Novedades sobre el incendio del Corona de Aragón: no sonó la alarma.

20080420213612-e-hotel-corona.jpg

Domingo Sanz Azcona, el pintor que ha protagonizado alguna de las secciones de este blog, es una caja de sorpresas. Hoy, comentado con él asuntos de Zaragoza, me comenta que fue él quien dio la voz de alarma cuando se produce el incendio del Corona de Aragón.

Ël, antes de los 8 de la mañana, se dirigía hasta un establecimiento que tenía en la esquina de Ramón Pignatelli y Conde Aranda, entonces general Fanco. Cuando  pasa por delante del hotel, se pone en contacto inmediato con uno de los bomberos del parque de Ramón Pigantelli, al que conocía. Él, importador y vendedor de máquinas de coser desde tiempos de su padre, le había vendido una a la esposa del citado jede de bomberos. También, alguna vez, había estado en su casa para poner a punto la máquina. Habían hecho amistad.

Cuando logra dar el aviso, el bombero comenta: “Otra vez la churrera. Ya van tres o cuatro veces”. Él, curioso por naturaleza, sigue delante del hotel. Cuando llegan los bomberos no se hace sonar ninguna señal de alarma para que los residentes en el Corona se pongan en aviso. ¿Para no despertar a la familia Franco? Total, que la rapidez de las llamas y la inexistencia de ningún aviso, coge más que desprevenidos a los ocupantes de las habitaciones que se lanzan a las escaleras.

En la primera planta, en las escaleras, de noche se colocaba una puerta de hierro y madera, muy de acuerdo con la decoración del establecimiento. Finalidad: que las señoritas de acompañamiento no pudieran acceder a las habitaciones y como los ascensores estaban y creo que están, frente a la consejería, tampoco allí era posible que las “señoritas” subiera con nadie.

En las escaleras, detrás de esa verja, fueron encontrados más de 30 cadáveres.

20/04/2008 21:36 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar