevado..." , 

 

   Además, debemos preguntarnos, ¿hubo control de Transparencia? , el Supremo incide en su jurisprudencia , en que este es otro motivo para poder anular el crédito por falta de transparencia.

 

    Ya en Sentencia el Tribunal Supremo dictaminó, Sentencia Nº 628/2015 DE 25 DE NOVIEMBRE DE 2015, que “el carácter usurario de un ‘crédito revolving’ concedido por una entidad financiera a un consumidor a un tipo de interés remuneratorio del 24,6% TAE” está afecto de nulidad “radical, absoluta y originaria” y por lo tanto, y en conformidad con lo  dispuesto por el artículo 3 de la Ley de Usura, la consecuencia de dicha nulidad será que “el prestatario estará obligado a entregar sólo la suma recibida”, retrotrayendo la situación al momento inmediatamente anterior al préstamo.

 

     Para determinar si el interés es notablemente superior al normal del dinero, la Sala Primera del Tribunal Supremo acude a las estadísticas públicas que comparan los tipos de interés pactados en el mercado de referencia, y lo expresa así .-

 

 “el interés con el que ha de realizarse la comparación es el ‘normal del dinero’. No se trata, por tanto, de compararlo con el interés legal del dinero, sino con el interés ‘normal o habitual,en concurrencia con las circunstancias del caso y la libertad existente en esta materia’ (sentencia núm. 869/2001, de 2 de octubre). Para establecer lo que se considera ‘interés normal’ puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España, tomando como base la información que mensualmente tienen que facilitarle las entidades de crédito sobre los tipos de interés que aplican a las diversas modalidades de operaciones activas y pasivas (créditos y préstamos personales hasta un año y hasta tres años, hipotecarios, a más de tres años, cuentas corrientes, cuentas de ahorro, cesiones temporales, etc.)”.

 

   En está línea la jurisprudencia de las audiencias provinciales, ejemplo de ellas, entre otras,

 Audiencia Provincial de Santander, Secc. 4.ª, núm. 213/2021, de 10 de marzo  de 2021: (Roj: SAP S  179/2021).

         Fundamento derecho Primero.- “... tratando de dar una respuesta univoca en el enjuiciamiento de contratos semejantes al litigioso y tildados de usurarios, los magistrados de las secciones civiles de esta Audiencia Provincial adoptaron el 12 de marzo de2020 el siguiente acuerdo: A) Como consecuencia de la sentencia nº 149/2020, Pleno, de la Sala Primera del Tribunal Supremo, de 4 de marzo, a efectos de declaración de usura, estimamos como notablemente superior al interés normal del dinero un incremento en el ordinario o remuneratorio (TAE), a la fecha del contrato, del 10% sobre el índice relativo al tipo medio aplicado a las operaciones de crédito mediante tarjetas de crédito y revolving, publicado en las estadísticas oficiales del Banco de España. B) En los contratos anteriores a la fecha en que el Banco de España publicó las estadísticas oficiales relativas al tipo medio aplicado a las operaciones de crédito mediante tarjetas de crédito y revolving, se aplicará la doctrina establecida en la sentencia nº 628/2015, Pleno, de la Sala Primera del Tribunal Supremo, de 25 de noviembre. Pues bien, la aplicación de este criterio al supuesto enjuiciado obliga a la desestimación del recurso, porque resulta indiscutido que el contrato litigioso fue suscrito en noviembre de 2015 con un TAE de 21,84% cuando de las tablas publicadas por el banco de España se deduce que el tipo de interés para los créditos al consumo en operaciones de 1 a 5 años, era del 9,14%, es decir, un tipo de interés anormalmente alto en comparación con los existentes en el mercado y que no guarda proporción alguna con las circunstancias del caso. En consecuencia, la impugnación debe ser desestimada, manteniendo la declaración de nulidad del contrato por usurario. La desestimación del recurso conduce a la imposición al recurrente de las costas de esta alzada por aplicación del art. 398 LEC. “

 

        Por otro lado, un juzgado de Madrid, anulo aplicando la jurisprudencia del Tribunal Supremo, dicta en sentencia  SALA CIVIL, Órgano: Tribunal Supremo. Sala de lo Civil Sede: Madrid Sección: 991 Fecha: 04/03/2020 Nº de Recurso: 4813/2019 Nº de Resolución: 149/2020 Procedimiento: Recurso de casación Ponente: RAFAEL SARAZA JIMENA Tipo de Resolución: Sentencia Resoluciones del caso: SAP S 976/2019, STS 600/2020

 

    Esta sala ha visto el recurso de casación respecto de la sentencia 402/2019, de 9 de julio, dictada en grado de apelación por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Santander, como consecuencia de autos de juicio ordinario núm. 441/2018 del Juzgado de Primera Instancia núm. 8 de Santander, sobre carácter usurario de crédito revolving.

 

      F A L L O .- Por todo lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad que le confiere la Constitución, esta sala ha decidido 1.º- Desestimar el recurso de casación interpuesto por Wizink Bank S.A. contra la sentencia 402/2019, de 9 de julio, dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Santander, en el recurso de apelación núm. 154/2019. 2.º- Condenar a la recurrente al pago de las costas del recurso de casación que desestimamos, así como la pérdida del depósito.

 

   Ratificando la dicha sentencia en sus fundamentos de derecho: doctrina jurisprudencial sentada en la sentencia del pleno del tribunal 628/2015, de 25 de noviembre  ,

“ fundamento TERCERO.- Decisión  del  tribunal (I):  doctrina  jurisprudencial  sentada en la sentencia del pleno del tribunal 628/2015, de 25 de noviembre:

1.- La doctrina jurisprudencial que fijamos en la sentencia del pleno de esta sala 628/2015, de 25 de noviembre, cuya infracción alega la recurrente, puede sintetizarse en los siguientes extremos:

i) La normativa sobre cláusulas abusivas en contratos concertados con consumidores no permite el control del carácter «abusivo» del tipo de interés remuneratorio en tanto que la cláusula en que se establece tal interés regula un elemento esencial del contrato, como es el precio del servicio, siempre que cumpla el requisito de transparencia. La expresión de la TAE es requisito imprescindible, aunque no suficiente por sí solo, para que la cláusula que establece el interés remuneratorio pueda ser considerada transparente.

ii) Para que la operación crediticia pueda ser considerada usuraria, basta con que se den los requisitos previstos en el primer inciso del art. 1 de la Ley de Represión de la Usura, esto es, «que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso», sin que sea exigible que, acumuladamente, se exija «que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales».

iii) Dado que conforme al art. 315, párrafo segundo, del Código de Comercio, «se reputará interés toda prestación pactada a favor del acreedor», el porcentaje que ha de tomarse en consideración para determinar si el interés es notablemente superior al normal del dinero no es el nominal, sino la tasa anual equivalente (TAE), que se calcula tomando en consideración cualesquiera pagos que el prestatario ha de realizar al prestamista por razón del préstamo, conforme a unos estándares legalmente predeterminados.

iv) Para determinar si el préstamo, crédito u operación similar es usurario, el interés con el que ha de realizarse la comparación es el «normal del dinero». Para establecer lo que se considera «interés normal» puede acudirse a las estadísticas que publica el Banco de España, tomando como base la información que mensualmente tienen que facilitarle las entidades de crédito sobre los tipos de interés que aplican a diversas modalidades de operaciones activas y pasivas. No es correcto utilizar como término de comparación el interés legal del dinero.

v) La decisión de la Audiencia Provincial de considerar como «no excesivo» un interés que superaba ampliamente el índice fijado en la instancia como significativo del «interés normal del dinero» (el tipo medio de los créditos al consumo) no fue correcta, puesto que la cuestión no era tanto si ese interés es o no excesivo, como si es «notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso», y una diferencia tan importante respecto del tipo medio tomado como referencia permite considerar el interés estipulado como «notablemente superior al normal del dinero».

vi) Corresponde al prestamista la carga de probar la concurrencia de circunstancias excepcionales que justifiquen la estipulación de un interés notablemente superior al normal en las operaciones de crédito al consumo.

vii) No pueden considerarse como circunstancias excepcionales que justifiquen un interés notablemente superior al normal del dinero el riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito al consumo concedidas de un modo ágil y sin comprobar adecuadamente la capacidad de pago del prestatario, por cuanto que la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico (…)”.

   Y entre otras Sentencias de juzgados de primera instancia e instrucción nº 5 Alcobendas  donde dicta Sentencia contra Bankinter Consumer Finance por falta de transparencia y usura de la tarjeta Capital One, por unos intereses abusivos y falta de transparencia de la entidad financiera, todo ello , en línea del alto tribunal  por falta de control en la transparencia, e intereses muy superior al interés medio ordinario, en diversas sentencias contra diversas entidades financieras, en este tipo de productos.

En la sentencia, el juzgado anula la deuda del cliente, y obliga  a la entidad a devolver al afectado todos los intereses pagados de más-

    Otro juzgado, en sentencia reciente de   S E N T E N C I A Nº 000164/2021En Pamplona/Iruña, a veintinueve de abril de dos mil veintiuno.

      Vistos  , Juez del Juzgado de Primera Instancia nº 5 de Pamplona, 

      FUNDAMENTOS DE DERECHO PRIMERO. - “...Se señala en el escrito de demanda que el 13 de noviembre de 2013, el demandante suscribió un contrato de tarjeta de crédito revolving, Tarjeta Obsidiana VISA BP, con la mercantil demandada, en el que, entre otras estipulaciones, se fijó un tipo de interés para pagos aplazados y disposiciones a crédito del 26,82 %TAE. A juicio de la demandante el contrato suscrito es nulo por cuanto el interés remuneratorio fijado resulta usurario, dado que es notablemente superior al normal del dinero en la fecha en que fue concertado el contrato. Con carácter subsidiario argumenta que la cláusula que fija el citado interés no supera los controles de inclusión y transparencia y, subsidiariamente a lo anterior, que la referida cláusula y la que establece el seguro de protección de pagos son abusivas. Por último, manifiesta que existe un error en el consentimiento por falta de adecuada información sobre el producto contratado.

   FALLO:  que DEBO ESTIMAR Y ESTIMO íntegramente la demanda interpuesta por el procurador, en nombre y representación de cliente  , contra BANKINTER CONSUMER FINANCE EFC S.A. y, en consecuencia:

 

  1.- Debo declarar y declaro la nulidad, por usurario, del contrato de tarjeta de crédito suscrito por DON Bienvenido con BANKINTER CONSUMER FINANCE EFC S.A. el 13 de noviembre de 2013.

   2.- En consecuencia, debo declarar y declaro que DON Bienvenido tiene la obligación de entregar a BANKINTER CONSUMER FINANCE EFC S.A. únicamente el capital del que ha dispuesto en concepto de financiación.

 3.- Y, por ello, debo condenar y condeno a BANKINTER CONSUMER FINANCE EFC S.A. a reintegrar a DON Bienvenido las cantidades que, en su caso, haya percibido y que excedan del referido principal, más los intereses legales devengados desde la fecha de interposición de la demanda.

   4.- Debo condenar y condeno a BANKINTER CONSUMER FINANCE EFC S.A. al pago de las costas causadas en el presente procedimiento.

    Usted puede ser el próximo cliente, de Bankinter o grupo Bankinter en tener su deuda anulada, y volver a respirar tranquilo, sin que tal deuda le agobie más.

Si busca abogados especializados en usura, haga click en el enlace.

Etiquetas: , , ,

12/10/2021 07:38 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.

26/07/2021

Abogados para reclamaciones por intereses abusivos MURCIA

No puedes más ,sus pagos de tarjetas le ahogan,  posiblemente no se paró a pensar que tiene en sus manos un producto con intereses abusivos , falta de transparencia de lo que contrato, no se paró a escuchar lo que era una ‘’ tarjeta revolving ‘’ producto vendido en masa por empresas como Wizink, Caixa, Sabadell, BBVA, Santander y otras.

  La justicia , cada vez más está estimando demandas, de personas como usted, que no sabían que tenía una solución a su problema, ejemplo ello , la sentencia de la  AUDIENCIA PROVINCIAL DE MURCIA SECCION PRIMERA Rollo de Apelación nº 672/19 Juicio Ordinario nº 749/17Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Murcia SENTENCIA Nº 339/19 en Murcia, a 2 de diciembre de 2019, entre otras, más recientes de 2021.

     Son productos financieros abusivos, que cuestan miles de millones de euros a los usuarios que las contrataron, no siendo informados de los altos costes de usarlas, FALTA TRANSPARENCIA, otro motivo donde el Tribunal Supremo a dado razón al consumidor.

¿Quieres que abogados especializados en reclamar intereses abusivos en tarjetas de crédito revolving estudien su caso de manera gratuita y sin compromiso?, NO LO PIENSES MÁS, LLAMANOS.


Tienes un producto cuyas cláusulas abusivas, te han llevado a una especie de condena perpetua, a tu economía, frena dicha situación no serás ,ni el primero ni el último en arreglar esto.


¿Qué son las tarjetas de crédito revolving?

Las tarjetas y créditos revolving se caracterizan por ser un sistema donde el capital que se pone a disposición del cliente puede ser retirado o gastado mediante disposiciones con la tarjeta.

Conforme el consumidor paga cuotas, la parte amortizada vuelve a estar disponible para ser gastada.

El saldo prestado ronda cantidades de 600 € a 15000€, si bien, es habitual que con cierta regularidad el emisor de la tarjeta vaya ampliando el límite, no siendo extraño que alcance los 25000 €, e incluso más.

Por defecto viene con los pagos aplazados y, además, con unos intereses más altos que los establecidos para las tarjetas de crédito convencionales y, bastante más, que para un crédito al consumo.

Conforme la persona va pagando la deuda, vuelve a tener a su disposición el capital inicial para utilizarlo. PRODUCTO PERPETUO, donde el condenado es usted y su familia.

El problema está en que la persona nunca termina de satisfacer dicha deuda, pues, en el pago mensual, que será de una cuota fija o un porcentaje de la deuda, suelen incluirse comisiones, cuotas, prima de seguro, etc y muy poco capital se destina al pago de lo que se debe.

En ocasiones, la cuota establecida mensualmente no cubre el capital que se ha utilizado, lo que va inflando el endeudamiento, pues la cuota cubre sólo intereses no el capital concedido.

Todo depende del porcentaje que el cliente escoja ir satisfaciendo, que por defecto viene establecido (un 3%) y para modificarlo requiere contactar con la entidad, que suele hacer caso omiso.

En cuanto a los intereses, cuentan con unos del 20% al 30% TAE.

Por ese motivo, miles de clientes, quieren anular este producto, existen muchos, que, por ejemplo, quieren anular su tarjeta de crédito de diversas entidades financieras y marcas asociadas, SANTANDER CONSUMER, IBERCAJA, CAIXA, BBVA, WIZINK, WORTEN, RENFE , ALCAMPO, CARREFOUR ,una larga lista de entidades,  donde alguna entidad ha emitido miles de tarjetas y la han  absorbido otras entidades emisoras de tarjetas de crédito revolving.

Una de las más demandadas es wizink, o Santander Consumer, de hecho, la sentencia que abrió la posibilidad de reclamar por estas tarjetas fue contra wizink.

Recientemente no solo se demanda por usura, también por falta de transparencia e información, así como por incumplimiento de la normativa bancaria y de créditos al consumo, lo cierto es que en su comercialización se vulneraron las más elementales normas de venta de productos financieros.

La entidad Wizink, por ejemplo, las vendió en todo tipo de establecimientos, pues no posee oficinas físicas abiertas al público.

Aeropuertos ( RENFE ), supermercados ( ALCAMPO, CARREFOUR u otros) puerta fría, bares, etc eran escenarios habituales en los que comerciales sin escrúpulos endosaron estos productos sin dar la más mínima información al cliente, más allá del "gratis", que únicamente se refería a la posesión de la tarjeta, no así al dinero que se gastaba o retiraba.

Etiquetas: , , , , , ,

26/07/2021 12:49 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.

18/07/2021

TARJETAS VAMPIRO

Te sorprende el título?, voy a explicártelo en un momento, antes de nada, ponerte en situación, voy a hablar de las tarjetas revolving, ese regalo envenenado que han podido colarte en un supermercado, en el hall de una estación o en la oficina de tu banco.

Las llamo “tarjetas vampiro” porque poco a poco te van chupando la sangre (los euros), cobrándote mes a mes una cuota con la que nunca terminas de pagar, y que, a poco que te despistes, te cargan comisión tras comisión hasta hacerse un crédito infinito.

Bajo titulares llamativos de solo el 2,5% de interés han captado a miles de clientes que seguramente no sabían dónde se metían, ese bonito “2,5% de interés”, es mensual, lo que lo convierte en un 30% anual.

Si, has leído bien, 30% anual.

Esto es, que si gastas, supongamos 1000 euros, y pagas una cuota mensual de 40 euros, estás serán las cuentas:

1000 € al 30% de interés anual (2,5% mensual) = 300 euros

300 euros entre 12 mensualidades= 25 euros

40 euros de mensualidad = 15 euros al principal , 25 euros a intereses

Con la primera cuota habrás reducido tu deuda a 985 €, que a su vez vuelven a generar un 30% de interés anual.

Ahora haz cuentas de cuánto tiempo vas a tardar en pagar esos 1000 euros. Años, muchos años…

Seguramente esto no te lo planteaste cuando te hiciste la tarjeta, tampoco nadie se molestó en darte las explicaciones oportunas, puede que ni te dieran el contrato, o que el mismo tuviera las condiciones en letra minúscula en la parte de atrás y en un lenguaje que no entendería ni John Nash (el de una Mente Maravillosa).( https://es.wikipedia.org/wiki/John_Forbes_Nash)

Por suerte, en España, que somos muy modernos tenemos una Ley, de 1908, esto es, del siglo pasado, que permite defenderse de la usura, porque para mi, un tipo de interés de esa magnitud es “usura pura y dura”.

¿Quieres saber cómo librarte de los intereses abusivos en las tarjetas revolving?, contacta con un despacho especializado en tarjetas revolving.

Etiquetas: , , , , ,

18/07/2021 22:35 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.

09/10/2020

ANTECEDENTES DE HECHO

 

PRIMERO.-

La parte demandante presentó el día 31/01/2019 demanda de juicio ordinario en la que tras exponer los hechos y fundamentos jurídicos que consideró aplicables solicita se dicte sentencia por la cual:

A. Se resuelva el contrato y se condene a la demandada a:

1.-Al pago de la cantidad de 5000 euros, en concepto de cantidad necesaria para completar el tratamiento inicialmente contratado con iDental, más los intereses que pudieran corresponderle desde la interposición de la presente demanda.

2.- Se condene a la demandada al pago de la cantidad de 34.200 euros a mi cliente, en concepto de indemnización por el daño moral ocasionado y sufrido, más los intereses que pudieran corresponderle desde la interposición de la presente demanda.

Subsidiariamente, respecto de esta petición, se condene a la demandada al abono a mi cliente de las cantidades que SSa establezca de acuerdo con su criterio y las reglas de la sana crítica en concepto de indemnización por los daños morales ocasionados y sufridos por mi cliente, más los intereses que pudieran corresponderle desde la interposición de la presente demanda.

B. Subsidiariamente, y para el hipotético supuesto de que se considerase que el contrato ya está resuelto o de que se estime que no es necesaria su resolución se condene a la demanda a:

1-. Se condene a la demandada, al pago de la cantidad de 5.000 euros, en concepto de cantidad necesaria para completar el tratamiento inicialmente contratado con iDental, más los intereses que pudieran corresponderle desde la interposición de la presente demanda.

2.- Se Condene a la demandada al pago de la cantidad de 34.200 euros a mi cliente, en concepto de indemnización por el daño moral ocasionado y sufrido, más los intereses que pudieran corresponderle desde la interposición de la presente demanda.

Subsidiariamente, respecto de esta petición, se condene a la demandada al abono a mi cliente de las cantidades que SSª establezca de acuerdo con su criterio y las reglas de la sana crítica en concepto de indemnización por los daños morales ocasionados y sufridos por mi cliente, más los intereses que pudieran corresponderle desde la interposición de la presente demanda.

Y en todo caso, se condene a la demandada al abono de las costas procesales causadas por este procedimiento.

 

SEGUNDO.-

Admitida a trámite la demanda se emplazó a la parte demandada, que se personó y contestó a la demanda en el sentido de formular oposición solicitando una sentencia desestimatoria con costas a la parte demandante.

 

TERCERO.-

Celebrada audiencia previa, en la que las partes ratificaron sus respectivos escritos alegatorios, y propusieron prueba de documentos e interrogatorio de testigos, que se admitió y practicó en el juicio celebrado el 01/10/2019, en el que después de realizar las conclusiones finalizó para sentencia.

 

CUARTO.-

En la tramitación de este procedimiento se han observado las prescripciones legales.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

 

PRIMERO:

Planteamiento.-

1.- Con fecha 17 de agosto de 2015, D. Felisa, acudió a la clínica iDentalsita en Valladolid, C/ Zanfona nº 8, con la que contrató un tratamiento de colocación de implantes en ambas arcadas -4 en la superior y 5 en la inferior- y unas prótesis removibles, por un precio de 3.000 €, ofreciéndole la clínica la posibilidad de financiarlo a través de la entidad Fracciona (actualmente EVOFINANCE), mediante el pago de 36 cuotas mensuales por un importe cada una de 83,34 €, que es aceptado, suscribiendo al efecto el hijo de la paciente, D. Luis Carlos, el correspondiente contrato de préstamo vinculado al servicio odontológico, por percibir ingresos por cuenta ajena -a diferencia de su madre- con lo que se reforzaba la solvencia de la operación financiera. El crédito ha sido totalmente satisfecho.

2.- En la demanda interpuesta por D. Felisa y D. Luis Carlos, frente a la entidad financiera se solicita que se declare la resolución del contrato o de entenderlo ya resuelto, en cualquiera de los casos, al amparo de los arts. 26 y 29 de la Ley 16/2011, de 24 de junio , de Contratos de Crédito al Consumo ( LCC ), se condene a la demandada al pago de las cantidades de 5.000 € en que se valora el coste necesario para completar el tratamiento inicialmente contratado con iDental, y de 34.200 € como indemnización por el daño moral ocasionado y sufrido, más los intereses que pudieran corresponderle desde la interposición de la demanda.

3.- La reclamación postulada en la demanda se apoya en que, el tratamiento dental fue defectuoso (prótesis inferior rota, movilidad de los tornillos, prótesis rota en un diente de arcada superior) y se interrumpió de forma unilateral por iDENTALmediante el cierre de sus clínicas a mediados del año 2018, como es conocido, dejando pendiente de ejecución parte de dicho tratamiento, con los consiguientes perjuicios para la paciente que tenía dificultades para comer por la inflamación continua, dolores de cabeza, temor a contagios de VIH y hepatitis, y además con las consecuencias de problemas laborales, pérdida de capacidad para relacionarse, vergušenza, soportar una deficiencia física que ocasiona también problemas psicológicos de diversa índole, etc. y en definitiva todo tipo de problemas que conforman un daño moral resarcible.

4.- La entidad financiera se opone a la demanda. Al respecto alega: 1º) falta de legitimación activa de Dª. Felisa, con quien la demandada no ha mantenido relación contractual alguna, desconociendo que el préstamo suscrito por su hijo, D. Luis Carlos, estuviera destinado a financiar el tratamiento dental de aquella; 2º) falta de legitimación activa de D. Luis Carlos, por no constar que haya efectuado reclamación previa alguna contra la proveedora del servicio, la clínica, por lo que no cumple el requisito exigido en el art. 29.3 b) L CC ; 3º) falta de prueba en relación a que el tratamiento dental practicado sea defectuoso o parcial, e impugnación de la valoración del tratamiento corrector y del daño moral, del que además cuestiona que proceda la indemnización a su cargo pues supondría su conversión en una especie de aseguradora universal del devenir del tratamiento en clínicas dentales sobre las que no tiene ningún control, además de que entiende que la acción de daños y perjuicios no deriva del contrato, ni del incumplimiento del mismo, sino de la producción culposa por un tercero de un daño.

 

SEGUNDO:

Examen de la legitimación activa: (i) consumidor material y consumidor jurídico; (ii) requisito de la reclamación previa exigida en el art. 29.3.b) L CC .-

1.- Para analizar la cuestión referente a la legitimación han de tenerse en cuenta las premisas fácticas siguientes: 1ª) a través de la documental aportada por la demandada, consta acreditado que el contrato de préstamo por importe de 3.000 € fue solicitado en fecha 13 de agosto de 2015 por D. Luis Carlos a la entidad Fracciona, y estaba destinado a financiar un tratamiento dental en la clínica iDENTALen Valladolid, que es quien directamente recibe el capital prestado; 2ª) los recibos bancarios de adeudo por domiciliación que se acompañan con la demanda, justifican el total abono por el mencionado prestatario de la totalidad de las cuotas mensuales (36 meses) de amortización fijadas en el contrato; 3ª) la documentación clínica obrante en el procedimiento, junto con la declaración testifical del marido y padre de los demandantes, son reveladores de que el tratamiento dental fue recibido por Dª. Felisa, y que la razón de suscribir el préstamo su hijo, fue porque esta disponía de una nómina a diferencia de aquella que carecía de recursos regulares para afrontar la financiación, que le fue ofrecida por el personal de la clínica al tiempo de convenir el tratamiento.

2.- Como puede verse, la persona a la que se presta el tratamiento dental y la que celebra el préstamo destinado a su financiación son distintas, lo que sin embargo no las priva de legitimación. En efecto, la noción de consumidor que se contiene en el art. 3 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre ("son consumidores o usuarios las personas físicas que actúen con un propósito ajeno a su actividad comercial, empresarial, oficio o profesión") , está caracterizada por la finalidad que se de al acto de consumo, de modo que en una interpretación amplia, tal cualidad y la protección legal que dispensa el ordenamiento jurídico, debe abarcar -cuando no coinciden ambas figuras en el mismo sujeto- tanto al denominado "consumidor material" -el que obtiene el bien o utiliza el servicio sin haberlo contratado- como al "consumidor jurídico" -el que lo contrata-, y ello porque es la interpretación que mejor se acomoda a la normativa europea ( Directiva 93/13/CEE del Consejo) y nacional ( art. 51 CE y RDLeg 1/2007 ) tuitiva de los derechos de consumidores y usuarios; es más, el propio RDLeg 1/2007 al regular el ámbito de protección en materia de responsabilidad civil por bienes o servicios defectuosos, trasciende de la mera condición de parte negocial para referirse en su art. 128 a todo "perjudicado".

Este sentido omnicomprensivo del consumidor material y jurídico a efectos de tutela se ha pronunciado, por ejemplo la SAP Granada secc. 3ª del 16 de febrero de 2002 (Roj: SAP GR 430/2002 - ECLI: ES:APGR:2002:430) que dice "Económicamente el consumidor, es aquella persona que adquiere bienes o utiliza servicios para satisfacer sus necesidades personales y familiares, en suma, domésticas. Ahora bien conviene aclarar, acudiendo a la noción de consumidor jurídico, que no es otro, que el que realiza el acto o negocio jurídico de adquisición, y de consumidor material; que es el que lleva a cabo la utilización, uso o disfrute del bien, que los dos conceptos (el de consumidor jurídico y material), pueden no coincidir, lo que no empece, en ambos casos, la calificación estudiada: la de consumidor".

3.-En el supuesto examinado es claro que los dos demandantes, tanto la madre que recibe el tratamiento dental como el hijo que conviene su financiación, contratan con la clínica y la entidad financiera, con un propósito extraño a una actividad comercial, lo que constituyen -el servicio dental y su financiación- verdaderos actos de consumo a los que se debe dispensar la protección legal correspondiente, a diferencia de la clínica y la entidad prestamista, que actúan con un propósito relacionado con su actividad comercial o profesional. Por consiguiente, debe reconocerse legitimación activa a ambos demandantes, máxime cuando concurre una vinculación entre los dos contratos, de prestación de servicio odontológico y de crédito para financiarlo, que como se verá tiene incidencia en la comunicación de determinados efectos dado su nexo funcional.

4.- También se excepciona la legitimación de D. Luis Carlos por no haber reclamado judicial o extrajudicialmente, por cualquier medio acreditado en derecho, contra el proveedor sin haber obtenido la satisfacción a la que tiene derecho, requisito este preceptuado en el art. 29.3.b) L CC para que el consumidor, pueda ejercitar contra el prestamista los mismos derechos que le correspondan frente al proveedor de los bienes o servicios adquiridos mediante un contrato de crédito vinculado.

5.-Este requisito de la reclamación previa ha sido interpretado con flexibilidad por la jurisprudencia desde una doble perspectiva: primera, la forma mediante la que puede instrumentarse la reclamación extrajudicial frente al proveedor; y segunda, el cauce procesal al que puede recurrirse para ejercitar aquel derecho derecho. Con respecto al primer aspecto, la STS de 24 de noviembre de 2016 ( ROJ: STS 5165/2016 - ECLI:ES:TS:2016:5165 ) indica que: "la razón del requisito de que se haya formulado una reclamación previa al proveedor estriba en la necesidad de que el incumplimiento del vendedor del bien o proveedor del servicio no sea opuesto por primera vez cuando el financiador reclame el pago del préstamo concedido, sino que previamente se haya puesto en conocimiento del proveedor el incumplimiento del contrato por las deficiencias del producto o servicio suministrado o su no conformidad con lo pactado, y se le haya colocado en la tesitura de dar una respuesta satisfactoria al consumidor. De este modo, el ejercicio de derechos frente al financiador es subsidiario de la puesta en conocimiento del incumplimiento al proveedor y la exigencia de un remedio efectivo a tal incumplimiento.

Teniendo en cuenta la razón de la previsión legal, y tomando en consideración la realidad social de los nuevos medios de relación entre proveedores y consumidores, ha de entenderse que la reclamación extrajudicial puede consistir no solo en la remisión de un escrito o la interposición de una demanda, sino también en otras conductas que necesaria y concluyentemente suponen tal reclamación frente al proveedor, por poner en su conocimiento el incumplimiento contractual y exigirle un remedio a tal incumplimiento".

6.- A la vista de las anteriores consideraciones, debe convenirse que se ha cumplimentado satisfactoriamente aquel requisito mediante la denuncia interpuesta por Dª. Felisa frente a Identalante los Juzgados de Instrucción de Valladolid, y la reclamación extrajudicial que le dirigió conposterioridad, sin que el hecho de que no figure entre los denunciantes o reclamantes el codemandante que suscribió el crédito financiero, sea obstáculo para tener por observado el requisito, que por la flexibilidad con la que debe ser interpretado y la finalidad que persigue, permite que indistintamente pueda ser efectuado por el consumidor material o el jurídico.

 

TERCERO:

Examen de los contratos vinculados.-

1.-No se cuestiona la vinculación de ambos contratos de prestación de servicios -tratamiento dental- y del préstamo destinado a su financiación, que constituyen una unidad comercial desde el punto de vista objetivo, de modo que con arreglo a lo previsto en el art. 29 L CC , el consumidor además de poder ejercitar los derechos que le correspondan frente al proveedor de los bienes o servicios adquiridos mediante un contrato de crédito vinculado, puede ejercitar esos mismos derechos frente al prestamista; para ello deben concurrir, el requisito de reclamación previa analizado en el precedente Fundamento jurídico, y el de "Que los bienes o servicios objeto del contrato no hayan sido entregados en todo o en parte, o no sean conforme a lo pactado en el contrato".

2.-En cuanto a este requisito del incumplimiento o defectuoso cumplimiento por el proveedor del contrato de adquisición de bienes o servicios, en el caso ahora enjuiciado, el tratamiento dental que se practica a la demandante, como indica el odontólogo Dr. Juan Carlos, en su informe y declaración testifical en el juicio, que ha examinado su estado buco-dental, consistió en la colocación de dos prótesis híbridas atornilladas, en la dentadura superior va sobre 4 implantes y en la inferior sobre 5; precisa dicho odontólogo que en la dentadura superior se observa que la colocación de la prótesis con relación a los implantes es errónea porque los dientes están demasiado vestibularizados, y el diente 13 está fracturado por la mala oclusión de la prótesis; en cuando a la arcada inferior, la prótesis está partida en dos lugares -distal del 33 y del 44-, las partes fracturadas están ausentes, lo que produce una oclusión parcial de ocho dientes. Concluye que ambas prótesis están deficientemente diseñadas, no cumplen los requisitos básicos de salud oral ya que no permiten limpiar la encía por debajo, por lo que como tratamiento corrector recomienda fabricar nuevas prótesis sobre los implantes realizados en sustitución de las colocadas en la clínica inicial, que presupuesta en la suma de 5.000 €.

3.-Acreditado el defectuoso cumplimiento del tratamiento dental y la reclamación previa insatisfactoria formulada contra el proveedor, el art. 29.3 L CC (al igual que contemplaba el art. 15.1 de la anterior Ley 7/1995, de 23 de marzo , de Crédito al Consumo) faculta al consumidor para ejercitar frente al prestamista los mismos derechos que tiene frente al proveedor. La norma (tampoco lo hace la Directiva 2008/48/CE que se incorpora al derecho interno por la vigente LCC ) no especifica cuáles son esos derechos ejercitables por el consumidor, pudiendo incluirse por aplicación de los arts. 1096 y 1098 del Código Civil, la pretensión de cumplimiento exacto -in natura o por equivalente pecuniario- o de reparación o sustitución siempre que sea realizable por un tercero a costa del financiador; tanto es así, que la demandada conocedora de esa responsabilidad, le ofreció a la demandante la posibilidad de buscar una solución a través de otra clínica dental. Desde esta perspectiva, procede la condena del demandado como financiador a pagar el coste del tratamiento dental corrector del servicio dental defectuosamente prestado por el importe reclamado coincidente con el fijado en el informe del dentista.

4.- Lo que no procede es la indemnización del daño moral que también se reclama, y en este sentido se comparte lo argumentado por la demandada, y es que, la obligación de indemnizar, aunque es una consecuencia del incumplimiento del contrato de consumo, no nace propiamente de este contrato, sino de una conducta personal del responsable (en este caso del prestador del servicio), antijurídica y dañosa. Es decir, la fuente de la obligación de indemnizar no dimana del contrato de consumo que obliga a entregar la cosa o ejecutar un servicio, sino que está fuera del mismo, en la producción culposa de un daño imputable al proveedor, del que no procede hacer responsable al financiador, que desconoce cuál pudiera ser el alcance de esta responsabilidad ajena que le pueden generar unas cargas que no puede prever en el momento de la concesión del crédito; de no ser así, se estaría exigiendo una prestación exorbitante e ilimitada al financiador, colocándosele en una posición más gravosa que a una aseguradora que siempre tendría como límite la suma asegurada.

5.- Finalmente señalar que, conforme a lo previsto en el art. 26.2 L CC "la ineficacia del contrato de consumo determinará también la ineficacia del contrato de crédito destinado a su financiación". Se produce así una propagación de la ineficacia del contrato de consumo al de financiación con el que está vinculado. El término "ineficacia" debe interpretarse en un sentido amplio que incluya cualquier forma de extinción del contrato (nulidad, resolución, rescisión,...) para así extender la protección del consumidor ante las distintas vicisitudes que pueden presentarse en el contrato de adquisición de bienes o servicios. En el supuesto de litis, el servicio de tratamiento dental que se contrató incurre en una modalidad de ineficacia negocial por incumplimiento o defectuoso cumplimiento con entidad bastante como para catalogarse de resolución. Al respecto la la SAP de La Coruña, Sección 5ª de 8 de marzo de 2007 (Roj: SAP C 222/2007 - ECLI: ES:APC:2007:222) según la cual "dentro del concepto amplio de ineficacia, que es el utilizado en el art. 14.2 de la LCC, al no hacer distinción alguna, se deben incluir, además de los casos de ineficacia en sentido estricto, comprensiva de todas aquellas situaciones sobrevenidas a la perfección del contrato que impiden a éste surtir efectos, como son la resolución o el desistimiento, los supuestos de ineficacia estructural, entre los que se encuentran la nulidad y la inexistencia".

 

CUARTO:

Régimen de costas.-

1.- Al estimarse parcialmente la demanda no se hace especial declaración en costas por aplicación del art. 394.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil .

Vistos los preceptos citados y demás de aplicación,

 

FALLO

Estimo parcialmente la demanda presentada por D. Felisa y D. Luis Carlos contra EVOFINANCE ESTABLECIMIENTO FINANCIERO DE CRÉDITO S.A.U., y en su virtud:

1.- Declaro la resolución del contrato de préstamo al consumo que vincula a las partes.

2.-Condeno a la demandada al pago a la parte actora de la cantidad de 5000 euros, más los intereses legales desde la interposición de la demanda.

3.- Absuelvo a la demanda del resto de las pretensiones deducidas frente a ella.

4.- No se hace especial declaración en costas.

Así por esta mi sentencia, lo pronuncio, mando y firmo.

Recurso.- La presente resolución es apelable en el plazo de los veinte días siguientes a su notificación en la forma prevista en los arts. 458 y ss. LEC , y, previa constitución del depósito para recurrir efectuado conforme a lo establecido en la Disposición Adicional Decimoquinta de la Ley Orgánica 1/2009, de 3 de noviembre .

Esta sentencia, perfectamente sería aplicable a la situación de concurso de acreedores de Dentix, quien entré en el mismo recientemente. Está pendiente de ser nombrado el administrador concursal de Dentix, que esperamos sea nombrado por el juez del concurso en breves fechas.

Etiquetas: , , , ,

09/10/2020 22:27 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.

18/07/2020

CONCEPTO DE DAÑO MORAL

El concepto de daño moral es una cuestión muy debatida por parte de la doctrina y no existe consenso en torno a lo que debe entenderse por daño moral.

La doctrina tradicional, dentro de las distintas clases de daños distinguía entre los daños patrimoniales y los daños no patrimoniales. Los primeros recaían sobre intereses patrimoniales del perjudicado y son, por ello, susceptibles de valoración económica. Por lo que se refiere a los daños no patrimoniales son los que afectan a intereses de difícil valoración económica y, en principio, no ofrecen la base más adecuada para su valoración en dinero.

Es en esta última categoría donde se encuadrarían los daños morales. No vamos a extendernos acerca de las múltiples teorías doctrinales que tratan de dar un concepto de lo que debe entenderse por daño moral. Decir que las diversas doctrinas se puede dividir en doctrinas de formulación negativa (definen el daño moral como aquel que no tiene las características del daño patrimonial) y en formulaciones positivas. Nada queda demasiado claro de la lectura de tales doctrinas, pero podríamos destacar aquellas que definen el daño moral como los padecimientos psicológicos que pueden venir derivados de otros daños (patrimoniales, físicos, etc.) o no (atentados contra el honor) que padece un sujeto por las acciones de otro/s debiendo haber un nexo causal entre el comportamiento de estos y los padecimientos de aquel exigiéndose además que hayan actuado con dolo o culpa.

En la jurisprudencia, antiguamente no se admitían los daños morales como objeto de resarcimiento. Posteriormente, se empezó a admitir la indemnización de daños morales cuando de estos pudieran derivarse daños patrimoniales (STS de 6 de diciembre de 1912). Actualmente, a partir de la STS de14 de diciembre de 1917, se empezaron a indemnizar los daños morales como tales, independientemente de sí ello pudiera tener repercusiones patrimoniales.

La jurisprudencia desde este momento irá ampliando el ámbito de los daños morales, pudiendo citar los siguientes bienes jurídicos como admitidos como parte de la noción de daño moral:

  • La lesión de los derechos de la personalidad (vulneración al honor, la intimidad y la propia imagen, regulados y protegidos por la L.O 1/1982). Dentro de las sentencias que catalogan el daño moral como lesión a los derechos de la personalidad, se pueden citar a título ejemplificativo, la STS de 18 febrero de 2015 75, en la que se declara la vulneración del derecho al honor, como consecuencia de la inclusión de los datos personales del demandante en dos registros sobre solvencia patrimonial
  • La vida y la integridad física. Así se consideran perjuicios morales por el dolor o el sufrimiento que supone la muerte de seres queridos, pudiendo citarse como ejemplo, la STS de 3 septiembre de 2012, sobre el Yak42, en el que se reconoció la indemnización del daño moral sufrido por los familiares de los fallecidos en el accidente aéreo, en el que fallecieron 62 militares españoles que volvían de su misión en Afganistán al estrellarse el avión en el que viajaban, en Turquía.
  • El ámbito psicoafectivo. Dentro de este ámbito, pueden incluirse todos aquellos sufrimientos físicos o psíquicos que acarrean en el sujeto de sensaciones tales como, impotencia, zozobra, ansiedad, angustia, trastorno de ansiedad, impacto emocional, sensación anímica de inquietud, pesadumbre, temor o presagio de incertidumbre, etc. Ahora bien, no se admite el resarcimiento del daño moral de las situaciones de «mera molestia, aburrimiento, enojo o enfado» que suelen originarse con frecuencia en nuestra vida cotidiana.
  • Otros daños:
    • Pérdida de oportunidad. (daño que sufre quien ve comprometida una posibilidad real de obtener un beneficio o evitar un menoscabo.)
    • El despido (cuando se declara improcedente).
    • Daño moral medioambiental (consistente en la incomodidad y en la dificultad de las condiciones de vida que derivan de un incidente ecológico)

 

Algunas sentencias identifican el daño moral con el impacto, quebranto o sufrimiento psíquico, la impotencia, conmoción, miedo, ansiedad o la angustia; otras hablan de daño psíquico. En estos casos, el daño moral es entendido como lesión de los derechos de la personalidad STS de 24 de julio de 2012 (RJ 20128371) e igualmente otras sentencias catalogan el referido daño como sinónimo de sufrimiento o dolor psíquico (STS de 1 de abril de 2003 (RJ 20033662) y STS de 6 julio de 1990 (RJ 19905780).

No obstante, puede constatarse que, actualmente, existe gran confusión en la concreta definición del concepto “daño moral” lo que conlleva una grave falta de rigor en el criterio seguido por las resoluciones judiciales

Los daños morales es un concepto que puede surgir al presentar una reclamación contra Dentix, e incluso al intentar cancelar una financiación con Dentix.

Etiquetas: , , ,

18/07/2020 08:19 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar