Hola a todos!!!!

Han pasado dos años. Aquí estoy. Con la web no me aclaro y hace sentirme como un catálogo en una estantería. Sigo pintando aunque a menos ritmos. Llevo dos series entre manos. Ya las veréis. Sigo con mis amigos Manuel Arcón y Domingo Sanz Azcona, imparable pintando unas 7 horas cada día. Lo último suyo me tiene esperanzadoramente desconcertado... Creo en él.
Alguna historia del pasado que ni quiero olvidar ni disfrutar yo sólo. Aquí queda escrita. Cuentan como Marín Bagües eligió un modelo tosco, un aragonés recio para su retrato de Fernando el Católico. Para la reina Isabel se encaprichó de una guapa muhacha, dulce, virginal que acudía a la tareas de copista en el Museo de Zaragoza donde Marín Bagües tenía su casa, su estudio... Por mucho que lo intentó fue imposible y a la chica se la llevo Pellejero. Fue otro de los desengaños amoroso de Francisco. Con anterioridad fue un Borobio, arquitecto quien le dejó sin amada. Mal caracter. Vestido a su aire y según su monedero, Marí Bagües fue un ser solitario en su intimidad.

22/09/2014 23:06 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar