Se muestran los artículos pertenecientes al tema Reflexiones.

23/05/2010

Comunidad

Hubo épocas en que el sistema de vida de determinadas instituciones era en comunidad. Las órdenes religiosas vivían en comunidad.  En los colegios mayores se vivía en una especie de comunidad. La familia también se acercaba al concepto de  comunidad. La referencia a ese sistema me hizo pensar  en algunos aspectos positivos de esa manera de vivir; en el acercamiento al estudio, en la cercanía con el dialogo, en la discusión ordenada, en los intercambios, en la transmisión de conocimientos, en la salvaguarda de muchos tesoros, en los avances en los objetivos comunes, en los apoyos de unos a otros, en la competencia entre distintas comunidades. Todo ello, bastante  distinto a la individualidad de hoy. Gracias a aquello se avanzó en muchos descubrimientos. ¿Hay algo en nuestro sistema de vida, que haya sustituido la eficacia que se derivaba de ese vivir en comunidad? ¿Lo estamos haciendo suficientemente bien con los sistemas actuales o quizás deberíamos aplicar algunos de aquellos aspectos positivos?
23/05/2010 23:19 Enlace permanente. Tema: Reflexiones No hay comentarios. Comentar.

20/05/2010

Interés por los demás

Os habéis dado cuenta que hay muchas personas, que cuando están con los demás, solo saben hablar de ellos mismos? En general no se establecen diálogos, sino monólogos; aprovechan cualquier hueco para introducirse y ya no paran. Las carreras de los hijos, los pisos, los apartamentos, las vacaciones, los viajes. Todos son grandezas, pero las suyas. Tienen tanto interés por los demás, que ni se molestan en preguntar a sus interlocutores como se llaman.

 

20/05/2010 23:58 Enlace permanente. Tema: Reflexiones No hay comentarios. Comentar.

16/05/2010

Edificio rehabilitado

Están rehabilitando un edificio. Pienso en esa frase que nos dijeron y nos siguen diciendo: “Hacienda somos todos”. Tú pagas los impuestos. Algún organismo ha comprado el palacete con los impuestos que tú has pagado, con el objetivo, nos dirán,  de recuperar el patrimonio. Ese dinero, el que tú has pagado, se va al dueño del inmueble, que no le servía para nada y además le costaba su mantenimiento. El Organismo lo repara y lo amuebla, a través de los profesionales que ha elegido y después  pasará  a llenar el espacio vacío colocando a los amigos. Eso sí, tú  puedes echarle un vistazo por fuera.
16/05/2010 00:19 Enlace permanente. Tema: Reflexiones No hay comentarios. Comentar.

18/04/2010

Relaciones entre personas

En las organizaciones de jubilados coincidimos personas de distintas procedencias, profesiones, cultura, maneras de pensar, tendencias políticas, etc. Todos somos, a partir de la jubilación, simplemente ciudadanos, como tiene que ser. No tenemos tarjeta profesional, ni falta que nos hace. Deberíamos relacionarnos teniendo más en cuenta el presente que no el pasado, pero se puede observar que hay gentes, sobre todo si se conocían cuando estaban en activo,  que se tienen un poco de reparo y de distancia (¿envidia, poca confianza en ellos, su pasado profesional…?)

Parece que esta época de la vida, retirados ya del trabajo activo, la jubilación podría y puede ser una etapa muy interesante para conocernos algo más y colaborar a partir de los valores comunes, al margen de las profesiones que hemos tenido cada uno. Todos somos aprovechables y podemos aportar cosas.

Se puede observar también en algunas conversaciones  que solemos dar unas opiniones muy simples en unos temas muy complejos, que simplificamos mucho y nos quedamos, a veces, solamente con los detalles anecdóticos. Se han podido hacer el 95% de las cosas bien, pero solo hablamos de lo que no está tan bien. No ponemos matices, juzgamos muy a la ligera y creamos estados de opinión que no pueden ser los más equilibrados sobre determinadas personas, instituciones, o historias. Otro tema  observado es que suele haber un pequeño pique en los aragoneses y los castellanos, cuando hablan de la “unificación” de España del siglo XV. Cada uno habla de la aportación de su corona como la más importante de las dos. Que importa todo ello en el 2010. Será con nuestro trabajo en común como nos engrandeceremos todos. Las circunstancias del siglo XV es posible que no las podamos comprender bien porque es muy difícil situarse en unas épocas pasadas con la mentalidad de hoy.

18/04/2010 00:59 Enlace permanente. Tema: Reflexiones No hay comentarios. Comentar.

15/04/2010

Crisis y filosofía

El mundo conocido en la época de Alejandro Magno, según nos contaban, tenía ciertos elementos comunes con el mundo de hoy: Una sociedad donde había mucho relativismo, mucha incertidumbre, deudas, movimientos de gentes de unas zonas a otras, guerras, crecimiento de ciudades, individualismo, soledad, miedo social, bajada de salarios por exceso de oferta,  prestamos muy caros... 

En aquella época, quizás como contrapunto, surgieron los filósofos que cultivaron distintas disciplinas, la del saber, la de pensar, la de búsqueda, y entras las búsquedas la de la felicidad. Entre los filósofos se hacía  referencia a unos pocos:

Epicteto: La felicidad no consiste en adquirir y gozar, sino en no desear nada, pues consiste en ser libre.

Diógenes, el cínico: No guardar nada, no ambicionar. Hay en su filosofía un cierto desprecio del mundo exterior.

Zenón el Estoico: Hay en su pensamiento equilibrio, calma, serenidad, resignación  frente a las adversidades, cierta indiferencia sobre el mundo exterior.

Epicuro: Sensatez, El más grande bien es la prudencia, incluso mayor que la filosofía. De ella nacen las demás virtudes.

¿Dónde están los filósofos de hoy? ¿Qué recetas nos recomiendan? ¿Tenemos que seguir echando mano de los clásicos?

15/04/2010 23:07 Enlace permanente. Tema: Reflexiones No hay comentarios. Comentar.

13/04/2010

Blogs y wikis

He fisgoneado un poco en Blogia y me han parecido pocos los blogs que se escriben en un día, en dicho servidor, en una ciudad como Zaragoza. ¿Es posible que hayan sido  días de poca creatividad,  o quizás haya mucha gente que los publique en otro lugar? Cada uno escribe lo que le parece, eso es evidente, y, aunque hay algunos de buena calidad  en los contenidos o en las fotos, son los menos; da la impresión de que la mayoría son pruebas y ensayos; se producen muchos abandonos con bastante rapidez.

Hace unos años (2006) surgió una wiki en Zaragoza.  http://zaragoza.diwiki.org/index.php/Portada. He entrado en ella y me ha parecido que ha crecido muy poco en cuatro años. (11.555 visitas desde 2006 y 2.834 páginas, muchas ellas de fútbol- según indica la propia wiki-). ¿Quién mantiene esa wiki? Parece que cuando una wiki lleva el nombre de una ciudad debería cuidarse colectivamente algo más. ¿No estamos acostumbrados a este tipo de participación, de colaboración, o quizás no nos parece el sistema más adecuado?

¿Han perdido su razón de ser las wikis? ¿Hay tanta profusión de herramientas que vamos de un sitio para otro, picoteando, pero sin profundizar en nada?

Parecía que estas tecnologías nos iban a ayudar, y no cabe duda que puede ser  así si las utilizamos bien, pero  va a resultar que, entre todas las redes sociales que hay y los PPS que se reciben cada día, no da tiempo para hacer otra cosa. Es así que hemos cambiado una actividad por otra, pero quizás descuidando algunas cosas importantes, como pueden ser: realizar nuestro trabajo lo mejor posible, atender mejor a los nuestros, hacer más actividad física, relacionarnos con los demás cara a cara…,  o incluso descansar mejor
13/04/2010 23:23 Enlace permanente. Tema: Reflexiones No hay comentarios. Comentar.

27/03/2010

Libro

Saramago y Caín. ¿Qué se puede decir del libro? En principio, no me siento bien con su estilo, sus párrafos larguísimos, que en muchos casos son capítulos enteros. Los diálogos, los hace todo seguido, sin pausas. Mezcla expresiones de hoy con la época de la Biblia. Parece que algunos autores se pueden permitir licencias de todo tipo, en el estilo, en la forma y en el fondo. Éste, el fondo, es poner a dios a bajar de un burro. Ha utilizado  a caín y algunos pasajes del antiguo testamento para presentar un dios malo, un dios vengativo.

En la contraportada del libro, el editor habla de un irónico y mordaz recorrido en el que el lector asiste a una guerra secular, y en cierto modo, involuntaria entre el creador y su criatura.

Yo interpreto que no es una guerra involuntaria, sino más bien, una guerra planificada en todo su recorrido, desde el inicio al final, guerra en la que mueren todos, menos los dos protagonistas, dios y caín, y en la que los dos quedan muy mal parados, pero caín mejor que dios. Hay algún párrafo, algún episodio que puede mover hacia una sonrisa, pero no es lo que más prolifera en el libro.

27/03/2010 01:04 Enlace permanente. Tema: Reflexiones Hay 2 comentarios.

12/02/2010

A modo de bitácora

Un amigo estaba escribiendo una especie de bitácora. Hacía referencia a la última semana. Lo transcribo más o menos literalmente

Comentaba las contradicciones de la sociedad. La situación económica está muy mal; en Aragón hay más de cien mil parados y,  decía que sus hijos  habían tenido dificultades para encontrar un hotel el pasado fin de  semana en la nieve. Los bares, aquel sábado, a la hora del vermú estaban bien completos. El Corte Inglés estaba a rebosar.  No obstante, el pensaba que no es realmente una contradicción, ya que en estos tiempos de crisis, la gente que  trabaja tiene más oportunidades de gastar, porque hay rebajas en todos los sectores y en todos los gremios; es decir que, en general,  bajará el porcentaje de lo que consumimos en global, pero sigue habiendo un gran número de personas que hacen lo mismo que antes; y los que van al esquí, y al vermú son los que siempre han ido y seguirán yendo. Funcionarios, que tienen el sueldo asegurado, empresarios de todo tipo, empleados con trabajo, jubilados de pensiones altas... Normalmente, los no consumidores, los más pobres, los que no pueden gastar en determinados momentos, es decir a los que realmente afecta la crisis, son bastante invisibles y siempre lo han sido; están en sus casas, en sus barrios, en sus plazas.

Habia ido a renovar el carnet de conducir y se preguntaba ¿Son rigurosos y/o exigentes en la renovación del carnet de conducir?

Sería interesante hacer un estudio con muchas vertientes de algunos personajes titulares “vitalicios” de puestos de trabajo. Parece que el puesto fijo de por vida representa para muchos una situación muy especial a la hora de comportarse y de actuar. También pasa en la empresa privada, quizás un poco menos, porque la estabilidad de toda la vida es menor, pero también tienen su especial forma de mandar.

En el grupo de estudio  me he dado cuenta- él decía- que hay personas muy interesantes; lo que suele suceder es que pasamos demasiado deprisa por todo.

Ha sido jueves lardero; hace muchos años, en los pueblos era un día especial para los chicos. Una tarde de fiesta, de campo, de cuadrilla, casi del primer cigarro. Lo de muchos mayores, en este día, de hacer cola para que les den un trozo de longaniza, parece inentendible, pero sucede cada año.

12/02/2010 20:51 Enlace permanente. Tema: Reflexiones No hay comentarios. Comentar.

Sin cotización

He podido constatar el efecto demoledor que tiene el haber llevado una vida sin demasiado control y sin pensar en el futuro. Un persona que ha estado trabajando toda la vida (desde los 14 años)en el gremio de hostelería, unas veces por su cuenta y otras por cuenta ajena, no tiene el tiempo suficiente de cotización para poderse jubilar. Varias empresas en las que trabajó no le dieron  de alta, pero ha habido también muchas temporadas que él ha trabajado por su cuenta,  y ni se dio de alta ni cotizó, gastándose todo el dinero que ganaba. Ahora no tiene nada, ni trabajo, ni salud, sólo la beneficencia (como se llamaba antes). Lamentable, pero real en muchos casos. Vivirá del IAI o de alguna pensión no contributiva.

12/02/2010 00:06 Enlace permanente. Tema: Reflexiones No hay comentarios. Comentar.

01/11/2009

Conversaciones

Diego llevaba algún tiempo en esa situación que la sociedad llama jubilación. Desde que dejó su trabajo activo en la empresa, se había ido metiendo en varios tinglados, conocido a distintas personas y situado en diferentes ambientes.
Casi todas las mañanas iba a realizar sus actividades deportivas al parque; allí se encontraba a gusto. Unas veces porque era primavera, y el resurgir, el renacer, llenaba todo de alegría y de color; otras porque era otoño y éste suponía serenidad, variedad, alfombras de hojas secas; el invierno, en esos días claros, de sol limpio, bajo, directo, sin las hojas de los árboles le daban su tono,  y no digamos en verano, cuando todo el follaje, evitaba precisamente el paso del sol y apetecía la sombra de los árboles.
Un mañana, a una hora temprana, sentado en un banco del parque, descansando del paseo matinal, se encontró a José María.
José María había   luchado también en mil batallas y llevaba algunos años más que Diego en la jubilación.
A José María le gustaba la filosofía, el razonamiento, el pensamiento profundo; había estado trabajando en alguna época de su vida en recursos humanos; contaba entusiasmado, con esa facilidad para la retórica que tiene, sus disquisiciones con sus jefes, como les llevaba a su terreno para que pusieran todo su empeño en desarrollar la formación continuada en la empresa.
Decía con cierta tristeza que se habían quedado muchos episodios a medio acabar, que el tema de los recursos humanos es una entelequia en muchas empresas, y que todavía quedaba tajo para seguir luchando por la mejora de muchos aspectos.
Aquel día, no obstante, tenía algunas otros temas más actuales. Hablaba de algunas contradicciones: Como los mayores, con el caudal de cultura, de experiencia, de vida, de esfuerzo y sacrificios, al mismo tiempo que son y suponen un gran soporte para sus hijos y la sociedad en general,  a veces no son capaces de relacionarse adecuadamente con los de su misma edad cuando tienen tareas en las que colaborar; no son hábiles para trabajar en equipo, y, todavía, tienen arrebatos de soberbia y falso orgullo. Parece que había aspectos a mejorar.
Enseguida cambia de tema y me cuenta otros aspectos de lo que ha conseguido en esta etapa de su vida; el tiempo de lectura, los encuentros con sus nietos, la serenidad, la relativización de muchas cosas.
Independiente de lo bien que estás con ellos, cuánto cuesta, le decía a Diego, explicarles las cosas, jugar con ellos, comprenderlos, y precisamente esas dificultades son las que nos mantienen  despiertos, atentos, abiertos a la evolución de la sociedad, aunque no nos guste demasiado.
Se hizo la hora de tener que ir a recoger alguno de esos nietos al Colegio y se terminó la conversación.
01/11/2009 11:37 Enlace permanente. Tema: Reflexiones No hay comentarios. Comentar.

29/10/2009

Triunfo y derrota

Triunfo y derrota
El equipo de la ciudad  ha quedado campeón. Las  radios y  televisiones abren sus emisiones con el himno del club. Las portadas de los periódicos lo anuncian a toda página. Los hinchas van a la Plaza pública a celebrarlo. Los “héroes”, las “estrellas” llegan en autobús  descubierto; suben al balcón del Ayuntamiento y se exponen al público, que les vitorea. Las autoridades de la Comunidad o del Ayuntamiento hablan refiriéndose a “nuestro equipo”, “hemos ganado”, etc. Se atribuyen el triunfo.
¿De quién son los fracasos? ¿Cómo habría que “celebrarlos”? ¿Se solidarizan las autoridades  con el fracaso, hablan de “nuestro equipo” y de “nosotros” en esos casos? ¿Se someten los jugadores a exposición pública para ser “reconocidos” como correspondería?
Señores, que de los fracasos, se aprenda un poco, para no magnificar lo no magnificable, para llevar las cosas a su sitio, para dar importancia a  lo que tiene que ser importante. También, por supuesto a las referencias económicas de los  “héroes”.
29/10/2009 21:03 Enlace permanente. Tema: Reflexiones No hay comentarios. Comentar.

28/10/2009

Pan y fútbol

No lo puedo evitar. Siendo partidario del equipo, ahora, desde que el actual Presidente  hizo el mayor derroche en fichaje de futbolistas que  persona alguna se puede imaginar, cada vez que pierde  me alegro infinito y más todavía cuando el equipo contrario es muy pequeño y humilde. No caerá la breva de un descenso  
¿Quién creemos que pagará las consecuencias? Verdad que el Presidente no. Verdad que los futbolistas tampoco. Seguramente tendrá la culpa el utillero que se equivocó al dar la vestimenta. Pero también es posible que lo pague el entrenador; ¡qué digo que lo pague! Ahora, indemnizarán al actual y seguirán gastando dinero en el siguiente. ¿Hasta dónde se puede llegar en este tema?
Los aficionados seguirán  yendo al campo y los ciudadanos seguiremos sin protestar por ese dispendio, ese insulto al sentido común que sigue siendo el futbol, ese futbol.
Del “Panem et circenses” de Juvenal, o el Pan y Toros de hace unos años, hemos pasado al Pan y futbol y ¡mañana será otro día!
28/10/2009 19:00 Enlace permanente. Tema: Reflexiones No hay comentarios. Comentar.

27/10/2009

Mayores y sociedad

En el debate participaban una decena de personas. Las críticas de los que intervenían se dirigían hacia aquellos aspectos de la organización que no eran de su competencia directa y se olvidaban de que los temas en los que ellos eran partícipes tampoco funcionaban.

Lo primero, la crítica, poner a parir al otro, es fácil, cómodo. Uno se explaya e incluso se recrea.

Lo segundo, mirar hacia dentro, reflexionar,  ver lo que cada uno podía contribuir y no lo hace, asumir su cuota parte de responsabilidad en vez de diluirla, es más difícil.

Me estaba acordando de un libro que se titula El Poder Gris, del sociólogo  Gil Calvo. En una parte del mismo  se habla del futuro y se dice algo “sobre la reconquista del poder (de los mayores) mediante una revolución cultural que les devuelva su plena autonomía personal”.

Si bien considero que no se puede hablar de los mayores como grupo homogéneo, ya que hay mucha diversidad, para llegar a lo que dice Gil Calvo hace falta recorrer todavía un gran trecho.

Hay muchos mayores, ya sea individualmente, ya en grupo, que lo hacen muy bien, que participan activamente en la sociedad, que entregan una parte de su tiempo a los demás, ya sean sus nietos, sus hijos, a organizaciones de todo tipo, que participan en foros, que dan su testimonio, que se manifiestan contra todo lo que no se hace bien. El testimonio de estas personas ya sería suficiente motivo para alzar la voz.

Pero hay muchos más que se han dejado, o se dejan llevar, por el camino de lo fácil y de lo excesivamente cómodo y no se han unido todavía al grupo primero. Sería, con la suma de unos pocos más que se cambiaran de “bando” ( del “pasar de todo” a  una cierta actividad) , cuando el grupo de Los Mayores podría alzar la voz mucho más fuerte que ahora lo hace y hacer esa revolución cultural a la que hace referencia Gil Calvo.

Hoy, muchas instituciones saben y conocen esas debilidades del grupo que se denomina Mayores, y se aprovechan de ello planificando acciones vetustas, rutinarias, no innovando ni buscando una mayor participación. Todo lo que supone una mayor participación conlleva un mayor esfuerzo de dialogo, de acercamiento y  de búsqueda,  y eso supone mayor dedicación de los dirigentes a estos temas.

Los mayores que todavía no lo hacen, que han vivido la solidaridad en otras épocas de su vida,  deberían poner esas dosis de cordura, de sentido común, de buen hacer, de sensatez, que tanto necesita la sociedad de hoy.

27/10/2009 23:31 Enlace permanente. Tema: Reflexiones No hay comentarios. Comentar.

18/09/2009

Aceras y crisis

Esta mañana, a la hora del café, me he encontrado con un amigo. El encuentro ha sido en un trozo de acera que todavía estaba mucho más sucia que las demás. La mayoría de las aceras de la ciudad están de pena. Todo el mundo las ensucia y nadie las limpia. ¿No puede establecerse un plan de limpieza de aceras? ¿Es indigno limpiar las aceras? ¿No hay gente para limpiar aceras?
EL tema de la conversación ha sido la crisis. Mi amigo comentaba que la situación que estamos viviendo podría servir, al menos, para mentalizarnos de lo que hemos hecho mal, rectificar  y salir fortalecidos, pero creía que tampoco estaba sirviendo para esto.
Algunos aspectos que nos hemos planteado en la conversación:
¿Es suficiente el ambiente de crisis que existe para darnos cuenta  de su importancia? ¿Tiene que afectarnos directamente? ¿De qué manera tiene que afectarnos?
¿Hemos pensado o pensamos, en algún momento, que nosotros también podemos tener alguna parte de “culpa” en la crisis, o por el contrario la culpa siempre la tienen los demás?
¿Creemos que podemos hacer algo para ayudar a mejorar?
Todas las cuestiones que nos afectan como sociedad  las estamos desplazando o dirigiendo hacia la Administración Pública; parece que tienen la culpa de todo.  ¿Están haciendo los dirigentes políticos y sociales algo “culturalmente”, a través de pedagogía activa, bien en el Congreso, en el Senado, por medio de los partidos políticos, por las organizaciones, instituciones,  por la prensa, algo  que poco a poco, como la lluvia fina, nos pueda ayudar a reconducir nuestras actitudes?
¿Qué hacemos los ciudadanos, bien individualmente, bien a través de las asociaciones a las que pertenecemos? ¿Proponemos algo, buscamos soluciones, aportamos ideas, organizamos debates, nos manifestamos, nos revelamos?
¿Los medios de comunicación de tanta influencia hoy día, como lo están afrontando?
No sólo hay que  hacer declaraciones: exigimos…, haremos movilizaciones…, habrá un otoño duro. ¿Estamos dispuestos a sacrificios próximos para poder salir de la crisis? ¿Qué podemos aportar?
Mi impresión, la impresión de un ciudadano normal, es que se está desaprovechando una gran oportunidad de centrar las cosas que se habían desviado, de hablar de valores, del esfuerzo, de la solidaridad, de las obligaciones, del valor del trabajo, mejor todavía del valor del trabajo bien hecho, de educarnos en el consumo responsable, de modificar los subsidios y prestaciones, de actualizar las relaciones laborales…
Parece que una preocupación prioritaria debería ser el empleo, ya que el estar sin trabajo mucho tiempo o la dependencia prolongada de la asistencia pública o privada, mina la libertad y la creatividad de la persona y sus relaciones familiares y sociales, con graves daños en el plano psicológico y espiritual.
Sin duda,  en la actitudes que tenemos intervienen numerosas circunstancias  (siempre tenemos intenciones de trasladar la culpa a la sociedad que nos ha educado y en la que vivimos), pero la última responsabilidad será nuestra. Hay algo dentro de nosotros que nos dice lo que está bien y lo que no; otra cosa es que queramos justificarlo porque hacerlo bien nos puede suponer un mayor esfuerzo.
Trabajo y suerte para afrontarla de la mejor manera.

18/09/2009 00:01 Enlace permanente. Tema: Reflexiones No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar