Paseo

Llueve ligeramente y hay una temperatura agradable. Comenzamos la marcha. Nos encontramos a otros madrugadores; unos caminan, otros corren, los menos van en bici y los hay también que han plantado sus cañas en las orillas.
Los días festivos algunos ciudadanos nos convertimos en senderistas, caminantes, corredores, ciclistas, paseantes, pescadores y buscamos la naturaleza para reponernos un poco del desajuste ambiental de toda la semana y para recargar las pilas de cara a la próxima.
Bienvenidos sean los días de fiesta después del trabajo, porque un día de fiesta después de no haber trabajado el resto de la semana seguro que no es lo mismo.
19/10/2008 20:16 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar