GOTAS DE ROCIO

BLOG QUE QUIERE RECOGER TEMAS DE MEDIO AMBIENTE, NATURALEZA, MONTAÑA, AGUA, SOCIEDAD, VIAJES, POLÍTICA.
INTEGRANTE DE LA PLATAFORMA EN DEFENSA DE LAS MONTAÑAS DE ARAGÓN, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN Y DE ARAGÓN NO SE VENDE.

Temas

Enlaces

naturaleza

medio ambiente

sociedad

politíca

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2011.

01/03/2011

LA CULPA DE TODO LA TIENE "DEF CON DOS"

La celebración del III Festival solidario Buena Chen, ha traído a Def Con Dos (DCD) a Zaragoza. Este grupo, con veinte años de trabajo a sus espaldas, una carrera musical en la que han grabado once discos y una dignísima trayectoria, comprometida y siempre fiel a su estilo, decidió participar en esta iniciativa solidaria compartiendo cartel con grupos aragoneses como La Ronda de Boltaña, Picore, Lurte o el rapero Rapsusklei.
JPG - 48.6 KBCésar Strawberry y J.Al Andalus en la presentación de "La culpa de todo la tiene Def Con Dos". Foto: Maribel Roldon

DCD comenzó en nuestra ciudad y con Buena Chen su gira de conciertos presentando su último disco. Un recopilatorio con doce títulos, un tributo en el que once de sus más conocidas canciones son reinterpretadas por otros tantos grupos o músicos muy conocidos, con el añadido final de otra tocada por ellos mismos.

La caja -que denominan “ladrillo”- del recopilatorio se completa con otro CD repasando esos veinte años de actuaciones más un DVD con lo mejor del grupo. Además, también se acompaña de un libro -que promete ser el primero de otros muchos- en el que se hace un repaso de la trayectoria del grupo desde sus comienzos hasta 1995.

César Strawberry, su autor y unos de los cantantes del grupo, junto al bajista Jesús Arispont, también conocido como J. Al Andalus, fueron los encargados de su presentación en la FNAC de Plaza España.

Dos tipos de lo más normales, simpáticos y cercanos. Nada que ver a lo que nos tienen acostumbrados algunos músicos, esos artistas alejados de su público, subidos en un pedestal y llenos de una vanidad que les hace antipáticos y poco amables. Solo una imagen para dar idea de estos dos personajes: llegaron sin acompañamiento al lugar de la presentación, a píe, y atendiendo, firmando autógrafos y dejándose fotografiar por todos aquellos que los estaban esperando a la puerta del establecimiento.

Dos personajes geniales, simpáticos a rabiar y muy cercanos, que hicieron de la presentación de su último trabajo un espectáculo divertido. Por César, encargado de hacer de portavoz, supimos de los músicos amigos que han participado en este, su hasta ahora último trabajo. Uno a uno fueron citando a los artistas que han colaborado en La culpa de todo la tiene Def Con Dos que, como citaba Strawberry, constituye su último asalto.

Por él pudimos conocer los entresijos de este disco, los contactos con sus amigos músicos, las pocas dudas que estos habían tenido a la hora de aceptar el ofrecimiento de hacer una versión -la que ellos quisieran- de sus canciones. Y el resultado final, en palabras de los dos: "¡De puta madre...!"

Andrés Calamaro, Soziedad Alkohólika, Narco, O’Funk’illo, Huecco, Lendakaris Muertos, Delinqüentes, SFK, Frank T, Arianna Puello, La Cabra Mecánica o Digital 21 se encargan de versionar once temas que, en palabras de César Strawberry, constituyen un repaso a sus 20 años en la carretera, pero con otra visión, la que compañeros y amiguetes han dado a esas once canciones con su sello personal.

Veinte años de música que Strawberry se encargó de repasar: sus inicios, los primeros éxitos, los tiempos más oscuros, sus colaboraciones con Álex de la Iglesia -cruciales en un momento difícil del grupo- en las películas Acción Mutante y El Día de la Bestia, su compromiso con la música que les gusta hacer; la separación y su regreso motivado por la necesidad de seguir tocando, de hacer lo que mejor saben, la morriña del contacto con su público, las muchas cosas que les hacen seguir tocando y, sobre todo, una gran sinceridad. Cuentan que los años se notan -a veces para bien, y, en otros casos, no tanto-, pero que la idea que está detrás de DCD no envejece: siguen pensando que la lucha contra la estupidez es necesaria.

JPG - 53.9 KBDCD apoyando el Festival Buena Chen. Foto: Maribel Roldon

Def Con Dos participa en el Buena Chen 2011

Y no solo de música se habló en esta presentación, también hubo tiempo para hablar de la situación actual. Son opiniones que quieren suscitar debates, sacar a la sociedad española, y particularmente a la gente más joven, de ese estado de somnolencia en el que se encuentran. Ellos lo hacen con sus letras, en las que hablan de la crisis, del ocaso de las ideologías. Se preguntan que va a pasar ahora que ya no somos un país rico, ¿sabremos adaptarnos a los nuevos tiempos? Reflexionaba César sobre por qué los jóvenes no salen a la calle a protestar, por qué no siguen el ejemplo que está dando la juventud en el Magreb. «Vivimos un falso espejismo, estúpido, esperando la vuelta de los años de bonanza», comentaba.

Tampoco esquivó el espinoso tema de la Ley Sinde y las descargas en internet. En su opinión hay que pagar por ellas, pero deben ser las empresas de telefonía quienes deben hacerlo. Ellas lanzaron el concepto de que todo era gratis en internet, aunque previamente ya te hacen pagar por ello cuando las contratas. Propone, pues, que sean ellas las que paguen por las descargas, aunque también sugirió que en el futuro deberemos acostumbrarnos a pagar una pequeña cantidad, tal vez simbólica por la música o las películas que nos bajemos, para lo que primero habrá que educar al usuario. Dejó muy claro que no se puede criminalizar a la gente, que las compañías telefónicas son las culpables.

Así terminó la presentación de su nueva disco y la gira de conciertos que les llevará por todo el país.

Y ese primer concierto lo vimos al día siguiente, pues fueron ellos los que cerraron el III Festival solidario Buena Chen. Una descarga de buena música, con un directo potente y eficaz. Buen sonido y mejor puesta en escena. Como dicen en su presentación, «veinte años no son nada» y, ciertamente, que se encargaron de demostrarlo en el escenario, donde dieron lo mejor de si mismos a un público entregado que coreaba sus canciones más conocidas.

Buena gira, amigos, muchos éxitos y, como dicen los del negocio, ¡mucha mierda!




Etiquetas: ,

01/03/2011 23:50. Autor: Maribel. #. No hay comentarios. Comentar.

09/03/2011

"AQUÍ YACEN NUESTROS DERECHOS"

Cerca de un centenar de trabajadores del SALUD han participado esta mañana en una protesta ante la sede del Servicio Aragonés de Salud (SAS).

Los trabajadores, pertenecientes a CGT-Sanidad, se han congregado a las puertas del SAS, donde han entregado al Gobierno de Aragón 800 instancias firmadas por compañeros y compañeras del SALUD. En estas peticiones se reclama el pago de las cantidades correspondientes a la carrera profesional, congeladas desde hace dos años.

JPG - 85.1 KB"Aquí yacen nuestros derechos". Foto: José Luis Martínez

Simulando una morgue, varios compañeros se han tendido sobre el suelo envueltos en sudarios bajo la leyenda «Aquí yacen nuestros derechos». Denuncian así la pretensión del Gobierno de Aragón de que las ETT gestionen la contratación temporal en el SALUD y piden que las contratas que gestionan los servicios de limpieza de los centros readmitan a las trabajadoras de limpieza de centros hospitalarios despedidas.

Etiquetas: , ,

09/03/2011 15:46. Autor: Maribel. #. Tema: sociedad No hay comentarios. Comentar.

14/03/2011

TRAS EL TERREMOTO, UN ACCIDENTE NUCLEAR AMENAZA JAPÓN

Primero fue un seísmo frente a las costas de Sendai, después un tsunami, y ahora Japón se enfrenta a un desastre nuclear que muchos comparan ya al de Chernóbil.

 

JPG - 47.3 KBNúcleo del reactor I de la central nuclear de Fukushima Daiichi. Fuente: Wikipedia

Entre las terribles consecuencias del tremendo terremoto y posterior tsunami sufrido el pasado viernes en Japón, hay una, la explosión en la central nuclear de Fukushima que tiene a día de hoy unas temibles connotaciones y la incertidumbre de hasta dónde pueden llegar los daños en la central y qué nivel de gravedad tiene la contaminación radioactiva en la población .

Japón vive días duros que, sin duda, van a marcar un antes y un después en la vida y en la historia de sus habitantes. Acostumbrados como están a constantes temblores de tierra, nadie creyó en un primer momento que el del viernes fuera a ser tan grave -8’9 en la escala de Richter- y que provocaría un tsumani de efectos tan demoledores que ha dejado un balance provisional de 1.217 muertos, más de 300.000 desplazados y miles de desaparecidos, sumiendo a todo el país en estado de shock.

Este devastador terremoto, que ha arrasado literalmente ciudades y pueblos hasta hacer irreconocibles sus calles y casas, ha dejado tras de sí un panorama dantesco. La fuerza de la ola producida por el tsunami arrolló todo a su paso, arrastrando tierra adentro -hasta más de 10 km en algunos casos- trenes, coches, edificios, contenedores,... que tras la retirada del agua parecen juguetes rotos en un mar de lodo y ruinas. Más de un millón de hogares carecen de agua potable desde el viernes y más de dos millones de viviendas están sin corriente eléctrica en las prefecturas de Aomori, Iwate, Miyagi y Fukushima.

Todo el país se ha visto afectado por el terremoto, paralizando la vida de los japoneses y la de sus instituciones. Tan grave es la situación que está previsto que el Parlamento de Japón suspenda sus actividades, algo inusual en una nación que ha hecho del respeto por las tradiciones una seña de identidad. Gran parte de la industria automovilística, una de las más potentes a nivel mundial, no abrirá sus puertas el lunes. Las plantas de Honda, Nissan, Mitsubishi, Suzuki o Toyota -líder mundial del motor- permanecerán cerradas, pues carecen de las piezas de repuesto para seguir trabajando. Una consecuencia más del terremoto: la falta de suministros, tras desaparecer las carreteras, autopistas y líneas férreas que unen las diferentes islas.

Y tras el terremoto y el tsunami, Japón tiene ahora que luchar «a la desesperada» contra la posible explosión descontrolada de la central nuclear de Fukushima, cuyo reactor número uno explosionó el pasado sábado destruyendo el edificio en el que se alojaba, tras fallar los mecanismos de emergencia. Un tremendo accidente nuclear que ha sido comparado por su magnitud con el de Chernóbil y que puede afectar a los demás reactores de la central, especialmente al número tres. La falta de electricidad, debida al terremoto, no permitió la necesaria refrigeración del reactor, que se fue calentando, produciéndose una acumulación de hidrógeno en el edificio donde se aloja el sarcófago que contiene al reactor, produciéndose su explosión y posterior desplome del techo. Para enfriarlo, a falta de agua en el circuito de refrigeración, fue necesario utilizar la del mar, lo que generó más vapor, obligando a abrir las válvulas del hidrógeno, emitiendo a la atmósfera vapor radioactivo.

Aunque el gobierno japonés y los técnicos aseguran que la emisión fue controlada y que no hay peligro para la población, los niveles radiactivos en el entorno de la central eran mil veces superiores a la normal. Según portavoces oficiales, es la radiación que recibe una persona en una año. Aun así, las autoridades han fijado un área de exclusión de la central de 20 km, evacuando a más de 210.000 personas, que han sido realojadas en edificios oficiales.

JPG - 121.4 KBLocalización del complejo nuclear de Fukushima. Fuente: Wikipedia

El miedo encierra a los japoneses en sus casas

El miedo entre la población es patente, el temor a nuevos estallidos hace que los japoneses se encierren en sus casas. Las calles de muchas ciudades de la zona, vacías, sólo escuchan los pasos de los 10.000 militares que se han desplazado a los alrededores de la central. Temen más a las consecuencias del accidente nuclear que al propio terremoto. Chernóbil y las ya lejanas Hiroshima y Nagasaki están en la mente de todos. Hasta el momento son sólo cuatro personas -dos operarios de la planta y dos técnicos- los heridos por la explosión. Los médicos hablan de roturas y contusiones, pero no se sabe si, además, pueden estar afectados por la radiación. Las fuentes del hospital han sido muy cautas en este tema, posiblemente por miedo a alarmar aún más a la población.

Ahora se lucha por impedir la explosión de los demás reactores de Fukushima. Las autoridades dan por seguro que ha habido una fusión parcial del núcleo del reactor 1 y, mientras, las alarmas han saltado en Tokai, a 120 km al norte de Tokio, donde el reactor 2 está siendo enfriado con un único generador eléctrico de los tres que tiene -los otros dos fallaron como consecuencia de la catástrofe-. En la central de Onagawa, en la costa de la prefectura de Miyagi, se ha declarado el nivel de emergencia más bajo por radiactividad. Los tres reactores que la componen están bajo control, según los técnicos, siendo los niveles de radiactividad detectados provenientes de la central de Fukushima. En prevención de otros posibles accidentes, las 11 plantas de todo Japón han sido cerradas.

Japón se encuentra en una grave encrucijada, pues estas centrales suministraban gran parte de la electricidad del país. Parece que la situación caótica en la que viven los japoneses se prolongará unos cuantos días, a la falta de electricidad se suma la de materias primas, agua, abastecimientos y comunicaciones. La recuperación no va a ser fácil y probablemente, tras ella nada vuelva a ser igual en relación con las nucleares. Este accidente ha puesto en tela de juicio la seguridad de las mismas, y seguramente se tengan que buscar nuevas alternativas de energía para un país tan dependiente de la nuclear como el nipón.

Un duro golpe este accidente para los lobbies pro nucleares que tanto están batallando por todo el mundo para que la nuclear sea la energía del futuro. La bolsa de Japón se desploma, ha necesitado una inyección de millones de yenes del Gobierno, y es muy probable que la de Nueva York o las europeas sufran una grave caída. Son algunas de las fatales consecuencias que un accidente nuclear puede tener en el país que lo sufre y en la economía de medio mundo. Puede que algunos gobiernos, entre ellos el de España, se replanteen su políticas nucleares antes de ampliar las que tienen o sus periodos de vida.

Etiquetas: , ,

14/03/2011 18:13. Autor: Maribel. #. Tema: medio ambiente No hay comentarios. Comentar.

17/03/2011

Si no es ahora, ¿cuándo vamos a discutir sobre la energía nuclear?

Tras el accidente nuclear en Fukushima (Japón) se hace necesario un debate profundo y sensato sobre el uso de la energía nuclear en el Estado español.

- El accidente nuclear de Fukushima

- Paso a paso de un accidente SBO


Maribel Martínez
Jueves 17 de marzo de 2011.
JPG - 39.4 KBCentral de Garoña. Imagen: Greenpeace

Nuestros políticos sustentan la idea de que los ciudadanos somos como niños, incapaces de tomar decisiones o asumir responsabilidades en el tema nuclear. Y nos lo han dejado bien claro: miren si no lo que dice la vicepresidenta Elena Salgado, nuestra gioconda de rostro impenetrable, cuando se le preguntó sobre las centrales nucleares españolas. Con total desparpajo y sin inmutarse manifestó que «ahora, y en caliente, no es momento».

Tampoco parece que sea el momento más apropiado para Eva Almunia, candidata socialista a la presidencia del Gobierno de Aragón, quien al ser preguntada sobre este tema, no se apartó ni un milímetro de la doctrina impuesta desde Ferraz: nucleares, sí; ampliación de vida útil de las más antiguas, también. Qué lejos quedan estas afirmaciones de la pasada campaña electoral, en la que el Partido Socialista no se cansó de afirmar, llevándolo en su programa, que había que cerrar Garoña, sin posibilidad de prorrogar su vida útil.

Para no ser menos, la candidata del PP a la presidencia del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, la del rostro pétreo incapaz de manifestar emociones, en declaraciones a Radio Zaragoza no tuvo inconveniente en hacer una encendida defensa de estas energías como alternativa al alza de los precios del petróleo e instrumento para frenar la, a su juicio, desfavorable balanza energética entre España y Francia.

Y como no hay dos sin tres, al grupo se une la flamante candidata del PAR a la alcaldía de Zaragoza, Rosa Santos. En las jornadas «El medio ambiente y los residuos como motores de la economía y el empleo», en las que participó en calidad de secretaria general de la CREA (Confederación Regional de Empresarios de Aragón), realizó una encendida defensa, otra más, de la energía nuclear, tras reconocer que en su juventud rechazó la instalación de centrales nucleares en la provincia de Soria.

Es entendible que candidatos y portavoces de partidos de derechas como el PP y el PAR, defensores a ultranza del lobby pro nuclear, lleven en sus programas electorales y defiendan con denuedo las centrales nucleares. Es mucho lo que le deben al cártel de las eléctricas como para no defender a machamartillo esta energía.

Lo que para muchos resulta difícil de tragar es la postura del PSOE, partido que en la pasada campaña electoral defendía el No a las nucleares y ahora se presenta como converso de última hora, dispuesto a echar toda la carne en el asador para convencernos de sus bondades.

JPG - 111.4 KBVandellós II. Imagen: Foro Nuclear Español

El trabajo de los lobbies pro nucleares

No lo duden, los lobbies pro nucleares se han empleado a fondo para difundir su mensaje. Desde hace ya muchos meses asistimos, entre perplejos y mosqueados, a continuas noticias y mensajes en los medios de comunicación: había que hablar del tema nuclear, esa era la consigna. En editoriales, debates y artículos de opinión, de pronto una avalancha de periodistas y tertulianos alababan las bondades de la energía nuclear, denostando a quienes se oponían, principalmente esos ecologistas empeñados de llevarnos de nuevo a la época de las cavernas.

Olvidados ya los tiempos de Chernóbil o de Three Mile Island, se sentían imbatibles, pues, salvo los ambientalistas, nadie osaba refutar sus postulados. Si acaso cuando nos llegaban las escasas -y siempre convenientemente filtradas- noticias de escapes en Vandellós o los parones en los reactores de Ascó I y II, siempre había un oportuno técnico o periodista que, ante los más que razonables miedos de los alcaldes y vecinos de las zonas afectadas, salía al paso argumentando que nuestras centrales eran las más seguras del mundo.

JPG - 53.1 KB"¡No al cementerio nuclear!". Imagen: Ecologistas en Acción

Ahora el terrible desastre nuclear de Japón, con sus alarmantes y cada día más catastróficas noticias, ha hecho que, por fin, los ciudadanos nos preguntemos sobre la conveniencia del uso de la energía nuclear y sus peligros, derivados no sólo de posibles accidentes con fugas y emisiones de partículas radiactivas a la atmósfera, sino también por los residuos, que tardan en desaparecer miles de años, y los ATC, cementerios nucleares que todos parecen evitar y que ningún pueblo quiere poner en su entorno. ¿Por qué será?

Las opiniones de los grupos ecologistas

Tal vez sea en este momento -ahora que el ciudadano puede formarse una opinión, ya que tiene elementos para hacerlo- cuando debamos someter a debate popular el uso de una energía tan contaminante como la nuclear. El accidente nuclear de Fukushima nos ha enseñado en pocos días más sobre contaminación y desastres nucleares que cualquier disertación académica. Ahora es el momento, cuando el lobby pro nuclear no se siente tan cómodo y poderoso frente a las imágenes de los reactores explotando y la población japonesa abandonando a la desbandada sus ciudades.

Frente a la opinión, repetida hasta la saciedad, de que la nuclear es una energía barata y limpia, y que, por tanto, no hay peligro alguno en alargar la vida de las centrales, hay que contraponer las opiniones, como la de los grupos ecologistas Greenpeace o Ecologistas en Acción. La nuclear no es una energía limpia, es una falacia. Si bien, aparentemente, no genera una contaminación química tan manifiesta como las térmicas de combustibles fósiles, sí que contamina durante las diversas fases del ciclo nuclear: minería y extracción, tratamiento del mineral, enriquecimiento y preparación del combustible -no nos olvidemos que estamos hablando de uranio-. Su contaminación -principalmente física- es imperceptible, porque produce radiaciones no visibles. Y el principal problema de la energía nuclear -los residuos con alta radiactividad y super tóxicos por miles de años- no ha sido resuelto satisfactoriamente en los 60 años de su historia.

En cuanto a nuestra dependencia exterior de los combustibles fósiles (gas natural, carbón o petróleo), ocultan que también dependemos del exterior en casi todo el ciclo nuclear. Si bien antes aquí se extraía uranio -que ahora se compra fuera-, su procesado para combustible también se realiza en el extranjero. La tecnología es norteamericana, aunque aquí exista alguna empresa que pueda aportar algún componente o bienes de equipo. Y si se quisiera procesar el combustible gastado para aprovecharlo en parte -por ejemplo, para extraer plutonio para armas nucleares-, hay que enviarlo fuera, como ocurría con el de Vandellós I, que se enviaba a Le Hague (Francia) en un peligroso tren que pasaba por las ciudades de Tarragona y Barcelona.

JPG - 22.6 KBNuclear, confort a todo riesgo. Imagen: Ecologistas en Acción

El accidente de Japón ha demostrado que no hay nuclear segura, ni allí, donde se construye pensando en los terremotos; ni aquí, en donde tenemos centrales con una vida más que finalizada, como en el caso de la central nuclear de Garoña, gemela de la de Fukushima. Precisamente la central burgalesa debería cerrar en 2013, tras 42 años de vida.

Pero también se debería hablar del lobby pro nuclear, representado por el Foro Nuclear que agrupa a las empresas españolas relacionadas con la energía nuclear, y que continúa insistiendo en que las centrales españolas cuentan con suficientes garantías. Europa no es de la misma opinión y ayer, influidos por la antinuclear Austria, los 27 alcanzaron un acuerdo con la industria para someter a las 142 plantas de la UE a «pruebas de resistencia» para comprobar su seguridad. La UE demuestra un poco de cordura frente a la estrategia del avestruz de estas industrias. Además, hay que denunciar el descarado monopolio de las eléctricas frente a otras energías, como las renovables, menos contaminantes y que no encuentran más que trabas de todo tipo para su desarrollo.

Es hora de que nuestros políticos dejen de tutelarnos; hace tiempo que somos lo suficientemente maduros como para tomar una decisión sobre este tema. Ha llegado el momento de que manifestemos dónde, cuándo y cuántas de las centrales en nuestro territorio deben cerrarse.

Hablemos, pues, de la energía nuclear y exijamos a nuestros políticos una posición clara sobre el tema, como ha hecho Izquierda Unida en todo el Estado presentando mociones en ayuntamientos, comunidades autónomas y en el Congreso.

Última hora sobre el accidente en la central nuclear de Fukushima (Japón)

- Ni alarmar, ni minimizar, ni ocultar

- WikiLeaks revela que Japón fue advertido sobre el riesgo nuclear por terremotos

Etiquetas: , ,

17/03/2011 23:02. Autor: Maribel. #. Tema: medio ambiente No hay comentarios. Comentar.

22/03/2011

ARAGÓN Y SUS MONTAÑAS EN LA ENCRUCIJADA

Un año más, y ya son ocho, la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón celebró ayer en El Portalet su octava concentración.

Maribel Martínez
Lunes 21 de marzo de 2011.
JPG - 99.6 KBVIII concentración en Portalet en defensa de las montañas de Aragón. Foto: Maribel Roldón

Un día luminoso y soleado recibió ayer domingo a todos aquellos que quisieron unirse a los integrantes de la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón (PDMA) en su octava concentración en Portalet.

Con la tradicional marcha con raquetas dieron comienzo los actos. Cerca de cincuenta personas provistas de raquetas y esquíes subieron hasta el Ibón de Espelunciecha, un paraje de extraordinaria belleza, que ahora duerme bajo un manto de nieve y en donde se hizo una pequeña parada para admirar el paisaje y tomar fuerzas. Posteriormente, los más aguerridos continuaron camino hasta el Collado de la Canal Roya, emblemático paraje de la zona y unos de los lugares que este año se señalan como gravemente amenazados por la futura unión de estaciones de Astún, Candanchú y Formigal.

JPG - 119.9 KBLectura del manifiesto "Aragón y sus montañas en la encrucijada". Foto: Paco Iturbe

Tras esta excursión y ya en El Portalet, en la misma frontera con Francia, los más de cien amigos, llegados desde diversos lugares de la geografía aragonesa y también del lado francés, se congregaron para proceder a la lectura de un manifiesto. Además se leyó el escrito «Aragón y sus montañas en la encrucijada», en el que se hizo un repaso de los graves problemas que afectan a diversos parajes entre los que se mencionaron el Valle de Castanesa, la Canal Roya o el proyecto de Aramón en Piau Engaly-Francia que ha sido denunciado por L’Association pour la Défense de Saux y de La Gela

Además de los integrantes de la PDMA, hubo representantes de la Asociación Río Aragón, la Coordinadora de Biscarrués-Mallos de Riglos, Montañeros en Acción, la Asociación Naturaleza Rural de Castanesa, amigos franceses de Mountain Wilderness, Aqueras Montañas, Huerva Vivo y una delegación de IU Huesca, encabezada por Miguel Aso, concejal de Monzón.

Como ya es habitual, tras los actos los congregados se reunieron para comer todos juntos aprovechado el magnifico día y citarse para el año próximo con la esperanza de que la novena edición de esta concentración sirva para celebrar que la salud de nuestras montañas ha mejorado y que al menos alguna de las reivindicaciones que se plantearon haya sido resuelta satisfactoriamente.

JPG - 120.6 KBSalvemos Castanesa. Foto: Primo Romero

Manifiestos de la VIII concentración en Portalet en defensa de las montañas de Aragón:

Word - 27 KB"Montañas, montañeses y montañeros" (Victoria Trigo) Word - 26 KBAragón y sus montañas en la encrucijada (José Luis Martíne

Etiquetas: , , , ,

22/03/2011 16:32. Autor: Maribel. #. Tema: medio ambiente No hay comentarios. Comentar.

26/03/2011

En recuerdo de Fukushima y por el cierre inmediato de Garoña

Llovía ayer en Zaragoza. El tiempo quiso sumarse de esta manera a la concentración que a las ocho de la tarde celebraron en la plaza de España grupos ecologistas y representantes políticos de IU y CHA para reclamar el cierre inmediato de la central nuclear de Garoña y en recuerdo y solidaridad con el pueblo japonés.

Maribel Martínez / Fotos: Primo Romero
Viernes 25 de marzo de 2011.
JPG - 62.4 KBEncendido de velas por Japón

Música fúnebre, monos blancos y mascarillas, pancartas y carteles recordando la tragedia japonesa. Seriedad y tristeza en el ambiente. Incluso el grupo de tambores que acompañaba a los congregados -Ritmos de Resistencia, siempre dispuesto a alegrar el ambiente- estaba ayer más triste y su música sonaba en tonos formales y serios.

JPG - 55 KBLectura del manifiesto

Un recuerdo para Fukushima y para el pueblo japonés durante la lectura del manifesto por el periodista José Luis Trasobares. Y un aviso: la central nuclear de Garoña, que se encuentra en la cabecera del río Ebro, debería estar cerrada hace ya mucho tiempo.

JPG - 64.6 KB¡Garoña, no!

Si sucediese algo parecido a lo de Japón, Zaragoza -y con ella todos los pueblos por los que discurre el Ebro- se verían afectados en mayor o menor medida por algo similar a lo ocurrido en Fukushima.

Por eso, al finalizar su lectura, se escucharon gritos reclamando su cierre, al igual que las de Cofrentes, Vandellós o Ascó.

JPG - 72.7 KBSimulacro nuclear

Y para finalizar el acto, un simulacro de accidente nuclear. El mensaje era claro: “No a las nucleares. Garoña, cierre ya. Ninguna central es segura ”.

Seguía lloviendo cuando la plaza volvió a quedar en silencio. Solo eran gotas de lluvia; la otra, la ácida, por ahora solo cae en Fukushima. Sus gentes están en el corazón de muchos de nosotros.

JPG - 71.4 KBConcentración en Plaza de España

Etiquetas: , ,

26/03/2011 16:01. Autor: Maribel. #. Tema: medio ambiente No hay comentarios. Comentar.

27/03/2011

ARAGÓN SE DOTA DE UNA LEY DE MUERTE DIGNA

Pese al voto en contra del PP, Aragón ha aprobado hoy jueves 24 de marzo, a iniciativa de Adolfo Barrena, coordinador de Izquierda Unida-Aragón, la proposición de ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona en su proceso de muerte, más conocida como Ley de Muerte Digna.

Maribel Martínez
Jueves 24 de marzo de 2011.
JPG - 18.4 KB"La dama y la muerte". Fotograma del corto de Javier Recio.

La esperada aprobación por parte de las Cortes aragonesas de la Ley de Muerte Digna trae otra vez a la actualidad un peliagudo problema que, tarde o temprano, se nos presenta a todos los ciudadanos. Se trata de cómo, cuándo y de qué manera abordemos y aborden nuestros familiares y personal médico el tratamiento que reciben los enfermos en fase terminal. El modo en que un ciudadano y sus familiares enfrentan este paso dice mucho sobre su forma de ser, sus convicciones e incluso del compromiso de esos familiares por respetar las últimas voluntades del enfermo.

Pocos son los que no han pasado por el mal trago de tener que ver como un ser querido se consume día tras día en la cama de un hospital, conectado a innumerables tubos y máquinas que alargan su vida más allá de todo lo imaginable y aceptable, sabiendo que no se puede hacer nada más y rogando -aquellos que creen en un ser superior-, y esperando los demás, que la amigable parca termine cuanto antes con ese terrible sufrimiento y con esa vida que se mantiene por medios artificiales.

Es en esos momentos cuando te das cuenta de que el encarnizamiento terapéutico -ese empeño médico en alargar una vida ya no da más de sí- es un empeño inútil: tu ser querido no va a volver a ser aquel ser entrañable, cariñoso, cercano, a veces cascarrabias con el que discutías o a quien abrazabas amorosamente. Ese guiñapo, ese cuerpo inerte que reposa en la cama, ya no contiene ni una brizna de aquella persona a la que tanto querías. No lo reconoces entre tanto tubo, gotero, máquina respiradora o cualquier otro artilugio al que lleva interminables días conectado.

¿Qué queda en ese despojo de tu familiar? Nada, se lo puedo asegurar. Pero el encarnizamiento del estamento médico se empeña en seguir alargando su vida, haciéndole mil y una pruebas y negándose en redondo a acceder a las peticiones de la familia para que dejen ya -y de una puñetera vez- que se muera en paz.

Y a uno como hijo, hermano, padre o lo que sea, se lo llevan los demonios pensando en las innumerables veces que se ha hablado de este tema en familia. Y en cuántas de ellas, precisamente tu enfermo, ese por el que ahora ruegas y reclamas con un rotundo «BASTA YA», te ha dicho: «Cuando a mí me llegue la hora, no me hagáis nada, dejadme morir en paz y con dignidad».

Hasta ahora, poco o casi nada se podía hacer para garantizar los deseos del enfermo. La voluntad de la familia rara vez era respetada, y si acaso ésta se ponía farruca y exigía, creyéndose en su derecho, que fuera respetada su decisión, los señores doctores se negaban en rotundo, alegando una incomprensible ética médica y amenazando, por si acaso, con llevar el caso ante los tribunales, no fuera a ser que la última responsabilidad cayera sobre ellos.

JPG - 19.6 KBCuidados paliativos. Imagen de la web de la asociación Derecho a una muerte digna

LAS CORTES ARAGONESAS APRUEBAN LA LEY DE MUERTE DIGNA

Esto está a punto de cambiar, pues el Pleno de las Cortes de Aragón ha aprobado este jueves la proposición de ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona en su proceso de muerte, conocida como Ley de Muerte Digna. Una iniciativa del coordinador general de Izquierda Unida de Aragón (IU) y diputado autonómico Adolfo Barrena, que contó con los votos a favor del PSOE, PAR y CHA, que han apoyado la mayor parte del texto, mientras que el PP, fiel a su línea, ha votado en contra.

Hoy al fin, y como le he oído decir a un querido amigo: «Ya podemos morir dignamente», pues se ha aprobado en Aragón esta Ley de Muerte Digna. Una ley que ha pasado el tamiz de los grupos parlamentarios aragoneses, que ha sido modificada en algunos de sus apartados para poder ser aprobada, y que solo ha recibido el rechazo del Partido Popular, que ve en ella la posibilidad de no se sabe qué oscuras practicas cuasi de punto final y la posibilidad de que sea la puerta a la eutanasia.

Evidentemente, y debido a los recortes que ha sufrido, nada más lejos de la realidad; no obstante, sí que consagra una opción personal, al poder ejercer un derecho que esta ley te confiere como ciudadano. Aquellos que quieran seguir como hasta ahora lo tienen fácil, a nadie se le ha obligado ni se le obligará a acortar esa agonía contra la que muchos luchábamos. Pero aquellos de nosotros que a través de un testamento vital, otra de las novedades que contiene esta ley, dejemos bien claro y por escrito que no queremos ir más allá de lo necesario en ese último paso por esta vida, veremos respetados nuestros derechos y nuestras decisiones.

Adolfo Barrena, que ha trabajado sobre el texto y las enmiendas en calidad de coordinador de la ponencia, ha señalado que esta ley «es de derechos, de garantías, de obligaciones», en el sentido de que su aprobación protegerá a los pacientes en proceso de muerte ante cualquier negativa de los facultativos a respetar su voluntad si colisiona con su moral personal y profesional. En cuanto a la objeción de conciencia, que el PP ha invocado para proteger a los facultativos que rechacen la aplicación de la norma, Barrena ha expresado que está reconocida por la Constitución de 1978, pero ha precisado que el ordenamiento jurídico no regula su ejercicio por parte de empleados públicos, tras lo que ha considerado que si un ciudadano trabaja para la sanidad pública, debe comprometerse a participar en la prestación de toda la cartera de servicios como le corresponda.

Parecida ha sido la opinión de los portavoces del PSOE, PAR y CHA, quienes durante la discusión de este proyecto de ley presentaron diversas enmiendas que modificaron en parte la proposición de IU, pero que a la postre han votado a favor de esta ley la cual, en palabras de Nieves Ibeas, portavoz de Chunta Aragonesista, «ha defendido el respeto al derecho asistencial, el rechazo de una intervención, la sedación paliativa, la intimidad personal y el acompañamiento en el proceso de muerte». En definitiva, el respeto a los valores vitales de la persona para garantizar a cada ciudadano la plena dignidad y el respeto escrupuloso a su voluntad.

Bienvenida sea, pues, esta ley. Asociaciones como Derecho a Morir Dignamente saludan su aprobación y la proponen como ejemplo para otras comunidades. Aquellos de nosotros que deseemos ejercerl, podremos hacerlo, y a los que su conciencia o creencias no se lo permita, podrán seguir como hasta ahora, sufriendo y haciendo sufrir a la familia hasta que la mano misericordiosa de la parca o los doctores decidan que «ya no va más».

Etiquetas: ,

27/03/2011 22:33. Autor: Maribel. #. Tema: sociedad No hay comentarios. Comentar.

30/03/2011

¿GAROÑA?, NI UN DÍA MÁS

La central nuclear de Garoña afronta sus últimos años de vida. Esta pasada semana cumplió cuarenta años, demasiada edad para una planta que debería cerrar sus puertas en cumplimiento de las antiguas promesas de Rodríguez Zapatero en la pasada campaña electoral y las nuevas, tomadas sobre la marcha tras el accidente nuclear en Fukushima (Japón).


Texto y fotos: Maribel Martínez (Redacción Aragón)
Miércoles 30 de marzo de 2011.
JPG - 87.5 KBColectivos aragoneses en la Marcha por el cierre de Garoña.

Una central anciana y vetusta, inaugurada en la época franquista y con más de cuarenta años a sus espaldas. Si fuera un trabajador ya tendría derecho a una bien ganada jubilación; al ser una central nuclear, anda renqueante, consumiendo sus últimas fuerzas y esperando, con más pena que gloria, su cierre a manos de este gobierno socialista.

¿De quién hablamos, se preguntarán ustedes? De la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), ubicada en un recodo del río Ebro. Ejemplo de lo que es un complejo nuclear pasado de moda, poco eficiente, gris, sucia, contaminante y, sobre todo, peligrosa, muy peligrosa. Cuenta además con el triste privilegio de ser la hermana gemela de la de Fukushima, que no hace muchos días sufrió un accidente nuclear como consecuencia del terremoto y posterior tsunami que asoló las costas de Japón.

Una central puesta en entredicho por los técnicos, los ecologistas y la gente de a pie, que ve en ella y en otras como las de Vandellós, Ascó, Cofrentes o Almaraz, un peligro para la población que se asienta en sus aledaños.

Viajamos hasta esta central. Acompañamos a los vecinos y grupos ecologistas de Euskadi, Navarra, Aragón y La Rioja, que nuevamente se manifiestan ante sus puertas reclamando su inmediato cierre.

JPG - 88 KBPreparado para el simulacro.

Camino a Garoña

Hacia ella, a bordo de un autobús, un numeroso grupo de aragoneses salimos de Zaragoza el pasado domingo 27 de marzo. El cambio horario primaveral, ese que nos dicen que garantiza una ahorro energético, deja al personal noqueado. Alguno se distrae y no cambia la hora, así que la puntualidad hace aguas por culpa de algún despistado que llega tarde. El viaje transcurre entre cabezadas y sueños, la noche anterior ha sido corta y el madrugón cobra su peaje.

Pese al adelanto horario, el sol no brilla por ningún sitio, el día se presenta gris, frío y lluvioso. ¿Dónde está la luz y el sol prometidos al quitarnos esa preciada hora de sueño?, se pregunta alguno, entre bostezos y cabezadas.

Al acercarnos a Garoña, el autobús se despereza. Los compañeros comentan el bello y agreste paisaje que nos recibe. El Padre Ebro discurre generoso entre curvas del terreno. El aire lo vuelve mar por momentos, haciéndonos creer que nos acercamos a ese Mediterráneo que en algún día, aún lejano, besará.

Atravesamos pueblos tributarios de Garoña, pueblos en los que la central nuclear es el único trabajo para sus habitantes, su único modo de vida. Fallidas estructuras metálicas, carcomidas por el óxido nos recuerdan tiempos de bonanza y especulación urbanística. Son testimonio de fracasados intentos de llevar el turismo a la zona. La herencia es un gran complejo de hoteles que nunca llegaron a construirse y por los que nadie se ha preocupado tampoco en demoler.

Tras rebasar Barcina del Barco, por fin alcanzamos la entrada de la central. La Guardia Civil nos recibe a pie de su vallada entrada. Deben estar ya muy acostumbrados a este trasiego, pues parecen aburridos y poco preocupados por nuestra presencia. Un helicóptero sobrevuela la zona, tal vez nos estén fotografiando o simplemente nos cuentan. ¡Quién sabe qué intereses suscitamos en las fuerzas del orden público!

JPG - 169.8 KBUn comunicado entre humos.

Concentrados ante la central nuclear

Las gentes de la coordinadora de La Marcha a Garoña, convocante del acto, nos esperan y junto a ellos, representantes de grupos ecologistas venidos de Navarra, Euskadi, La Rioja y Aragón. Pancartas de Ecologistas en Acción-Aragón, Greenpeace, Ecolo-Los Verdes de la Rioja y de Izquierda Unida, representada por varios diputados autonómicos y concejales, entre ellos Adolfo Barrena, coordinador de IU Aragón, acompañan a los congregados. «¿Cuántos somos?», me pregunta un amigo. La verdad es que soy fatal para ese ejercicio de contar personas y a voleo, porque pienso que somos tantos, le digo que unos trescientos. Luego la prensa se encargará de rectificarme: éramos casi quinientas personas las congregadas a la puerta de la nuclear.

Aunque chispea, la gente está animada. Muchos, embutidos en monos blancos y con máscaras. Todos con sus pegatinas y agarrados a sus pancartas. Un grito común se escucha una y otra vez. Es el mismo, tanto si sale de las gargantas de los congregados como si se escucha en los varios manifiestos que se leen: «¡No a Garoña. Cierre ya!». «¡Garoña, ni un día más!».

En esos manifiestos nos hablan del peligro nuclear que sobrevuela sobre nuestras centrales. Se inquietan por los pueblos vecinos a ellas, también por los incomprensiblemente inexistentes ejercicios de evacuación. Hace ya más de veinte años que no se ha hecho uno en Garoña. Alguno que viene de más lejos, de cerca de Vandellós comenta que por allí tampoco se hacen esos ejercicios. «Si pasa algo no sabemos cómo tenemos que actuar. Solo sabemos que hay un sitio al que deberíamos acudir, pero nada más». Se exige al Gobierno que cierre las centrales nucleares y que haga una apuesta decidida por las energías renovables. También, cómo no, se recuerda a la central de Fukushima, hermana gemela de la de Garoña, y tan vieja como ésta. El desastre ocurrido en Japón está muy presente durante todo el acto, incluso en las pancartas, donde se pueden leer los lemas, no sólo en nuestro idioma, sino también en japonés.

JPG - 98.1 KBSimulacro de accidente nuclear.

Al terminar la lectura de los manifiestos se hace un simulacro de accidente nuclear en el que todos participamos. Una nube naranja lo invade todo, y nosotros contagiados por ella caemos al suelo fulminados, como sucedería si realmente un escape radiactivo nos alcanzara. Una sirena y la música de percusión del grupo zaragozano Ritmos de Resistencia rompen el tenso momento. Su música nos devolverá la sonrisa y las ganas de vivir. Muchos de nosotros nos abrazamos para conjurar el momento y nos comprometemos a trabajar para impedir que esto sea una realidad.

Y con música, sonrisas, aplausos a los congregados y la gratitud de la coordinadora convocante termina esta concentración. Desde la distancia, los operarios de la central nos miran y nos fotografían. No sé porqué será, pero los veo como si de unos Homer Simpson cualquiera se trataran. Intuyo que en esta zona, a parte de la central, en pocos sitios hay trabajo. Probablemente su instalación ha impedido otros tipos de desarrollos. Entre los trabajadores y en público, la consigna es que «no pasa nada» y que están muy contentos trabajando allí. En privado y sin notarios que levanten acta, otras son las afirmaciones que hacen, pero esas, con nombres y apellidos no verán nunca la luz.

JPG - 73 KB¡Garoña, ni un día más!

Etiquetas: ,

30/03/2011 20:27. Autor: Maribel. #. Tema: medio ambiente No hay comentarios. Comentar.

Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar
hosting
hosting