GOTAS DE ROCIO

BLOG QUE QUIERE RECOGER TEMAS DE MEDIO AMBIENTE, NATURALEZA, MONTAÑA, AGUA, SOCIEDAD, VIAJES, POLÍTICA.
INTEGRANTE DE LA PLATAFORMA EN DEFENSA DE LAS MONTAÑAS DE ARAGÓN, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN Y DE ARAGÓN NO SE VENDE.

Temas

Enlaces

naturaleza

medio ambiente

sociedad

politíca

Archivos

 

TODA CAMBIA PARA QUE NADA CAMBIE

20100105202945-obama-hope.jpg

Con bastante ingenuidad y pecando de optimismo, algunos creíamos que con la llegada de Obama a la Casa Blanca algunas cosas cambiarían en la política internacional de EE UU.

Las promesas escuchadas durante la campaña electoral del primer presidente negro de Norteamérica nos llevaron a pensar que por fin ese país abandonaría el camino seguido por los Bush, -padre e hijo- en su política intervencionista y abrazaría, con todas las prevenciones posibles, una línea de actuación más cercana a la que se estila por Europa.

El balance tras el primer año de gobierno demócrata no puede ser más desesperanzador.  Probablemente por lo rompedora que era su campaña, por su figura no solo política sino porque encarnaba los sueños de una importante parte de la población americana, y por ser el primer hombre de color en acceder a la Presidencia; todos en el planeta esperábamos mucho de él. Y Obama no ha hecho en este primer año de legislatura casi nada de lo prometido.

Es dificil no remitirse a nuestro presidente Rodriguez Zapatero y a su promesa de sacar a las tropas españolas de Iraq nada más tomar posesión de su cargo en su primera legislatura al ver como una y otra vez se alargan los plazos de la prometida retirada de Iraq.

 

También Obama hizo la misma promesa, pero pasado este primer año, no solo no la ha cumplido, sino que con el horizonte puesto en el 2010 como posible fecha de su salida, ha reforzado la presencia de las tropas norteamericanas en Iraq con ......

Efectivos más.

 

A este avispero que para la política norteamericana constituye Iraq, se han ido abriendo otros frentes, principalmente en  Afganistan y Pakistan, en los que cada vez es mayor la presencia de tropas de EEUU.

 

Parece como si una maldición acompañara a las tropas norteamericanas cada vez que el gobierno de turno decide iniciar una nueva confrontación. Aunque su misión fuera la de perseguir a los elementos terroristas que en esos paises se asientan, causantes de la mayor etapa de atentados que se recuerda en el planeta problamente desde la guerra de Vietnam, la realidad es que cada intervención se convierte en un nuevo frente. Una nueva guerra larvada, de creciente intensidad, contestada  violentamente y con numerosos atentados por los terroristas a los que se pretende atacar y fulminar, que conlleva en todos los casos un gran sufrimiento para la población local, amén de hambrunas, miseria, huídas forzadas de sus habitantes de los lugares en guerra y un gran número de muertos y heridos, en lo que las autoridades militares llaman eufemísticamente como daños colaterales.

Desgraciadamente aquella frase de matar moscas a cañonazos tiene en estos paíese un gran sentido.

 

Ahora, en lo que parece una nueva escapada, EE UU y Gran Bretaña amenazan con abrir otro nuevo avispero, situando en Yemen y Solomalia las nuevas bases de entrenamiento de células  terroristas de Al Qaeda, sin duda dos de los países más paupérrimos del cuerno de Africa. Presas faciles ya que el desgobierno esta instalado en las instituciones de ambos países igual que la anarquía, las luchas tribales o los señores de la guerra que campan a su aire y manejan los destinos de ambos pueblos. Si a todo ello se suman  acciones como la de Umar Farouk Abdulmutallab, el nigeriano de 23 años acusado de intentar hacer estallar un avión de pasajeros estadounidense que iba a aterrizar en Detroit el pasado 25 de diciembre, le sobrarán motivos a Obama y Brown para poner en marcha nuevas ofensivas antiterroristas. Toda la atención internacional se ha concentrado los últimos días en Yemen después de que confesara a los investigadores de EE UU que había sido entrenado por Al Qaeda en aquel país.

 

Pero primero, como suele hacer EE UU, desembarcará esa nueva CIA que Obama pretende crear, exportando los nauseabundos métodos que con tanto éxito –para ellos- aplicó en pasadas décadas en América Latina, Asia o Africa.  Una nueva agencia para el exterior con licencia para todo, y ya sabemos lo que significa la palabra todo para estas gentes. Se encargará de defender los intereses de los dos países de los posibles o hipotéticos ataques terroristas, así como de impedir la formación de los llamados ejercitos del terror allí donde parece que se asientan. Tambien formarán y equiparán a los servicios secretos y a los militares en la lucha antiterrorista. Resulta una dialectica demasiado oída y usada en los últimos tiempos. ¿No es así como empezaron las cosas en Iraq o Afganistan?.

 

Se abren pues nuevos frentes de batalla en los que las agencias privadas tipo Blackwater que prestan servicios de seguridad o las empresas armamentísticas como Halliburton, propiedad del ex vicepresidente Dick Cheney, ya habían puesto sus ojos hace tiempo. Hay que dar parte del pastel a aquellos que apoyaron a Obama hace un año, permitiéndole acceder a la presidencia de EE UU.

 

Entonces nos ilusionamos pensando que las cosas serían diferentes, que cambiaría la política norteamericana cesando sus ingerencias en otros países. El tiempo como siempre pone las cosas en su sitio: TODO CAMBIA PARA QUE NADA CAMBIE.

 

05/01/2010 20:29.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar
hosting
hosting