LAS BRIGADAS INTERNACIONALES

20191222115854-batallas-brigadasinternacinales.jpg

Venís desde muy lejos…Mas esta lejanía,

¿qué es para vuestra sangre que canta sin fronteras?

La necesaria muerte os nombra cada día,

No importa en qué ciudades, campos o carreteras.

 

(Fragmento del poema de Rafael Alberti  “A las Brigadas Internacionales”)

 

1.-Primeros voluntarios,  “los voluntarios de la libertad”.

 

Cuando se produce la sublevación militar del General Franco contra la República, desde  casi todos los países se hacen llamamientos para reclutar voluntarios que se alisten  para ir a luchar en España contra el fascismo amenazante y para defender a un gobierno  legal salido de las urnas. Pero anteriormente a  la llegada de los primeros voluntarios brigadistas, ya existían en el mes de Agosto columnas revolucionarias de tierra con muchos extranjeros, muchos emigrados alemanes e italianos, comunistas y socialistas, que habían ido a Barcelona para la Olimpiada Popular .Su inauguración estaba anunciada para el 22 de Julio de 1.936, fue organizada con el concurso de las organizaciones deportiva proletarias y democráticas de diversos países[1].

…………

 

Se les llamó los “voluntarios de la libertad”, cuando en su mente únicamente resonaba una idea, liberar, a España en este caso, y al mundo en general del dominio fascista amenazante. Fueron héroes partícipes de una gran epopeya romántica de nuestra historia contemporánea. Romanticismo puro entregado a una causa mundial, personas desinteresadas y héroes nostálgicos de la libertad que se perdía y amenazaba con cautivar al mundo. Pero no todos coinciden en ver tan claros estos ideales tan románticos y este espíritu de entrega.

 

2.- Los antecedentes de las Brigadas Internacionales.

 

Pero un antecedente histórico de las  Brigadas Internacionales lo podemos encontrar si nos remitimos unos años atrás, allá por el año 1.933. Entonces tendría origen las MAOC (Milicias Antifascistas Obreras y Campesinas)[2], que se había ido organizando por si llegaba el día en el que hubiesen de defenderse, incluso con las armas, al lado de las fuerzas militares y de seguridad leales a la República, el poder legalmente constituido.

Tras la experiencia de las MAOC se crearían las Milicias Populares, ante las circunstancias que se estaba dando, el 18 de Julio, en el Ministerio de la Guerra, una vez constituido el Gobierno del doctoro Giral. Para organizarlas y dotarlas de armamento se crearía una comisión. Se trataba de ampliar y mejorar la experiencia que ya se tenía de las MAOC. La comisión acordó en un principio constituir cinco batallones de voluntarios.

 

Tomando como fecha el 18 de Julio, todo el grupo de exiliados que antes he comentado se encontraba en  España, antifascistas extranjeros, se puso de una manera espontánea en manos del poder legítimo al producirse la sublevación militar de Franco, a la vez centenares de obreros franceses que estaban trabajando junto a la frontera se incorporaron a la lucha democrática, engrosando las filas de los que fueron los primeros voluntarios de  la libertad. A estos se sumarían los deportistas de casi todos los países que se encontraban en Barcelona para la Olimpiada Popular. Hombres alemanes, italianos donde el fascismo era ya su gran realidad en sus naciones respectivas, a aparte de voluntarios de otras nacionalidades con serias amenazas de regímenes reaccionarios o poco decididos democráticamente. Este sería el origen de las centurias Thaelman, Gastone Sozzi, la comuna de París, o del destacamento de polacos en Madrid en el V Regimiento.

 

Estas centurias empezarían combatiendo en Barcelona, después en Aragón y posteriormente en el frente de Madrid. Fueron los verdaderos precursores de las Brigadas Internacionales, en las que ingresaron después, cuando se empiezan a organizar como tales unidades militares al tenerse ya bien clara la intervención militar fascista extrajera en la contienda española, Alemania e Italia. Esto tendría lugar en Madrid, donde se crean dichas Brigadas Internacionales[3].

 

 

En el mes de Septiembre, en el valle del Tajo, tendrían lugar fuertes combates donde los milicianos mostraron todo su arrojo y valor. Tras haber cavado una serie d trincheras en la localidad de Oropesa, se enfrentarían a las tropas de Yagüe, teniendo que abandonar finalmente la posición de santa Olalla y Maqueda, que cayó en manos de Yagüe el 21 de Septiembre de 1.936. Allí moriría uno de los  voluntarios milicianos italianos, el exiliado y dirigente del batallón comunista Octubre nº 11, Fernando de Rosa, que había sido uno de los organizadores de la milicia socialista antes de la guerra.

 

A finales de septiembre de 1.936 el comité Central del Partido comunista italiano se reunió en París en presencia de los  dirigentes comunistas franceses y de Codovila, el veterano representante del KOMINTERN en el Partido comunista Español, y convinieron que era conveniente organizar una columna de voluntarios antifascistas italianos para combatir en España y que fuera “mayor que la columna de Roselli”. Al cabo de un día o dos el comité ejecutivo del KOMINTERN tomaría la decisión de formar bajo su autoridad una serie de columnas internacionales compuestas por todos aquellos que desearan, o fuesen persuadidos o enviados a luchar por la República.

…………………..

 

 Sería el momento clave para la formación de las Brigadas Internacionales y cuando cada partido comunista recibiría instrucciones de movilizar a un  número dado de voluntarios. Un sesenta por ciento de estos voluntarios eran comunistas y otro veinte por ciento se hicieron posteriormente en el curso de la guerra, perteneciendo   sobre el ochenta por ciento a las clases trabajadoras[4]. Otros , entre ellos muchos italianos, eran ya veteranos de la primera guerra mundial. Todos consideraban la batalla que se liberaba en España como el primer paso en la lucha contra el enemigo de sus propios países, especialmente los italianos, quienes desde las emisoras españolas clamaban en italiano contra Mussolini. Se trataba de la “artillería del altavoz”[5]. La guerra española servía para reforzar la lucha antifascista de  los italianos. La oficina central del alistamiento de las Brigadas Internacionales estaba instalada en la rue de Lafayette, en París, resumían su propaganda en el lema de que España “sería la tumba del fascismo europeo”. Los voluntarios firmaban sin contrato y sin saber por cuanto tiempo tendrían que combatir, era un compromiso indefinido.

…………………

Los voluntarios de la libertad nunca pasaron de ser entre 12.000 y 15.000 en su máxima confluencia y de unos 35.000 el total de los que pasaron por España. A esta cifra habría que añadir los 2.064 soviéticos que estuvieron en España como instructores, conductores de tanques, especialistas o políticos enviados por el Partido comunista. Todos voluntarios. La diferencia fue sustancial. La diferencia entre los extranjeros en los   ejércitos rebeldes y  los voluntarios de la libertad, de las Brigadas Internacionales, fue doble, en cuanto al momento en que son enviadas unas y otra y en cuanto al número, además los voluntarios de las Brigadas Internacionales eran totalmente voluntarios, llegados de 53 países diferentes, de todas las partes del mundo, antifascistas. En el ejército nacionalista llegaron a intervenir a la vez sobre 120.000 soldados italianos y alemanes. La Legión Cóndor alemana estaba compuesta por unos 50.000 soldados, reemplazados en dos ocasiones, y los legionarios italianos llegaron a ser unos 75.000, siendo reemplazados  en tres momentos.

 

La Base de formación de las Brigadas Internacionales fue asentada en un principio en la plaza de toros, en los pabellones de la Feria y en el cuartel de la Guardia  nacional republicana de Albacete. Otras unidades fueron repartidas y distribuidas por diferentes pueblos cercanos a Albacete como Tarazona de la Mancha, Casas Ibáñez, La Roda, Quintanar de la República, Mahora, Madrigueras, Villanueva de la Jara, Chinchilla, Fuentealbilla y Almansa, donde se asentó a la artillería. Mese más tarde se asentarían en la localidad gerundense de Olot y una base americana, primero en Tarazona de la Mancha, estaría en Corbera y luego en Barcelona.

Italianos estarían ya formando parte de los centros de recluta e instrucción situados en las proximidades de Albacete como Bocón y Gallean en Albacete, Carlo Penchienati estaría en los de Quintanar de la orden y en el de Olot. En los servicios de depuraciones estaría Palmiro Togliatti (Alfredo) y Vidali (Contreras) y en el de adiestramiento pioneros Aldo Morandi. En prisiones estaría como ayudante Pietro Celli (Moreno).                                                                 

 El Batallón Edgar fue alojado en Mahora, el Batallón Garibaldi en Madrigueras; el Batallón Comuna de Paris en la Roda y el Batallón Dombrowski en Tarazona de la Mancha. El primer tren de voluntarios, quinientos, salió de Austerlitz, en París, (El tren de los voluntarios) y llegó a Albacete el 14 de Octubre de 1..936[6]. A estos reclutas voluntarios se les sumarían posteriormente muchos de los voluntarios extranjeros que ya habían combatido en el frente de Aragón y en el valle del Tajo, incluyendo a algunos componentes de la centuria italiana Gastone-Sozzi. La “troika” suprema que se hallaba al mando de la base la formaban André Marty, comandante en jefe, Luigi Longo (“Gallo”)[7], inspector general, y Giuseppe di Vitorio (“Nicoletti”)[8], jefe de los comisarios políticos.

El día 9 de Noviembre  está constituido el Batallón Garibaldi, y en Madrid hacen falta con urgencia refuerzos, por eso  la 12ª Brigada Internacional será enviada a Carabanchel, para defender la carretera Madrid-Valencia. Esta Brigada estaba compuesta por los Batallones Thaelman,  (transferido a la 11 ª) de alemanes,  André Marty  ( transferido a la 150ª, a la 12ª y a la 14 ª)  de franceses y belgas, y  el Garibaldi  de italianos. Al frente de la Brigada se encontraba el general “Lukács”[9].El asesor militar era el coronel ruso Batov, el comisario  era el escritor comunista alemán Gustav Regler, aunque había desempeñado este cargo Longo, el comunista italiano.

El Batallón Garibaldi llegó en camiones a la estación ferroviaria de la Gineta y poco a poco saldrán hacia el frente, con una gran acogida de las gentes de los pueblos por los que atravesaban sus tropas, bajo el grito de “no pasarán” y ofreciéndoles de comer y de beber.

 

 

 

 

Hablad a vuestros hijos de las Brigadas Internacionales. Decidles cómo estos hombres lo abandonaron todo y vinieron aquí y nos dijeron: estamos aquí porque la causa de España es la nuestra. Millares de ellos  se quedarán en tierras españolas. Podéis iros con orgullo pues sois historia, sois leyenda. Sois el ejemplo heroico de la solidaridad y universalidad de la democracia. No os olvidaremos, y cuando el olivo de la paz eche de nuevo sus hojas, ¡volved!”

                                       (La Pasionaria, al despedir a las Brigadas Internacionales)

 



[1] Santiago Álvarez, Historia política y militar de las Brigadas Internacionales, p. 32,Compañía literaria, Madrid 1.996. Santiago Álvarez fue un activo organizador de las Brigadas Internacionales. En este libro recoge un detallado análisis de las Brigadas Internacionales, aportando muchos documentos.

[2] Santiago Álvarez, p.35.

[3] Santiago Álvarez, p. 62.

[4] H. Thomas op. cit.

[5] Las emisiones en italiano radiadas desde Valencia estaban dirigidas por el comunista Velio Spano.

[6] Las paredes  de los alojamientos estaban cubiertas de inscripciones en doce lenguas distintas :”Proletarios de todos los países: uníos”, “Proletari di tutti i paesi, unitevi”…

[7] Luigi Longo se convertiría más tarde en el secretario general del partido comunista italiano, cargo que ocuparía desde 1,964 hasta 1.969, año en que pasó a ser su presidente. Su nombre de batalla era el nombre del famoso y elegante matador de toros “el Gallo”.

[8] Giussepe di Vitorio era un organizador obrero de Apulia que antes había actuado contra Mussolini en Italia, y fue desde 1.945 hasta 1.958 secretario general de la confederación General del Trabajo italiana, el sindicato comunista.

[9] El general Lukács era el novelista húngaro Mate Zalka, que había servido en el ejército austríaco en la primera guerra mundial, había sido capturado por el ejército ruso, se había unido posteriormente al ejército rojo y se convirtió en un gran revolucionario.

22/12/2019 11:58.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario

*

*
No será mostrado.


*

* Datos requeridos.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar