Como arreglar una puerta

En nuestro blog de bricolaje somos conscientes de que muchas puertas a menudo dan problemas. Por ello, hoy os vamos a dar varias soluciones ante distintos problemas a los que quizá os toque enfrentaros y que os ayudarán a arreglar la puerta que podéis tener defectuosa en un momento determinado. Parea ampliar la información, pulsa este link.

Y es que las puertas son uno de los objetos más utilizados en un hogar. Cuando pasa el tiempo y las puertas experimentan diversas temperaturas y el material de la puerta tiende a deformarse e hincharse. Incluso los marcos de las puertas y las bisagras pueden cambiar gradualmente la forma, provocando crujidos y chirridos o la prevención de una puerta se cierre correctamente. Puedes ver este consejo: Partes de una cerradura de seguridad

Si la puerta no cierra bien

Si tu puerta no cierra bien tendrás que revisar tu placa de la huelga. La placa de la huelga puede ser colocada demasiado baja o demasiado alta. Esto siempre debe ser lo primero que se compruebe al identificar una puerta que no está cerrando correctamente. Busca marcas en la placa de la cerradura que muestren si el pestillo va por encima o por debajo del agujero. Si ves estas marcas, usa una lima de metal para aplicar en el agujero de la placa de la huelga para que sea más bajo o más alto para que el seguro pueda entrar.

Comprueba las bisagras. Si ese no era tu problema y la puerta sigue cerrando mal, entonces el problema es probable que sean las bisagras. Probablemente estarán desiguales, una de los cuales estarán  muy adentro o hacia fuera. Cierra la puerta tanto como sea posible y busca las lí­neas irregulares. Ajusta la bisagra. La opción más fácil es la de ajustar la bisagra central, pero probablemente tendrás también que ajustar la parte superior o la bisagra inferior en función de la situación, ya que este debes tener el mayor impacto. No importa qué bisagra debes arreglar, el proceso es el mismo. Aflojar la bisagra para que puedas acceder al atasco. Recuerda que somos expertos Cerrajeros. Por lo general, si hay un hueco en la parte superior del cierre, tendrás que ajustar la bisagra inferior. Si la puerta está chocando contra el lado de la cerradura superior, tendrás que ajustar la bisagra superior. También puedes ver esta noticia: cambiar cerradura embutir por cilíndrica.

arreglar puerta

Si la puerta se cierra sola

Para esta reparación necesitarás un martillo, un destornillador y una tira de papel.

Retira el pasador de la bisagra central. Coloca el destornillador en la parte inferior del pasador de la bisagra y usa el martillo para golpear la parte inferior del pasador de la bisagra hasta que salga de ella.

Coloca el papel. Dobla la tira de papel hasta que se tenga 0,5-1 cm de ancho, y sea un poco más larga que la bisagra. Coloca el papel en el orificio del pasador de la bisagra y dobla la parte superior hacia abajo un poco para que el papel se queda en su lugar.

Acto seguido, vuelve a insertar el pasador. Coloca el pasador de vuelta en la bisagra, ayudándote de un martillo. Prueba la puerta. Prueba a ver si la puerta permanece abierta ahora al abrirla y no se cierra sola. El papel debe hacer que la bisagra actúe con más fuerza. Ajusta según sea necesario. Prueba hasta que consigas que la puerta funcione de la manera que quieras.

Si la puerta cruje

En el caso de que la puerta cruja puedes usar algún tipo de aceite para el metal, ya que de no usar este tipo de materiales la bisagra se irá degradando con el tiempo. El aceite es la mejor opción, ya que está diseñado para su uso en el metal. Retira los pernos de la bisagra de uno en uno, de tal modo que solo se retire el pasador de bisagra a la vez y no lo saques todo el camino. Haz el proceso tocando la parte inferior de la clavija con un destornillador y un martillo hasta que el pasador aparezca.

25/02/2016 12:48 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar