GOTAS DE ROCIO

BLOG QUE QUIERE RECOGER TEMAS DE MEDIO AMBIENTE, NATURALEZA, MONTAÑA, AGUA, SOCIEDAD, VIAJES, POLÍTICA.
INTEGRANTE DE LA PLATAFORMA EN DEFENSA DE LAS MONTAÑAS DE ARAGÓN, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN Y DE ARAGÓN NO SE VENDE.

Temas

Enlaces

naturaleza

medio ambiente

sociedad

politíca

Archivos

 

EE UU OTORGA INMUNIDAD A LOS CINCO MERCENARIOS DE BLACKWATER

20100105203333-mercenarios-blackwater.jpg

Curiosamente un país como EEUU caracterizado por las inmumerables agencias y servicios secretos de que dispone, llamense Servicio Secreto, CIA o FBI entre otros menos conocidos, desde siempre ha echado mano de oscuras agencias de protección para sus trabajos má sucios en aquellos lugares del planeta en los que como en Iraq se encuentra inmerso en una guerra. Unos trabajos que ni la denostada CIA se atrevería a acometer.

 

Desde el comienzo de la invasión de Iraq por el ejercito norteamericano, más de 30.000 perros de la guerra han participado en tareas secretas y siempre sangrientas. Este numeroso grupo de mercenarios, encuadrados en agencias tan conocidas como Blackwater, Dyn Corp Internacional, Titan, Hart Group o Halliburton , ésta propiedad de Dick Cheney, ex vicepresidente de EEUU en el gobierno de George W. Bush, trabajaban en Iraq no sólo en áreas de seguridad e inteligencia, sino que también realizaban tareas de entrenamiento militar y de programas de interrogatorios (torturas) como quedó claramente demostrado por las investigaciones en las cárceles de Iraq.

 

Muchas de esas empresas, que figuran inscritas como contratistas de obras y servicios, vinculadas a funcionarios del Pentágono y la Casa Blanca,  han obtenido ganancias cercanas a los 100 mil millones de dólares.

Los llamados corporativos militares privados (PMC, por sus siglas en inglés) mantienen en secreto sus actividades y carteras de clientes al no estar reguladas por ninguna normativa internacional, a pesar de su condición de ejércitos sin fronteras. Su área de prestación de servicios abarca  guerras, conflictos armados internacionales, minas de diamantes o pozos petrolíferos, cuyo control y explotación alimentó guerras en Africa, principalmente en Sierra Leona y Angola. En este país, durante el último conflicto, se negociaron contratos con más de 70 empresas militares privadas que trabajaban para todos los países con intereses en la zona.

Estas corporaciones están unidas mediante numerosos vasos comunicantes a holdings comerciales que despliegan las más diversas actividades: finanzas, servicios, periodismo, alimentación, petróleo, industria militar, aeronáutica y espacial, informática, etc.

En este sangriento negocio las empresas norteamericanas e inglesas dominan el mercado mundial. Los servicios que prestan se extienden a todas las ramas de las fuerzas armadas de EEUU y Gran Bretaña, una parte de cuyo entrenamiento está realizado por empresas privadas. El Pentágono nunca reconocerá que parte de sus soldados son entrenados por expertos y con manuales de guerra privados.

Una de estas agencias, Blackwater, tuvo una notoria y nefasta participación en la guerra de Iraq, caracterizada por sus sangrientas incursiones y represalias entre la población civil. Cinco vigilantes armados de esta compañía perpetraron el 16 de septiembre de 2007 el asesinato de 14 civiles en el centro de Bagdad. La investigación del FBI estima que sólo tres de los 17 muertos y 21 heridos ocurridos en la plaza Al Nasur de Bagdad podrían justificarse como una respuesta a una inminente amenaza en virtud de las leyes sobre el uso de la fuerza letal para las compañías privadas de seguridad en EEUU.

Este incidente provocó una gran conmoción entre la población y las autoridades de Iraq. A raíz de ese tiroteo el Gobierno ratificó una propuesta de ley para retirar la inmunidad a todas las agencias de seguridad extranjeras que actaban en el país,  introduciendo nuevos requisitos para su autorización.

Las familias de algunos iraquíes muertos en el incidente demandaron a la compañía Blackwater por considerar que violaron la ley y por fomentar una cultura "de anarquía legal" entre sus empleados. En esta demanda presentada ante un tribunal de distrito de Washington, se destaca que los hechos sucedidos el 16 de septiembre de 2007 fueron un "asesinato sin sentido”. Por su parte el Departamento de Estado norteamericano prometió a los empleados de la empresa de seguridad Blackwater inmunidad en la investigación del tiroteo de septiembre de 2007. Según las investigaciones del Departamento de Estado a muchos de los guardas que tomaron parte en el asalto se les ofreció "inmunidad limitada", prometiéndoles que no serían procesados por nada de lo que declararan a las autoridades sobre lo sucedido el día del tiroteo, siempre y cuando dijeran la verdad.

Precisamente echando mano de esta precisión ha sido como Ricardo Urbina, juez federal norteamericano, ha desestimado los cargos contra cinco de los vigilantes armados de Blackwater, acusados de la muerte de 17 civiles en septiembre de 2007.  En un alegato de más de 90 páginas este juez argumentó que el Gobierno de Estados Unidos había violado los derechos de los mercenarios, a los que había dado inmunidad,  al usar sus declaraciones para adelantar en la investigación. Este veredicto se produce tras una serie de audiencias en las que se discutió si los fiscales y  los agentes federales habían usado de manera inapropiada las declaraciones que los investigadores del Departamento de Estado tomaron a los vigilantes después del incidente el 16 de septiembre de 2007.

Con la decisión del juez Urbina, vuelve a primera línea de actualidad la intervención en cualquier tipo de conflicto armado de los mercenarios contratados por las compañías de seguridad. El veredicto tomado por la corte federal deja libres a estos cinco mercenarios a quienes Irack querría haber juzgado en el país como criminales de guerra.

Tras conocerse la noticia un portavoz del gobierno del Presidente Nuri al Maliki manifestó su más profunda decepción por el veredicto y tras rechazar el fallo del tribunal,  aseguró que los cinco mercenarios cometieron un grave crimen. Además declaró que el gobierno iraquí mantiene su propia línea de investigación, que existen pruebas de que los hombres de Blackwater asesinaron a 17 civiles iraquíes, por lo que en estos momentos se estaban planteando que tipo de acciones van a emprender contra la empresa.

 

 

 

05/01/2010 20:33.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar
hosting
hosting