Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2009.

11/08/2009

Fiesta de los oficios

20090811233736-p8090060.jpg

Romanillos de Medinaceli, protagonista del día. Domingo de verano; mañana fresca, con esos aromas especiales después de una noche tormentosa.  Nubes que van y vienen. La claridad y limpieza que tiene el ambiente renovado, refrescado, limpiado y purificado por el agua que ha caído unas horas antes.
En Barahona nos desviamos y a pocos kilómetros encontramos el lugar de destino.
El pueblo está listo para su fiesta, la fiesta de los Oficios; la fiesta de  la participación,  preparada y trabajada por todos y cada uno de los vecinos y de los que, aunque ya no son, vuelven cada año para el verano.
El pueblo tiene  encanto; todas su casas son de piedra, sus calles relativamente anchas; la Iglesia, románica del siglo XII …; sin embargo,  me quedo con sus gentes, aquellos que están al frente de cada uno de los espacios donde se representa un oficio, los que orientan al visitante, los que han limpiado las calles, preparados los aperos, pegados los carteles, cortadas las plantas aromáticas, secado y envasado sus frutos; aquellos que han guardado y siguen guardando los útiles que hoy exponen, los que han sabido cambiar sus  vestidos ordinarios por la vestimenta de hace unos cuantos años.
Se nota que es un pueblo unido, vivo, que tiene algún objetivo común. Ese pueblo, difícilmente “decaerá”. Sus gentes, allá donde estén, sabrán responder cuando alguien les pida algo, por o para el pueblo.
Hemos visto segar, hacer adobes, lavar la ropa en el lavadero colectivo, hilar a mano y con rueca, tejer, doblar varas de olmo para hacer garrochas.
Hemos visto al alfarero moldear el barro, al apicultor mostrarnos los panales  y la centrifugadora donde se sitúan los mismos para extraer la miel que han elaborado las abejas.
La fragua estaba con el carbón encendido, esperando al herrero introducir la pieza para darle forma en el yunque.
El panadero estaba encendiendo el horno y en una habitación previa tenía preparada los cedazos para cerner la harina y el recipiente para amasarla.
Estaban en sus puestos los artesanos de útiles varios, los cesteros, los sogueros. Había una exposición  de diversos vestidos y en uno puesto te daban a degustar  mostillo.
Los del sector servicios y restauración tenían todo en marcha. Los rosquillos, la gran parrilla donde estaban asando la panceta y los chorizos; el bar donde se reúnen y toman las decisiones los que constituyen la peña del pueblo era el lugar idóneo para tomar el vermut con anchoa.
En la escuela, con una piedra labrada en el dintel de la entrada, que si no recuerdo mal hacía referencia al año 1867,  había carteles de la época, alguna vitrina  con libros de la época y  un banco. Nos han dicho que ese edificio será el próximo a restaurar.
Un carro recorría las calles del pueblo con aquellos niños que tenían ilusión en subir en él.
El taller de cantería, exponía una muestra de una piedra y todas las herramientas necesarias para darle forma.
Se estaban elaborando jabones a la antigua usanza, a base de sosa, agua y el  aceite doméstico que sobra.
El pastoreo tenía su rincón, haciendo  referencia a esas personas sabias, polifacéticas, que desde el tiempo de los celtíberos, han estado en contacto con la naturaleza, sabido predecir el tiempo, averiguar las horas, hacer refugios, elaborar pequeñas artesanías, decorar sus zurrones, cachabas, dirigir el perro que  evitara la dispersión de las ovejas, y no se nos olvide, superar todos los elementos meteorológicos y sobrevivir a la soledad. 
El pregonero iba haciendo sonar, de vez en cuando, ese instrumento  llamado trompetilla, con ese sonido tan característico, anunciando alguna exhibición en directo,  a la que acudían los dulzaineros seguidos de una parte de los interesados en verla.
El museo etnológico, instalado en el antiguo horno, contiene aperos, utensilios, objetos, instrumentos, herramientas que han servido para vivir y realizar las faenas en cada uno de los oficios.

Felicidades a todos los que han colaborado y mis mejores deseos de que no decaiga ese interés por su pueblo.

11/08/2009 23:43 Enlace permanente. Tema: Excursiones No hay comentarios. Comentar.

12/08/2009

Adaptación

Hace 27 años le dio un ictus que le paralizó  medio cuerpo. No sale prácticamente de casa. Las mañanas las pasa en la cama y las tardes en el sillón. Tiene una memoria excelente. Conserva parte de ese humor que le caracterizaba. Se cansa enseguida de leer y de ver la televisión y no escucha la radio. Hay palabras que no se le entienden bien pero está atento a la conversación. Tampoco se queja de nada. Es su vida. Su mujer, todo el día, a su servicio. Tampoco pierde la sonrisa. Aprovecha algunas situaciones favorables para hacer excursiones.
¿La vida se ha adaptado a ellos o ellos se han adaptado a la vida que les ha tocado vivir?
12/08/2009 16:57 Enlace permanente. Tema: Pequeños relatos No hay comentarios. Comentar.

13/08/2009

Estrellas

La noche, ese día de finales de julio, en aquel rincón un poco oscuro, era un espectáculo grandioso, eso sí: hay que tener en el cuello entrenado, porque hay que mirar hacia arriba y muy hacia arriba.
Son estrellas, muchas estrellas, miles de estrellas. Unas brillan más; otras, menos.
Hay puntos de luz intermitente, que se mueven; son los aviones. Unos van de este a oeste; otros, de norte a sur. A los que van a aterrizar en Barajas se les oye el cambio de ritmo. Les quedan pocos minutos para tomar tierra, pero esos han pasado a última hora de la tarde. Por la noche no se oyen tanto. Los de la noche deben ser aviones de largo recorrido y van más altos.
El cielo, el firmamento, ese gran espectáculo al que me refería, ese gran misterio; unos hablan del big bang, otros de la creación, obra de Dios. Algunos, también, conciliando las dos. Los hombres normales, o al menos, eso es lo que algunos nos creemos, no llegamos al fondo de la cuestión. Ahí está y ahí se queda, pero la armonía de una noche de verano, sin luna, a muchos metros de altitud, con miles de puntos de luz, por todos los lados es algo maravilloso y te habla de que Alguien (Dios) debió iniciar el proceso.
13/08/2009 22:53 Enlace permanente. Tema: Pequeños relatos No hay comentarios. Comentar.

14/08/2009

Paseo matinal

Son las ocho de la mañana y me doy un paseo por los alrededores de casa; recorro los caminos. La madrugada está fresca (10 grados), aunque el viento está en calma. Me encuentro un par de caminantes que ya vuelven de su rutina matinal.
Un poco más adelante veo a un hortelano en su huerto. No sé qué medidas tendrá, pero calculo que 5.000 metros por lo menos. Tiene más de 75 años y el año pasado le pusieron una prótesis de cadera, pero está como nuevo. Cultiva el huerto él sólo. En el invernadero tiene tomates, pimientos, lechugas. Fuera hay patatas, cebollas, etc. Viñas tiene para hacer unos 300 litros de vino. Árboles frutales, aromáticas. Es uno de los hombres más polifacéticos que conozco. Ha cultivado muchos oficios. Soldador, maquinista, mantenimiento de camiones, operario de fábrica. Toca la laúd. Le da tiempo a todo. Destila esencias de las plantas aromáticas. Hace vino. Me decía que ningún nieto le ayuda ni tiene interés alguno por el tema del huerto.
Ese mismo día me decía otro polifacético que tiene una tienda, que va a tener que cerrar porque nadie le sigue.
¿Por qué tienen tan poco seguidores los oficios antiguos? ¿Cuestión de esfuerzo, de rentabilidad económica, de prestigio social?
14/08/2009 17:55 Enlace permanente. Tema: Pequeños relatos No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar