GOTAS DE ROCIO

BLOG QUE QUIERE RECOGER TEMAS DE MEDIO AMBIENTE, NATURALEZA, MONTAÑA, AGUA, SOCIEDAD, VIAJES, POLÍTICA.
INTEGRANTE DE LA PLATAFORMA EN DEFENSA DE LAS MONTAÑAS DE ARAGÓN, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN Y DE ARAGÓN NO SE VENDE.

Temas

Enlaces

naturaleza

medio ambiente

sociedad

politíca

Archivos

 

MUBARAK UTILIZA A SUS "ESBIRROS" PARA FRENAR LAS PROTESTAS

20110203233051-manifestante-herido.jpg

Algunos pensaban que el rais ya estaba vencido. Otros, más confiados, creían que había que aguantar en la calle tanto como se pudiera y forzar así la salida de Murbarak. Los más agoreros, aquellos que conocen de cerca como se las gasta el presidente, dudaban de que sólo con la salida del pueblo a la calle se forzaría su renuncia. “La marcha del millón de personas” ayer no ha hecho mella en el dirigente.

Sin duda se ha menospreciado su fuerza y su astucia. Por eso, como un cocodrilo herido, se ha lamido las heridas, ha recuperado fuerzas y apoyos y, tras esperar la mejor ocasión, ha demostrado que aún no está derrotado. La realidad es que puede que estos sean sus últimos días al frente de Egipto, pero sin duda serán los más terribles y sangrientos que cabría esperar.

Durante ocho días ha permanecido callado, sin aparecer en público; sólo se le vio en televisión cuando, forzado a disolver su gobierno, nombró otro -calcado del anterior-, con un vicepresidente -Omar Suleiman- que hasta ese momento dirigía los servicios secretos del país. No había cambio, si acaso una transición tutelada por sus antiguos ministros.

Sin duda ha tenido tiempo de meditar su próxima jugada y, tan astuto como el cocodrilo, Mubarak ha esperado su ocasión. Se ha revuelto para demostrar que no está acabado, sacando a las calles de las principales ciudades del país a sus “esbirros”. Hordas de sus seguidores, todos de paisano y armados de palos, piedras, cuchillos, navajas y alguna que otra arma de fuego. Se dicen civiles partidarios del rais, pero es evidente que son elementos de la policía y el ejército, afectos al régimen, que patean las calles sembrando el pánico y dejando a su paso una ola de miedo, heridos y también algún muerto.

En perfecta formación, bien organizados y con un objetivo claro: el choque con los manifestantes que reclaman contra el Gobierno egipcio de Hosni Mubarak. Su táctica: romper la cohesión entre los opositores, sembrar el miedo y demostrar que frente a los millones de personas que desde hace días piden la caída de Mubarak, éste tiene también sus defensores, pocos, pero bien pertrechados y dispuestos a sembrar el caos.

Se mueven con sorprendente soltura por las calles de El Cairo y Alejandría. Según se ha visto en las imágenes de televisión, recuerdan sospechosamente en sus acciones a las primeras intervenciones de la policía, antes de ser retirada y sustituida por el ejército. Sus movimientos, bien planeados, no se enmarcan dentro de las movilizaciones espontáneas surgidas entre la ciudadanía.

No necesitan de las redes sociales para planear la próxima concentración. Frente a la improvisación de los cairotas, los supuestos partidarios de Mubarak han tomado las calles en formación y con una clara consigna: atacar, causar pánico y sembrar el caos.

Se habla ya de alrededor de 500 heridos y de al menos un muerto confirmado. Y como siempre sucede en las revueltas, hay que «matar al mensajero»; por eso, uno de sus principales objetivos son los periodistas. La Plaza Tahrir y las calles próximas han sido escenario hoy de una batalla campal entre los manifestantes y los “esbirros” de Mubarak. Periodistas que cubrían la concentración han confirmado que se trataba de policías de paisano, los mismos que la semana pasada se dedicaron al pillaje. En cuanto descubren a los periodistas, se dirigen hacia ellos, amenazantes, blandiendo sus armas, han comentado reporteros de Al Jazeera y Reuters ante las cámaras.

Mubarak está acorralado, se niega a ceder a las peticiones de sus compatriotas. Ni el presidente Obama parece capaz de convencerle. Está dispuesto a todo: ya dijo ayer que no va a abandonar el país, que morirá en Egipto. ¿Una amenaza?, ¿tal vez una premonición de lo que puede pasar?

El “faraón” juega una de sus últimas batallas usando la táctica del terror, tras la que amenaza con dejar una imagen de tierra quemada, muertos y heridos. Sobre Egipto se ciernen oscuros presagios, sus días al frente del país pueden terminar a sangre y fuego.

03/02/2011 23:30.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar
hosting
hosting