.....................................................

20080420102700-e-dona-carmen-1.jpg

En una festividad del Carmen, recibe numerosos centros de flores entre otros obsequios. Ella cogió uno, le quitó la tarjeta, puso una suya y se lo envió a la mujer de Martín Artajo, ministro de Franco, que también se llamaba Carmen. Cuando al día siguiente, junto con esa flores iba un estuche con un aderezo de esmeraldas, manda que el centro y la joya le sean devueltas.

En la casa de hermanos Bécquer de Madrid, tenía una habitación  en la que todo era un armario que al abrir las puertas había una seria de cajones. Dentro de ellos guardaba piedras preciosas desmontadas y clasificadas por su tamaño. Procedían de regalos o visitas a anticuarios y joyeros.

Cuando José Luís Sáez de Heredia rueda la película “Franco, ese hombre” quería que la secuencia final fuera un recorrido por la medallas de oro de todas las ciudades españolas que le habían regalado a General. No pudo ser. Esas medallas ya habían pasado a ser lingotes de oro.

20/04/2008 10:27 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar