Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2008.

NUNCA RETES A UNA MUJER

En un examen para la CIA hay dos hombres y una mujer; y para saber si sirven les dan un arma en la última prueba y les dicen debemos confirmar que seguirán nuestras instrucciones bajo las características que sean y sin ninguna explicación.
Al primero le dicen detrás de está puerta está su mujer, entre y mátela, el hombre va ha entrar pero se vuelve y dice no soy capaz de matar a mi mujer, bueno pues está claro que Vd. no sirve para esto.
Al segundo le dicen lo mismo entra dentro y después de un rato sale y dice no soy capaz de apretar el gatillo, tampoco sirve pues tiene que seguir las instrucciones al pie de la letra.
Cuando llega la mujer la llevan a la puerta y le dicen lo mismo, y antes de que se cierre la puerta del todo, se oyen descargar todas las balas, luego se oyen gritos, ruidos, y finalmente silenció.
Se abre la puerta y secándose el sudor sale la mujer y dice: Que bárbaros son Vds. ¿Por qué no me dijeron que las balas eran de fogueo? ¡¡Tuve que matarlo a sillazos!! .

 

12/04/2008 01:08 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.

LAS GAFAS

20080419221045-gafas.jpgUn Joven se fue a Madrid, a trabajar y al pasar por una óptica se acordó que su novia necesitaba unas gafas, y entró a la óptica después de ver unas cuantas se decidió por unas y las compro. La dependienta las envolvió y después de pagar se equivoco de paquete y cogió un que eran unas bragas.

El joven no se dio cuenta de la equivocación y se fue directamente a correos y le envió el paquete a su novia junto con una carta.
La novia al recibirlo se quedó extrañadísima así que abrió la carta y la leyó.
Querida Marta:

 Espero que te guste el regalo que te mando sobre todo por la falta que te hacen que hace mucho tiempo que llevas las otras y estas cosas hay que cambiarlas de vez en cuando. Espero haber acertado con el modelo, la dependienta me dijo que era la ultima moda; me enseño las suyas que eran iguales y se las probó allí mismo delante de mi y me pareció que le favorecían muchísimo.
Finalmente me decidí y las compre, pontelas y se las enseñas a todo el mundo a ver que les parecen, asegúrate que no te queden pequeñas para que no te dejen marcas cuando te las quites, y tampoco grandes para que no se te caigan cuando andes.

19/04/2008 22:11 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar