El método

La película utiliza una selección de directivos de empresa para poner sobre el tapete diversos aspectos de la manera de actuar de las personas dentro de los grupos.

El sistema de selección, después de crear un ambiente de tensión, consiste en que sea el propio grupo el que vaya excluyendo poco a poco a los propios componentes.

Deben elegir un líder entre ellos, razonado los motivos; es la primera prueba para que uno salga de la selección. Los que quedan deben argumentar los motivos por los que ocuparían un espacio en un refugio nuclear, ya que hay un espacio menos del número que son los aspirantes. Este episodio se complica debido a que se entremezclan razones de sexo, de edad de hombre, mujer. Sale otro aspirante.

Se produce un descanso y se hacen pequeños grupos,  de dos en dos. En una conversación de uno de los grupos, uno cuenta al otro algunos pasajes de su vida profesional, que luego, en un momento de debilidad, la otra persona manifiesta públicamente. Otro aspirante, fuera.

El tema idiomas, puesto en evidencia, a través de juegos, es el motivo de exclusión de otro.

La última prueba entre las dos personas que quedan, que se conocían  antes de esta selección, es un proceso muy sibilino. Hay dos seleccionadores y dos candidatos. Cada entrevistador  está con uno de los aspirantes tratándole  de influir en la decisión de expulsar al otro.

Es un juego de desgaste de la templanza, de la fortaleza de los candidatos. Quiere sacar de cada uno, a través de distintas presiones, los aspectos  negativos, más o menos ocultos, que todos tenemos.

Todos los sistemas de selección tienen lagunas. Algunas personas son más hábiles que otras en esconder, disimular, sus puntos débiles. No cabe duda que la mejor selección es la vida real, lo que haces con lo que te acontece, pero algo hay que hacer para  elegir entre varios, aunque el sistema que la película refleja no sea el más adecuado. 

15/11/2010 20:44 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar