BIODIVERSIDAD Y NATURALEZA

EL IMSP ALERTA DEL RIESGO DE DAR DE COMER A PALOMAS, PATOS O GATOS EN LA VÍA PÚBLICA

Un gesto tan habitual como echar migas de pan a las palomas o los patos, aparentemente inocuo, genera un constante problema de salud pública en Zaragoza. Aunque pueda parecer que se está haciendo algo "amable" con los animales, en realidad se favorece la excesiva proliferación de estas especies, alterando sus ciclos naturales de reproducción y sus modos de vida.

Echar comida a las palomas o los patos ayuda a que se reproduzcan con mayor facilidad, lo cual les convierte, en sí mismos, en una plaga. Además, los restos de esa comida arrojada en la calle impulsa otras plagas añadidas, como ratas o cucarachas. La Ordenanza municipal sobre la Protección, la Tenencia Responsable y la Venta de Animales prohíbe expresamente alimentar a animales ajenos en la vía pública.

Sólo en 2020, el IMSP (Instituto Municipal de Salud Pública) recibió 153 denuncias por molestias ocasionadas por palomas y solicitando capturas. Fueron capturados 2.043 ejemplares. Además, el IMSP hizo 2097 tratamientos de desratización y 372  de desinsectación.

Memoria 2020 control plagas - IMSP

FUENTE

  Hashtags:  #SaludPública  #Biodiversidad  

20/04/2021 13:23 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario

*

*
No será mostrado.


*

* Datos requeridos.

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar