GUERRA CIVIL Y MEMORIA, Blog de Dimas Vaquero

DAR Y RECIBIR INFORMACION SOBRE LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA

Temas

Enlaces

Archivos

 

MUSSOLINI&ESPAÑA, FRANCO&MUSSOLINI: Unas relaciones dífícles

20170602180241-portadalibromussfranc.jpg

Desde que Mussolini accedió al poder en 1922, entre sus grandes objetivos estaba hacerse dueño y señor del Mediterráneo, y para lograrlo España era una pieza clave. Comenzó a fomentar sus relaciones y a poner el ojo en España durante el gobierno de la Dictadura de Primo de Rivera, pero la llegada de República le supuso un gran contratiempo e hizo todo lo posible por acabar con ella. Ayudó, siempre que se lo pidieron, a los conspiradores y les prometió ayuda llegado el momento de acabar con ella, tal y como sucedió en julio de 1936, cuando  también puso también los pies.

             Franco fue el hombre que buscaba Mussolini para sus proyectos, y éste la persona que el general rebelde español necesitaba para ganar la guerra, un complemento perfecto, pero formaron una sociedad que atravesó por frecuentes discrepancias entre los socios. Tenían objetivos comunes y ambos se necesitaban e iniciaron una estrecha colaboración. Pero esta amistad no les resultó nunca fácil. Sus relaciones nunca estuvieron exentas de conflictos, de conspiraciones, de sospechas, de dudas y temores del uno respecto al otro, desde los inicios de la guerra civil española hasta la caída del gobierno fascista italiano. Nunca supieron llevar una perfecta coordinación en sus acciones, ni políticas ni militares, y se desprestigiaban mutuamente cuando la ocasión era motivo para burlarse el uno del otro, criticándose ambos la forma de conducir la guerra (Málaga, Guadalajara, Frente del Norte, Bombardeos aéreos, Levante…). Son éstas las  situaciones por  las que atraviesan las páginas de este libro, las complejas relaciones de la Italia  de Mussolini con España: durante la Dictadura de Primo de Rivera, con la República y su venta de armas a los conspiradores en los momentos previos al golpe militar, a lo largo de la guerra civil en las diferentes acciones militares y momentos políticos que compartió con el general Franco, y después de finalizada las relaciones con Franco hasta la caída del fascismo en Italia. Una nueva mirada poliédrica de las relaciones de Mussolini con España que tampoco deja de lado cómo Italia supo cobrar la deuda que España había contraído con ella, ni los intereses de Mussolini por instaurar una determinada monarquía en suelo español.

            Fueron unas relaciones tan difíciles que provocaron muchos momentos de grave crisis, de desacuerdos, recelos y de amenazas con retirada de tropas por parte de los italianos. Pero el Cadillo  supo siempre cómo llevar y tratar a su amigo el Duce, y su criterio terminaría prevaleciendo sobre el del italiano. Todos estos roces y contratiempos hicieron que Mussolini no confiara en Franco, ni Franco en Mussolini, con un hecho insólito en esta “supuesta” relación de buena amistad y colaboración militar: los negocios y el contrabando que el gobierno de Mussolini mantuvo con la República, mientras sus hombres luchaban y morían fuera de su país.

02/06/2017 18:02.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario

*

*
No será mostrado.


*

* Datos requeridos.

Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar