Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2011.

20/02/2011

Pelicula

De dioses y de hombres es el título de la película.

La historia transcurre en algún lugar del Atlas, en Argelia. Un pequeño grupo de monjes en un Monasterio, cerca de un núcleo rural. Su “ora et labora” y su ayuda a la población son sus actividades normales.

Un grupo terrorista empieza desarrollar sus fechorías en la zona y hacen una primera incursión en el Monasterio. Este hecho provoca una primera reflexión colectiva en el grupo de monjes. Interesante ese primer momento de desconcierto en el grupo por la decisión unilateral que ha tomado el Abad. Se plantean la continuidad en el Monasterio, aceptar la ayuda de los militares… No toman ninguna decisión en firme y se dan un mayor tiempo de oración y reflexión.

Hay momentos increíblemente bellos y profundos en la película:

      Un pasaje de la música de “El Lago de los Cisnes” de Tchaikovski, cuando están reunidos todos alrededor de la mesa, bebiendo una copa de vino, a modo de comunión y despedida.

    El dialogo inicial del Abad y del terrorista jefe, repasando un pasaje de la Biblia, y la referencia al Nacimiento de Jesús.

    Una reunión don los dirigentes locales del pueblo, en la que estos les ruegan a los monjes que no se vayan, “ya que los monjes son la rama donde se ponen los pájaros(los habitantes del pueblo) y si ellos se van ya no tendrán donde poder estar”

    El dialogo sobre el amor entre un monje médico muy mayor y una adolescente.

    La imagen del grupo de monjes, rezando, todos juntos, enlazados por los hombros, en semicírculo, en medio de la pequeña iglesia, con el ruido de fondo de un helicóptero que se va acercando a ellos.

    Las imágenes finales, en la nieve, una vez ya secuestrados y conducidos por los terroristas, caminando con mucha dificultad, difuminándose poco a poco las figuras del grupo.

Una película que refleja el amor a Dios, prestado a través de la entrega y el servicio a los más necesitados, sean quienes sean; también refleja las dudas de cada uno de los monjes, las tribulaciones, hasta desembocar en la decisión final de continuar donde creen que deben estar.

Hay un dialogo precioso, en un ambiente de la naturaleza,  entre al Abad y un monje que le expone sus dudas, y que después, por amor de Dios,  esas dudas se convierten en la decisión de continuar.

En ningún momento de la proyección sentí que estaba viendo una película y unos actores. La naturalidad de todo el ambiente y de los distintos personajes hace que te metas dentro totalmente. Una película especial y muy bella.

 

20/02/2011 23:45 Enlace permanente. Tema: cine No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar