Rosa para Goya.

20140923125226-tumba-goya.jpg

Hace unas fechas estuve en
Madrid. Nunca había visitado San Antonio de la Florida. Lo confieso. Allí me
encontré la tumba donde reposan los restos de Goya. Sí, restos: a él le falta el cráneo y está a
revueltas con los de Martín Miguel de Goicoechea, su consuegro. La historia de
la desaparición de la cabeza del pintor y que Goicoechea sea su compañero del
viaje eterno tiene miga. Aconsejo que los interesados visiten esta página: http://laalacenadelasideas.blogspot.com.es
. Es un relato muy completo aunque le falten algunos detalles como que el
traslado de Goya a España fue con la intención de repetir en España el Panteón
de los franceses en París. Proyecto que no cuajó. Se fueron “coleccionando”
cadáveres de ilustres, pero, nada. Al final a cada uno lo llevaron a
lugares diferentes. A Goya le tocó estar
para siempre bajo una de sus mejores obras



A lo que iba. De mí visita, una
anécdota curiosa y hasta entrañable: sobre la tumba hay siempre una rosa de
esas liofilizadas que de vez en cuando es cambiada por otra. ¿Saben quién es el
oferente? Pues, Manolito Royo. ¡Olé! Por él. En la foto verás la rosa más
colorista de Manolito y otra más pequeña y oscura que deposité yo, recién
“mangada” de los jardines que hay delante de San Antonio de la Florida.



En las fotos, además de la tumba
de Madrid, están: una vista de los frescos y el cenotafio dónde fue enterrado
Goya cuando murió en Burdeos y que hoy está en la plaza del Pilar de Zaragoza.

23/09/2014 12:54 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar