Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2015.

11/01/2015

A golpe de crisis, menos posibildad para la cultura.

20150112010429-roncal.jpg

La crisis económica ha hecho unirse a las Cajas de Ahorro y dejar de ser tales. Ahora son unos bancos más. En Aragón, la CAI y sus adlateres han tenido que llamar a la puerta de la más grande para sobrevivir.
Hasta estos momentos y en lo referente al arte, la CAI tuvo una labor más compacta y acertada. Cambios de emplazamientos al margen, la sala Luzán fue la encargada de traer hasta Zaragoza lo que se cocía por España y con reprecusión internacional. Más Pasos que Daus al Set, es cierto, pero estuvo atenta a las vanguardias de más prestigio, desde los andaluces a los gallegos. Como complemento, la sala Barbasán atendía a lo que sucedía aquí, en nuestra región. Con la Barbasán tuve mucha relación y capacidad de propuesta a la hora de seleccionar cada temporada. Muchas de esas ídeas fueron aceptadas :Un catálogo trasnochado dejó sitio a una serigrafía de Pepe Bofarull y con lo que sobraba, cada pintor que exponía contaba con una ayuda de 25.000 pesetas. Eran los años 80.
La fusion de Ibercaja y CAI/Caja3 ha hecho que todo cambie. La atención a los jóvenes valores pasa de la Barbasán -que desaparece- a la fundación Joaquín Roncal. Serán menos las individuales pero el lugar es más visitado y más amplío. Lo uno, por lo otro.Hay amigos, bueno,uno que no está del todo conforme. Con tal de llevarme la contraria...
Mientras, Ibercaja apuesta por un nuevo Museo Camón Aznar a lo grande apoyándose en las obras de Goya que posee. Nada mal y con futuro si hubiera generosidad y concordia por parte del Gobierno de Aragón. De paso, supongo se hará limpia de algunas falsificaciones muy notorias y sabidas procedentes de la coleción de José Camón Aznar, tales como un Greco, que fue pintado en San Sebastían y visto pintar por un alcalde de Zaragoza que fue quién me lo confesó, amén de otras pintadas.

En la foto, delante de una de las 40 obras que inauguran "Mudanzas" en el Joaquín Roncal. De izquierda a derecha, Antonio Abad, Pilar Álvarez, George Ward y yo.

11/01/2015 20:55 #. Tema: Otros temas culturales y más No hay comentarios. Comentar.

13/01/2015

La trashumancia de la sala Barbasán.

20150113165130-cai-barba.jpg

La sala Barbasán ha echado la persiana en su última ubicación, calle Don Jaime 33, junto a plaza Ariño. Allí llevaba desde 1977 pero con anterioridad estuvo en otro lugar.
Lo mismo sucedió con el edificio central de la entidad de ahorro que empezó en Méndez Nuñez, al comienzo, antes de lo que hoy es Museo Camón Aznar. Esa primera fachada se adornaba con una escultura de Félix Burriel. De ahí, a Don Jaime 33, donde Burriel fue sustituido por la cerámica que representa a la imagen de la Inmaculada. Y en ese 1977 va lo que hasta el momento es la oficina principal, en paseo de Independencia 24-26. En resumen: Méndez Núñez-Don Jaime-Independencia.
¿Y la sala Barbasán? Prácticamente fue en sentido contrario. Comenzó en Independencia, muy cerca del local del Argensola. En el 1977 se traslada a Don Jaime y ocupa el espacio que deja la sala Luzán. Y ahora, con o sin el nombre de Mariano Barbasán, va a la Fundación Joaquín Roncal, plaza de San Braulio, junto a Méndez Núñez. La historia sigue.
No creo que la unión Ibercaja/CAI/Caja 3 deje de la mano a los nuevos creadores. Es necesario. De poco serviría subirse al carro de Goya -lo que está muy bien- y dejar al presente sin futuro. Es mi opinión. Y lo digo con H de hoy pero con raíces de futuro.
En la foto, el edificio de Don Jaime 33.

13/01/2015 16:51 #. Tema: Más sobre Gonzalo Bujeda Hay 1 comentario.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar