Iglesia de San Fernando

20080329023310-e-iglesia-de-san-fernando.jpg

Por cuestiones más políticas que artísticas, en Zaragoza hay más ejemplos del Barroco que del Neoclásico. Tuvieron que llegar los ilustrados aragoneses, entre los que se encontraban Ramón de Pignatelli, Pérez Larrea o el conde de Aranda, para que Aragón contara, y mucho, en la Corte. Pignatelli emprende la obra del Canal Imperial. Recuerdo de ese esfuerzo gigantesco y útil no solo es la fuente de los Incrédulos, también, la iglesia de Torrero, bellísimo y armónico ejemplo del Neoclásico. En su interior había tres pinturas de Goya, una en el altar mayor y dos en altares laterales. La relación entre Pignatellí y Goya fue fundamental. El motivo de la edificación del templo fue para que los trabajadores en el Canal, que vivían en casas próximas, tuvieron un lugar para cumplir con parroquia. También los agricultores de los campos próximos. Quizás por eso, la presencia de San Isidoro. Los franceses ocuparon la iglesia durante la Guerra de la Independencia, convirtiéndola en cuartel. Desapareciendo las pinturas, cuyo destino se desconoce.

29/03/2008 02:33 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar