Debajo del cristal: Antonio Machado según Picasso.

20080715071307-e-antonio-machado.jpg

Mi infancia no son “recuerdos de un patio de Sevilla” ni ella hayan habido limoneros. Sí, de la calle San Pablo de Zaragoza, adoquines y vendedores de moras que voceaban sus papelinas en las tardes de verano. Pero Machado y su obsesión por el paso del tiempo me atrajeron siempre. También de mi mesa estaba representado en el anuncio de un homenaje en París, años 1989, ilustrado por un dibujo de Picasso. ¡Que pocas debieron tener en común don Antonio Machado y Picasso. Uno murió en la miseria. El otro, muy de izquierdas pero rodeado de lujos, caprichos, castillos. Machado era de un amor, aunque hubiera varios en su vida. Pablito manejaba al pincel el ritmo que le marcaban sus diversos, variados y múltiples amores. Uno ejercía. El otro, se aprovechó.

15/07/2008 07:13 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar