GOTAS DE ROCIO

BLOG QUE QUIERE RECOGER TEMAS DE MEDIO AMBIENTE, NATURALEZA, MONTAÑA, AGUA, SOCIEDAD, VIAJES, POLÍTICA.
INTEGRANTE DE LA PLATAFORMA EN DEFENSA DE LAS MONTAÑAS DE ARAGÓN, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN Y DE ARAGÓN NO SE VENDE.

Temas

Enlaces

naturaleza

medio ambiente

sociedad

politíca

Archivos

 

La agresión a dos inmigrantes subsaharianos en Italia termina en una batalla campal con la policía

20100109213548-italia-criminaliza-inmigrantes.jpg

Hace dos años visité Nápoles y más allá de la belleza del lugar, guardo el imborrable recuerdo de cómo era la situación de los inmigrantes, principalmente subsaharianos y del sudeste asiático en aquella ciudad y en toda Italia.  En puertas de unos comicios que ganó de calle Il Cavalieri, el ambiente que se respiraba era de confrontación con los emigrantes, a los que se les culpaba de todo, especialmente del aumento de la criminalidad y de la falta de puestos de trabajo. Se tenía la sensación permanente de que los italianos, lejos de apostar por posturas centristas o de izquierdas, se decataban por un gobierno y una política de extrema derecha, la de Berlusconi, en la que había un objetivo, buscar un chivo expiatorio para todas sus frustraciones, esto es, los miles de sin papeles que existían y existen en Italia.

 

Pasados dos años, las cosas lejos de mejorar, han ido radicalizandose. Desde el gobierno de Berlusconi se han aprobado numerosas leyes que recortan los mínimos derechos reconocidos a los inmigrantes, especialmente a los sin papeles. Sin embargo, se sigue echando mano de ellos, explotándolos, pagándoles salarios de miseria por jornadas de 12 a 14 horas de trabajo, y sin posibilidad alguna de regularizar su situación, es decir sin posibilidad de conseguir los ansiados papeles que les conviertan en ciudadanos de segunda categoría, ya que equipararlos a los italianos no entra en ningún caso en los planes de Il Cavaliere.

 

Esta situación produce constantes confrontaciones entre la población y los inmigrantes, ya que los primeros, amparados por una legislación bastante laxa a la hora de castigar las agresiones, han convertido las calles de las ciudades y pueblos en una especie de ciudades sin ley en las que el deporte a practicar consiste en perseguir y agredir a los diferentes, a los extranjeros y especialmente a quellos que son negros.

 

La agresión perpetrada desde un coche por ciudadanos de Rosarno, en Calabria, que hirieron con un rifle de aire comprimido a dos inmigrantes africanos el pasado jueves cuando volvían de su trabajo en el campo, ha devenido como no podía ser de otra manera en un estallido de violencia racial. Al ataque sufrido por sus dos compañeros contestaron centenares de inmigrantes subsaharianos y del Magreb. Los sin papeles marcharon por las calles de Rosarno protestando airadamente por la agresión y dejando a su paso un reguero de contenedores quemados y lunas de coches rotas.  Es evidente que la mejor manera de protestar no es dejar al paso de la protesta a un reguero de destrozos, pero si como en el caso de Rosarno, más de 1.500  inmigrantes sufren desde hace mucho tiempo la explotación de los agricultores de la zona, malviviendo en naves o fábricas abandonadas y en silos, sin acceso a los más elementales servicios como agua o una vivienda decente, y con la poderosa mafia local, la `Ndrangheta, decidiendo quien y como trabaja, es hasta cierto punto comprensible el hartazgo y la reacción de los inmigrantes.  La mafia calabresa domina  las empresas de esta zona, especialmente las dedicadas a la agricultura, para las que es necesaria la mano de obra extranjera.

 

A los dos heridos inciales hay que sumar 37 más entre policías e inmigrantes, tras los desordenes y los atropellados y apaleados por los habitantes de la zona tras la manifestación pacífica que los trabajadores agrícolas realizaron el viernes ante el ayuntamiento de Rosarno. Consecuencia de lo que se conoce como la caza al negro, ciudadanos que se tomaron la justicia por su mano disparando a los temporeros y cerrando Rosarno para que no hubiera testigos de la represalia. Más de 300 policías se tuvieron que emplear a fondo para contener los ataques. La avanzadilla de África que se niega a morir de hambre choca con el sur del Norte, territorio dominado, machacado, agostado por la ’Ndrangheta en palabras de un testigo de lo sucedido.

 

Los ánimos estan exaltados ya que no es la primera vez que ésto sucede. Los inmigrantes sufrieron incidentes similares hace ahora dos años, cuando tras ser asesinados a tiros varios compañeros, se enfrentaron a la Camorra, otra de las  mafias que se asientan en Italia, en el mismo Rosarno y en Castelvolturno en la zona de la Campania.

 

Tampoco contribuyen a serenar los ánimos las declaraciones del Ministro del Interior, Roberto Maroni, quién ha declarado que Italia ha sido demasiado tolerante con la inmigración clandestina en los últimos años.  En Rosarno, se vive una situación dificil como en otros sitios, ha dicho, porque en todos estos años hemos tolerado sin hacer nada eficaz  la inmigración clandestina, que ha alimentado la criminalidad y ha generado una situación de fuerte degradación.  Más moderado fue el Presidente de la República, Giorgio Napolitano, que pidió con firmeza que cesara la violencia.

 

Pero los actos de violencia y las agresiones seguiran produciéndose sino se toman medidas encaminadas a castigar las agresiones que habitualmente sufren los sin papeles y que en la mayoría de los casos quedan impunes.

09/01/2010 21:35.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar
hosting
hosting