arbada

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2008.

10/12/2008

Invitación

  1.         Hola: Este blog ciudadano presentado por ARBADA, Asociación de Famililiares de enfermos con transtornos de la conducta alimentaria, va dirigido a todas personas interesadas en esta enfermedad. Queremos ir creando un espacio de comunicación, poco a poco entre todos, en base a opiniones y peticiones vuestras, con el objetivo de darnos ánimos, aportar sugerencias e intercambiar puntos de vista . Esperamos vuestras aportaciones que, sin lugar a dudas habrá alguien que las aproveche. Perded el miedo a escribir, descubriréis que sois capaces de hacerlo y, por supuesto, no dudeis de la confidencialidad que rige en el blog: nadie sabrá quien lo ha enviado. Se admiten todo tipo de seudónimos. Hasta pronto
10/12/2008 12:18 Enlace permanente. Tema: salud Hay 11 comentarios.

Bienvenido

Ya tienes weblog.

Para empezar a publicar artículos y administrar tu nueva bitácora:

  1. busca el enlace Administrar en esta misma página.
  2. Deberás introducir tu clave para poder acceder.

Una vez dentro podrás:

  • editar los artículos y comentarios (menú Artículos);
  • publicar un nuevo texto (Escribir nuevo);
  • modificar la apariencia y configurar tu bitácora (Opciones);
  • volver a esta página y ver el blog tal y como lo verán tus visitantes (Salir al blog).

Puedes eliminar este artículo (en Artículos > eliminar). Que lo disfrutes!

10/12/2008 11:37 Enlace permanente. Hay 4 comentarios.

15/12/2008

Pequeñas historias

          Comenzamos una serie de pequeñas historias, temas que surgen habitualmente en las familias donde existe el problema del trastorno en la conducta alimentaria. Tratamos de presentar asuntos que se desarrollan en la vida diaria con la idea de poner de manifiesto que son cosas que les pasa a más gente, que no sólo es a nosotros a quienes nos pasa, intentando apuntar, por otra parte, propuestas de solución que ayuden. No se pretende dar " la solución " porque cada caso es diferente, sino algo que aporte sugerencias y permita recoger más opiniones generando incluso un cierto debate positivo, objeto máximo de este blog. He aquí la primera muestra

LA VISITA



El tiempo transcurre con normalidad. Angel y María viven en un agradable piso que les ha costado lo suyo del que afortunadamente ya casi han olvidado la hipoteca. Laboralmente está bien, los dos trabajan, y el dinero llega para el día a día y permite alguna alegría familiar de cuando en cuando. Son gente amable, se llevan bien con los vecinos y la gente les ve como una pareja feliz. Ellos también piensan que lo son. Bueno, no lo dicen tan claro, comentan que son una familia normal, pero se les adivina una sonrisilla de satisfacción cuando hablan de lo que están haciendo, de sus ilusiones, del progreso de sus hijos Fernando y Carmen, de qué rápidamente crecen y quien diría que fue prácticamente ayer cuando nacieron. Tanto crecen que de vez en cuando ya se les va viendo su carácter. Definen sus gustos, el pelo de esta manera, la ropa de tal estilo u otras pequeñas cosas que les van marcando. De cualquier manera, en el fondo son buena gente y Angel y María no tienen quejas de ellos.

Todo va bien pero… un día los padres observan algo que no les suena bien. Es poca cosa, apenas un gesto que es diferente de lo habitual, No quieren darle importancia, habrá sido cosa de un mal momento, olvidémoslo, dicen. Sin embargo no lo pueden olvidar, por lo menos uno de los dos. No te obsesiones es la respuesta frecuente del otro. Se hacen esfuerzos porque así sea y resulta peor. Mientras tanto los gestos extraños de uno de sus hijos continúan e incluso aumentan. Hay menos comunicación, prisas por desaparecer de la tertulia familiar, no me pongas tanta comida que luego tengo que estudiar , estos pantalones me aprietan cada día más.


Los padres ven, observan, leen y buscan datos sobre problemas de este tipo que de vez en cuando salen a la palestra, y quién sabe de ellos los relaciona con la imagen, con la autoestima o polemiza con el mundo de las pasarelas y modistos. Angel y María no se pueden creer que ese problema vaya con ellos. Sería injusto que así fuera. Luchan, se rebelan, discuten, se enfadan, preguntan más y más. La palabra médico se hace familiar y las sospechas se confirman. La visita impensable, la visita inesperada ha llegado. La enfermedad está ahí.


Angel y María, sufren, callan y lloran. Pasa el tiempo y undía, en un silencio, se miran y se dicen “levantemos la cabeza”.


Y caminan.


15/12/2008 14:18 Enlace permanente. Tema: salud Hay 4 comentarios.

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar