...

20100402130552-gl-senda-del-pirineo.jpg

A la fuerza -no nos quedó más remedio-, nos conocemos desde los 7 años. Vecinos en el barrio de San Pablo. Vecinos en el sector de Madre Vedruna. Nuestras familias ya fueron juntas al colegio, como luego nosotros en los Escolapios de Santo Tomás, en Conde Aranda. Él, González. G y yo, García .La G. Hasta, próximos en la lista de clase, aunque después nuestros primeros apellidos tuvieran que ir acompañados de los segundos. No había concurso escolar que no ganara Alfonso. De entonces guardo un jinete con armadura, de las láminas de Freixas que nos hacían copiar. No lo encuentro. El caballero de la lanza se ha escondido. Cuando salga… Por exigencias del guión y de los negocios familiares, le tocó ser químico.  A los años le aconsejé que fuera a Cañada. Allí conoció a un Jorge Gay ya reconocido y de vuelta de Roma. Hicieron amistad. Y esa simbiosis a Jorge le ha servido de mucho. Alfonso pintor se “aprovechó” del Alfonso químico. Se casó con Tere, mi "fotográfa" de cabecera. Ella controla mi mpáncreas, mi hígado. Mi confianza es total. Laa necesito de vez en cuando, má que cortarme el pelo. Luego vinieron Julia y Leo. Dos seres muy especiales con fuerte personalidad y alma de artistas.Volviendo al pintor-químico, sus blancos no amarillean. Tanto en el Principal, como, especial y decisivamente, en el Gobierno de Aragón, como ahora en la parroquia de Nazaret, lo adherentes que González Laguens le prepara a Jorge Gay ayudan a que esas pinturas se fijen y acoplen en sus fragmentos, al soporte definitivo.

Aquí ves una senda del Pirineo. No sería de extrañarvque cerca estuviera su hermano, Jesús, a quien la montaña te entusiasmaba.

02/04/2010 13:05 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar