Excursión

20090113194631-somport-7-r.jpg

Eran las 7,30 de la mañana cuando iniciamos el viaje. Al salir a la carretera, pudimos ver la luna en todo su esplendor; era el día de su fase  llena.

Hacia las 8,30, cerca ya de Huesca, detrás de las montañas, va apareciendo el sol, un sol que promete mucho y bueno,  sobre todo después de haber estado unos cuantos días en no se sabe donde; nadie tenía noticias suyas.

Un poco mas adelante, al iniciar la subida de Monrepos, podemos ver tremendos témpanos de hielo que cuelgan de las rocas; al cabo de pocos instantes, en un llano, toda la vegetación, árboles, hierbas y arbustos  cubiertos de una capa blanca de cencellada. El traspasar la vertiente del Monte es ya la sublimación de la naturaleza y la meteo: al frente, la cordillera de los Pirineos, con todas sus crestas cubiertas de nieve, reflejando el sol que ya se está instalando en el horizonte, y en el fondo, en el inmenso valle que se contempla desde la bajada, una especie de manto blanco, que unas veces semeja un mar en calma y otras un inmenso colchón de algodón.

Una vez llegados a la estación de deportes de invierno, iniciamos la excursión. Hay dos guías que nos explican, nos orientan y nos acompañan durante la marcha; nos muestran distintos tipos de piel de animales y nos explican como algunos de los habitantes de estos parajes (urogallos, sarrios, búho real, corzos y pocos más) van adaptándose a los duros inviernos. Parece que el urogallo es uno de los que peor lo pasa. Solo come hojas de pino; tienen poca sustancia y les viene justo para sobrevivir.

La marcha es suave, aunque al principio hemos tenido que remontar algunos desniveles un poco fuertes

Que difícil es describir la belleza de la naturaleza, el blanco impoluto de la montaña  nevada, con los reflejos de sol, sin pisadas y sin huellas

Después de reponer fuerzas, iniciamos el retorno y al llegar a Zaragoza, de nuevo y por el otro lado del que la vimos esta mañana, aparece la luna, todavía en esa redondez casi plena.

El día ha sido bueno, pero los expertos nos dicen que ha sido un paréntesis y que mañana volverá el invierno a sus andadas.

13/01/2009 19:47 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar