Jorge Gay está en un altar.

La tarde estuvo dominada por el inauguración de la iglesia de Nazaret, calle Salvador Allende 58. Allí se dio cita todo el mundo: había que ver la pintura de su altar mayor -6 m. por 6 m.-obra de Jorge Gay y las espléndidas vidrieras de Carmen Ramírez. Bien. Muy bien. La cara de la Virgen es bellísima y, por una vez, San José está a la altura. Protector, casi enamorado. La arquitectura, de José Luis Valero también, es funcional, aunque el color de las lámparas y las bombillas de bajo consumo, no, no. El arzobispo hizo una de las suyas y se alargó más de la cuenta, mucho más. Desde luego el verbo lo tiene fácil. La otra celebración, la otra liturgia estuvo fuera donde oficiaron Pepe Rebollo, Pepe Bofarull, la cuadrilla de José Rober, Rubén Enciso, Pepe Cerdá, Luís Franco, Carmen Pemán, Chusa Portalatín, Chema Peralta, Joaquín Sicilia, Margo Venegas, Ignacio Fortún, José Antonio Gordón, Mariano García, Luís Gay Molins, … Nieves San Agustín, ( la Gay), iba y venía feliz, con su amabilidad y simpatía en flor.

Se me olvidó el móvil en casa. No pude hacer fotos. Ve a ver la obra de Jorge. ¿Alguien duda que pueda resolver un tema religioso? Su Niño Jesús juega con unos pajarillos. No atrapa a ninguno. ¿El Pilar de fondo?

26/03/2010 00:02 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar