De cómo Santiago ganó a San Ildefonso.

20080329023432-e-iglesia-de-san-ildefonso-ahora-de-santiago.jpg

Entonces aún era la iglesia de San Ildefonso. Entre ella y la plaza del Carbón había un entramado de calles, en especial, con un establecimiento dedicado a la música y en concreto a los pianos. También tiendas de muebles, carbonerías. Poco antes, la iglesia ya debía haber heredado las pertenencias de la derruida iglesia de Santiago, situada en la calle del mismo nombre, esquina con San Gil. Como Santiago tiene más predicamento en el Cielo que San Ildefonso, le usurpó el nombre y su lugar en el cuerpo central del altar mayor. San Ildefonso “ascendió” al último cuerpo del altar, desplazando a la tradicional Crucifixión que hoy está en una capilla a la izquierda de la entrada del templo. En la sacristía, entre otros objetos procedentes de la primitiva iglesia gótica de Santiago, hay un cayado del Apóstol forrado de plata que ha perdido sus calabazas, aunque conserve los ganchos donde, hasta no hace mucho, estaban.

29/03/2008 02:34 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar