..................................

20080227013913-e-domingo-abstraccion-1954.jpg

Domingo Sanz Azcona lleva la pintura en la sangre y en las manos. Con extrema facilidad, de ellas salen obras esquemáticas, esenciales. Cada día es una sorpresa. Lo importante es que esa máquina no pare ni sea distraída ni paralizada por nada ni por nadie. Sus palabras y algunos de sus apuntes hablan de gentes que ya son historia importante y con los que convivió, como Marín Bagués, Burriel, Fermín Aguayo. Esta obra pertenece a esos años de relación con los tres miembros de la Escuela Zaragoza.

27/02/2008 01:39 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar