BARCOS ITALIANOS CON MATERIAL DE GUERRA Y SUBMARINOS PARA ESPAÑA

20110311173617-20110202185352-imagen1.jpg

BARCOS ITALIANOS CON MATERIAL DE GUERRA  Y SUBMARINOS PARA ESPAÑA

 La ayuda de material proporcionada por Mussolini a  la causa española se llevaría a cabo a bordo de diferentes barcos desde los primeros momentos del golpe militar. Las carpetas  del archivo del Ministero degli Affari Esteri[1] y las del Archivo Histórico del Estado Mayor del Ejército  del Ministero della Guerra[2] recogen una información muy detallada sobre los viajes y material que estos buques italianos realizaron con la España nacional dentro de lo que denominaron O.M.S. ( Oltre Mare Spagna).

Según la documentación aquí reunida, el suministro de Mussolini se realizó a lo largo de los tres años de la contienda española en diversos barcos y la mayoría de ellos con varios viajes y salidas desde los puertos italianos.

 

Según los datos comunicados a Londres por los cónsules ingleses[3] sobre la llegada de barcos mercantes italianos[4] , en el año 1.936 llegarían a las costas españolas 63 barcos italianos ( 19 al puerto de Sevilla, 10 al puerto de Cádiz y 34 al puerto de Huelva). En el año 1.937 la llegada de barcos italianos aumentaría hasta la cifra de 183, de ellos 111 al puerto de Sevilla, 37 al puerto de Cádiz y 35 al puerto de Huelva.

Mallorca sería el lugar en donde los barcos mercantes  italianos se encontrarían con escolta española. Esta isla estaba defendía y protegida por la aviación italiana que dispersaba a los barcos republicanos que pudieran atacar o detener el rumbo de los mercantes italianos. Sería el 17 de Agosto de 1.936 cuando el crucero italiano Fiume llegaría a la isla con su comandante Carlo Margottini , quien con el Conde Rossi,Bonnacorsi, serían los dueños y señores de la isla.

 

La primera llegada por mar de la ayuda de Italia estaría a bordo del “Emilio Morandi”[5], que traería el combustible especial que se necesitaba para los aviones Savoia-81 que llegaron el 30 de Julio.

El día 14 de Agosto vendría una expedición de aviones Fiat en el buque “Nereide”. El Día 27 en el “Emilio Morandi”  llegaría nuevo material a Mallorca, y el 7 de septiembre otra vez en el “Nereide”. Los primeros soldados que habrían de intervenir con las tropas de tierra en la península, junto al material de guerra necesario, lo harían al puerto de Vigo el día 29 de septiembre en el “Cittá i Bengasi”, y a continuación los barcos irían llegando sucesivamente al puerto de Sevilla con nuevos soldados y todo su material bélico.

Italia, que había aceptado el pacto de No Intervención el 21 de Agosto, haría del mismo un documento vacío y carente de sentido por sus actuaciones marítimas. Lo burló las veces que quiso bajo los engaños e interpretaciones interesadas de su contenido. Supo interpretarlo  y burlar la vigilancia marítima de las naciones neutrales cuando lo consideró conveniente y evitar las acusaciones de contrabando de armas o del transporte de tropas extranjeras para la España nacional.

 

En el mes de Septiembre de 1.936 llegaría a Cádiz la misión militar y naval que habría de controlar y preocuparse del material enviado por mar, bajo el mando del capitán de navío Giovanni Remedio Ferreti.

El material soviético empezaría a llegar también a la república a finales del mes de octubre.. Los italianos llevaba ya dos meses haciéndolo, y para controlar ahora la llegada del material de guerra a la República, montaron un dispositivo consistente en ocho cruceros y tres flotillas de destructores[6] y la presencia continua en aguas territoriales españolas.

 

Si los mercantes italianos no respetaron para nada las normas internacionales, menos aún lo harían sus submarinos. Primeramente el ejército de Franco decide enviar a cuatro oficiales españoles a Italia para ocupar “teóricamente” el mando de los submarinos italianos que se pensaban emplear: el capitán de corbeta Rafael Fernández de Bobadilla, el Teniente Gonzalo Díaz García, el Capitán maquinista Albarrán y el capitán maquinista Echevarría.  Posteriormente también acudirían a Italia los tenientes Luis Cebreiro, Juan García y Juan de Bona.

Trabajarían en la base italiana de La Maddalena, donde ya el Capitán de corbeta Arturo Génova estaba preparando la puesta a punto de los submarinos italianos. Los oficiales españoles habrían de pasar en esta base por una comisión de marinos del Brasil. Los primeros submarinos  serán el “Topazio” y el “Náyade”, dotados de tripulación italiana. Debido a la presencia de barcos ingleses del comité de No Intervención en el Mediterráneo, los submarinos italianos deberían aparentar pertenecer a Italia, y su campo de acción era toda la costa española, intentando evitar la llegada de barcos con material para la República, a ser posible barcos españoles , rusos o mejicanos, que eran los sospechosos de llevar armas al ejército de la República.

Los submarinos italianos empiezan a actuar el día 8 de Noviembre intentando cortar el suministro de armas, siendo el “Náyade”, luego el “Topazio” el día 9, el “Antonio Sciesa” el día 15 y el “Torricelli” el 17 los encargados de esta misión, situándose en las proximidades del puerto de Cartagena, fuera de las aguas territoriales españolas, y en el más absoluto secreto. Junto a los submarinos italianos operaban también, desde finales del mes de Noviembre, los alemanes U-33 y  U-34, con quienes se alternaban en la vigilancia de las costas.

 

El mayor éxito italiano vendría con la acción sobre el crucero republicano “Miguel de Cervantes”, el 22 de Noviembre. Sería el “Torricelli”, con el capitán de corbeta Génova a Bordo, el que se aproximaría al puerto de Cartagena, donde divisaría al acorazado “Jaime I”  y al “Cervantes”. Sobre este lanzará dos torpedos haciendo blanco en estribor, y aunque no lograron hundirlo, lo dejarían inutilizado para unos meses. El submarino italiano logró zafarse y huir del lugar de los hechos, el puerto de Cartagena había quedado bloqueado por la acción sobre el “Cervantes”, impidiendo la salida de otros buques republicanos que pudieran dar una respuesta a lo sucedido, atribuyéndose en un principio la acción a un submarino alemán.

Este éxito y el escaso interés del comité de No Intervención por aclarar lo sucedido y descubrir al culpable, hizo que la Marina italiana, a partir del 9 de Diciembre, enviara hasta 24 submarinos a las aguas españolas. Ello garantizaría  los envíos posteriores  de los contingentes de tropas y de material de guerra  que comenzaban a llegar a España a partir del 10 de Diciembre, una vez creado el Ufficio Spagna  en Italia encargado del reclutamiento de tropas para España., y también supondría  un control más riguroso sobre los barcos que transportaban material para la República.

A mediados de Febrero la presencia de la Marina italiana en España era de :

13 cruceros, 22 destructores, 2 lanchas torpederas y 7 buques auxiliares, y un total de 42 submarinos.

 

Las acciones más notorias  de los submarinos italianos sobre los barcos republicanos o que prestaban algún tipo de servicio para la República fueron:

Torpedeamiento del “Cervantes”, ataque contra el destructor “Almirante Valdés” el 24 de Diciembre de 1.936, hundimiento de un mercante en Málaga el día 5 de Enero de 1.937, ataques contra barcos de altura del cabo de Cullera y del cabo de San Antonio, ataque frustrado contra el mercante español “J.J. Sister” el 18 de Enero cerca de Tarragona, persecución del mercante “Delfín” el 5 de Febrero, bombardeos sobre la ciudad de Barcelona  en Febrero de 1.937, protección de los barcos italianos con las tropas italianas (C.T.V.)  y material  para España, entorpecimiento de las acciones de los barcos republicanos.

 

 

Los barcos de la O. M. S. que hicieron los transportes del material de guerra y de personal desde los comienzo de la guerra civil española fueron:

 

 

Año 1.937:

                        Zafiro, Traviata, Marigola, Génova, Ernesto, Tatina, Cittá di Bengasi, Mirella, Andrea, Grazia, Fredora, Marte, Securitas, Veloce, Toscana, Serenitas, Barinsinza, Mincio, Giorgio, Losen, amelia Lauro, Ladoletta, Vel Verde, Maiorca y  el barco hospital “Helonari”.

 

 Piroscafo “O” (18-9-37) con material de Artillería y de  Ingenieros.

Piroscafo “P” (18-9-37) con material de Artillería, Munición diversa , Ingenieros, material Químico y Sanitario.

Piroscafo “Q” (2/10/37), con material de guerra para Artillería, Ingenieros y compañías motorizadas.

Piroscafo “N” (3/9/37), con material motorizado y de Ingenieros.

Sagratip, Brunner, Mar Negro, Aiz Carimenti, Ozieti, Lázaro, Calabria.

 

Buques “Franca Fasio”, Tre Marie, Velino, Firenze, Cittá di Bengasi, Dómine, Marqués de Comillas (viajes diversos entre los años 1.937 y 1.938)

 

Año 1.938:

                        Barco Hospital “Gradisca”

Piroscafo “L” (24/2/38), con material de Ingenieros y motorizado.

                        Barcos: N – O – R – Q – S – T – U – X -  Y – V- Z .

                        El “María Eugenia” ( 28/6/38)

                        Adriático ( 7 /9/38)

                        Gradisca (6/11/38)

                        Angelina Lauro (21/7/38)

                        Aquileja (25/11/38 )

                        Buterfly                     (7/438)

                        Cittá di Catania             “

                        Brescia                           “

 

 

 

 

 

                        Realizaron varios viajes a España ese año:

 

                        Piroscafo 17, Potenza, Tenace, Polti, Sardegna, Orata, Umbría, Marigola, Toscana, Cosenza, Procida, Sulmona

 

Año 1.939:

                        Aquileja   (20-1-39)

                        Tittania  (Marzo- Abril 1.939)

                        Domine (Marzo 1.939)

 

.-Material naval italiano vendido a Franco:

 

Además de los numerosos servicios que prestó la Marina italiana al bando nacional, Italia vendería a Franco 4 destructores, 2 submarinos y 4 lanchas torpederas.

Destructores:

“Aquila”  y “Falcó”, rebautizados como Ceuta y Melilla, con cuatro piezas de 120, dos antiaéros de 76, cuatro ametralladoras de 13 y cuatro tubos lanzatorpedos.

“Guglielmo Pope”  y  “Alejandro Poesio”, tenían cinco cañones de 102, dos ametralladoras de 20 y de 37 y cuatro tubos lanzatorpedos.

 

Submarinos:

“Archimedes” y “Torreicelli”, bastante modernos, del año 1.934, armados con cañones de 100/47, dos ametralladoras antiaéreas y  ocho tubos lanzatorpedos. Fueron rebautizados como “C-3”  y  “C-5”, y posteriormente se  llamrían “General Mola”  y  “General Sanjurjo”.

 

Lanchas Torpederas:

M.A.S 435  y la M.A.S 436, nuevas.

M.A.S. 100  y  M.A.S. 223, viejas.

Se llamaban “Cándido Pérez”, “Javier quiroga”, “Sixilia” y “Nápoles”.



[1] M.A.E., Ufficio Storico e Diplomático, F-6.

[2] U.S, (Ufficio Storico, Archivio) S.M.E. (Estado Mayor del Ejército) del Ministero della Guerra, F-18.

[3] FO 425 expediente 115, citado por M.Alpert, La guerra civil en el mar. Madrid s.XXI, 1.987.

[4] J.Salas, Intervención extranjera en la guerra de España. Madrid Edt. Nacional 1.974, apéndice 28, cita 20 entre Octubre y Diciembre e 1.936  y 16 en las cinco primeras semanas de 1.937.

[5] Alpert, M., op. Cit. p. 164., La llegada de material desde el exterior.

[6] Nassaes, A.,Marina italiana...., pp.103-104.

02/02/2011 18:54.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario

*

*
No será mostrado.


*

* Datos requeridos.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar