...

20100325010316-vicente-en-su-triangulo.jpg

Desde donde se mire, la obra, la vida de Vicente es única, atrayente, un camino cada vez más esencial sin duda acentuado por su enfermedad, que sufrió tanto como aceptó, La fidelidad de Vicente era algo firme, a todo. Era la mañana de mi inauguración en el palacio Montemuzo. Muy cansado, llegó Vicente. Se sentó en una silla. Al poco recorrió la exposición. Conmigo estuvo durante una hora y media. De ahí iba a otra sesión de quimio -creo que era de quimio- pero había destinado unas horas antes para mi. Eso no se puede olvidar nunca. Él sabía que yo también estuve  en el visiófono, aunque llegara tarde y no aparecí en la “foto”. También este foto se le hice en la exposición en Pepe Rebollo.

25/03/2010 01:03 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar