cursos

La formación es imprescindible para crecer profesionalmente

Hubo un tiempo, ya casi olvidado, donde una vez entrabas a trabajar en un oficio tras un tiempo de aprendrizaje y los trabajadores podían vivir hasta el día de su jubilación sin prácticamente aprender nada nuevo. Ni falta que hacía para realizar un trabajo profesional y bien remunerado. Esos tiempos, no van a volver. Hoy día lo que encontramos es gente sobrecualificada; con carrera universitaria, master y algún idioma...Por mucho que el ingles para trabajadores sea tan importante y incluso si te descuidas una segunda carrera. Lamentablemente, en el mundo profesional, muchas veces este perfil tampoco es útil. Es muy español eso de pasar de nada a demasiado. Pero siempre trampeando el camino. Si nos dicen que nos falta formación, cargamos la saca de títulos universitarios. Y entonces nos quejamos de que así tampoco...Las oportunidades no llegan. Entonces si nos faltan idiomas, pues nos vamos a trabajar al extranjero de camarero...Y claro, al volver, descubrimos que eso tampoco nos ayuda a despegar nuestra carrera profesional. La culpa...del empedrado. Pero entonces que hacer? Si no tener formación nos aboca al paro, y tener un montón de títulos tampoco es la panacea? 

Lo primero es poner un poco de cordura. Si hemos escogido un camino profesional, o por lo menos hemos decidido un área de interés a través del grado escogido o la FP estudiada, lo lógico sería intentar obtener experiencia como fuera en ese campo. Sí, la cosa no va a ser fácil. Pero tener prácticas, aunque no sean remuneradas, nos servirá para varías cosas: Primero obtendremos experiencia, poca sí pero por algo se empeiza, y nos servirá para futuras opciones laborales. Es importante entender que en una entrevista de trabajo entre gente sin experiencia y gente con experiencia, aunque sean prácticas, las probabilidades de las personas con esas prácticas de ser contratadas serán muy elevadas. Siemrpe que las prácticas, o primeros trabajados, tengan algo que ver con tu área profesional. Segundo, esta experiencia, nos servirá para comenzar a hacernos una idea y opinión de hacía donde encaminar nuestra carrera laboral. Sí, tengo malas noticias, hay que tomar las riendas del desarrollo profesional de uno mismo, no simplemente ir a trabajar y esperar que nos venga todo rodado. Tercero, nos ilustrará sobre nuestras carencias muchas de las cuales no vas a descubrir hasta comenzar a trabajar y a menudo son fundamentales en el entorno laboral y nadie te las ha comentado, por jemplo saber exponer en público, ordenar prioridades, gestionar la comunicación con compañeros, jefes y proveedores o clientes, y un montón más de habilidades que como digo son imprescindibles para tener éxito profesionales y que muy pocas tendrás de forma innata y desde luego no se suelen enseñar en la universidad o en los centros educativos. Por último también nos servirá para darnos cuenta de qué conocimientos transversales o colaterales necesitamos obtener. Puede que no seas informático, pero hoy día, casi nadie puede pasar sin el uso de las herramientas ofimáticas...dominarlas más allá de simple usuario puede ayudarnos enormemente. Puede que necesites aprender a utilizar sotware concreto que en tu sector es un estándar, etc. 

Así que antes de liarte la manta a la cabeza y ponerte a sacar grados, o irte a vivir al extranjero para aprender un idioma con la vana esperanza de volver en un años, sin experiencia en tu campo, para desarrollar una carrera profesional, sientate y piensa un poco. Quizás lo que todo el mundo te aconseja no es la mejor estrategia para desaarrollarte como profesional. A fin de cuentas, si lo fuera las cosas no le irían tan mal a tanta gente. 

23/08/2017 13:15 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar