GOTAS DE ROCIO

BLOG QUE QUIERE RECOGER TEMAS DE MEDIO AMBIENTE, NATURALEZA, MONTAÑA, AGUA, SOCIEDAD, VIAJES, POLÍTICA.
INTEGRANTE DE LA PLATAFORMA EN DEFENSA DE LAS MONTAÑAS DE ARAGÓN, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN Y DE ARAGÓN NO SE VENDE.

Temas

Enlaces

naturaleza

medio ambiente

sociedad

politíca

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2011.

03/09/2011

DI NO A ESTA REFORMA CONSTITUCIONAL

Cuando tanto se habla de la modificación del artículo 135 de la Constitución española, ese que entre otras cosas pretende poner un techo al límite de endeudamiento del Estado, surgen por doquier numerosas voces que denuncian la alevosía y estivalidad con que se ha tomado esta decisión, de espaldas al Pueblo y sin contar con su opinión.

 

JPG - 30.6 KBNo a la reforma constitucional

A las ya conocidas voces de numerosos políticos, algunos de ellos parlamentarios, entre los que destaca por su coherencia Antonio Gutiérrez del PSOE -ya ven que no todos son ajenos a PP y PSOE, también entre éstos ha habido opiniones discordantes-, o la de personajes de reconocido prestigio como José Luis Sampedro, se unen ahora a ellas las de organizaciones sociales, sindicatos y ONG. Todos alzan su voz contra esta reforma de “tapadillo”.

Ciertamente la actuación de José Luis Rodriguez Zapatero y Mariano Rajoy ha sido vergonzosa. Acordar la modificación de nuestra Constitución mediante una llamada telefónica, como si de dos “compadres” se tratara, abochorna e indigna a cualquier ciudadano de este país. El desprecio hacia la ciudadanía demostrado por estos dos políticos, tomando decisiones que nos atañen a todos, y más cuando de lo que se trata es de modificar los pilares sobre los que se basa nuestro Estado de derecho, demuestra de manera clara y palmaria la nula importancia que los ciudadanos tenemos para los políticos que nos gobiernan y representan.

VOCES DISCORDANTES

Contra esta alevosa reforma se han levantado las voces de quienes exigen que los cambios que se pretenden introducir se hagan mediante un referéndum. Estos días hemos asistido a numerosas concentraciones de rechazo encabezadas por IU, CHA, los sindicatos CCOO y UGT, el 15-M y Democracia Real Ya. Pero también, y tras comprobar lo fácil que puede modificarse nuestra carta, se han escuchado las de aquellos que vienen pidiendo lo que desde hace años es un clamor popular: que se reforme de una vez por todas y sin necesidad de más parches, una constitución que se ha quedado vieja y anclada en otra época, la de su creación hace 33 años.

Así, tras la carta urgente que el escritor José Luis Sampedro dirigió al Presidente Zapatero o el artículo del jurista, magistrado emérito del Tribunal Supremo, José Antonio Martín Pallín, comisionado de la Comisión Internacional de Juristas (Ginebra), manifestando su rechazo a esta reforma exprés, es ahora Amnistía Internacional quien pide la reforma de la Constitución a los dos partidos. Esta prestigiosa organización, a la que no se le puede acusar de casarse con nadie, ha puesto el dedo en la llaga de lo que realmente importa cuando de la Carta Magna hablamos. Ha puesto voz a ese clamor popular que dice que nuestra Constitución ya no sirve, que no recoge los avances y las necesidades en materia política y social de esta España del siglo XXI.

Como sucede en otros muchos ámbitos, la Justicia entre ellos, nuestra Constitución va por detrás de los ciudadanos. En tan solo unos pocos años se ha quedado trasnochada y caduca, necesitada de una buena reforma -algunos piden hacer borrón y cuenta nueva- que recoja esos rápidos y vertiginosos cambios sociales que han transformado al país.

Amnistía Internacional (AI) reclama que dos derechos fundamentales como son la salud y la vivienda, que ya vienen recogidos en la Carta Magna puedan ser exigidos en los tribunales. Ahora que la crisis económica y social golpea tan duramente, estos dos derechos se han visto relegados cuando no olvidados para una parte significativa de los hombre y mujeres que vivimos en este país. Más de nueve millones de pobres lo atestiguan, entre ellos abundan los emigrantes, las familias monoparentales y aquellas en las que no trabaja ningún miembro.

Para AI, el derecho a la vivienda y a la salud, tal y como se reconoce en la Declaración Universal de Derechos Humanos, deberían figurar en la Constitución bajo el título de derechos fundamentales, siendo por tanto, en su caso, exigibles en un juicio. Pretende AI que gocen de un mismo rango, equiparándose con otros como el derecho a un juicio justo o a la libertad de expresión.

JPG - 54.8 KBSocialistas hartos e incomprendidos por sus reformasAutor: Carlos Azagra

Señala esta organización que en el contexto de la crisis económica son muchas las personas que han perdido su vivienda -los incontables deshaucios dan muestra de ello-, o las otras miles que viven en infraviviendas. En cuanto a la Sanidad, hasta hace poco uno de los mayores logros socialista y orgullo para muchos de nosotros, es patente su deterioro e incluso su privatización en aquellas comunidades donde manda el PP. Destaca AI que según la Organización Mundial de la Salud, OMS, y con datos de 2008, España se encuentra a la cola de los países europeos en recursos destinados a la atención de la salud mental.

Desde AI se pide que de esa deseada reforma constitucional desaparezca para siempre la mención a la pena de muerte que se mantiene en nuestra Constitución en el artículo 15 y para tiempos de guerra. Un país que se presume democrático como el nuestro, que comparte espacio dentro de la Unión Europea, no debería permitir su aplicación, prohibiéndolo expresamente y mediante un artículo que lo recoja.

Expresemos pues un no rotundo y contundente a esta medida, exijamos a nuestros políticos, esos que hemos elegido para que nos representen, que con sus votos impidan su aprobación. Tan solo hacía falta que 35 osados diputados o 26 incorruptibles senadores dijeran que no para que esa reforma no saliera adelante y se inste un referéndum como único medio para modificar nuestra Carta Magna.

Etiquetas: , , , , ,

03/09/2011 09:51. Autor: Maribel. #. Tema: politíca No hay comentarios. Comentar.

08/09/2011

SALIÓ EL AVIÓN DE LA VERGÜENZA

JPG - 28 KB

Tras varios de días de intensas, duras y maratonianas jornadas, trabajando para intentar parar lo que parecía inevitable, el martés supimos que partía el avión fletado por el Gobierno español, su destino era Senegal y en él, como supimos después, viajaron nuestros cinco amigos y compañeros senegaleses de Zaragoza, detenidos en el Centro de Internamiento para Extranjeros de Madrid. Con ellos también viajaron otros muchos compatriotas detenidos en días y semanas anteriores en otras comunidades del Estado y como los nuestros internados en el CIE.
Partieron de noche para Senegal, sin posibilidad de avisar ni a familiarias ni a amigos. Fueron expulsados, condenándoles a no poder regresar al país en varios años. Un país en el que habían depositado sus esperanzas, sueños e ilusiones.
Sin duda para ellos fue un día horrible, la incertidumbre de su partida planeaba desde hace días en el CIE. También para muchos de nosotros fué una fecha dolorosa, pegados al teléfono y a internet, intentando saber cuando se produciría la anunciada partida.  Frenética fue la actividad de los compañeros de Madrid intentando visitarlos y presentando hasta el último momento en el Juzgado y en sitios mil, documentos, recursos y peticiones para intentar parar las expulsiones. No sirvieron para nada y con el avión se fueron nuestros amigos, sus compañeros y sus sueños de un futuro mejor.
Os dejo aquí la nota remitida a todos los medios por la Asociación de Apoyo a los Sin Papeles de Aragón.
 
SALIÓ EL AVIÓN DE LA VERGÜENZA

Finalmente el avión de la vergüenza partía ayer desde Madrid dirección Dakar cargado de personas deportadas por el único motivo de no tener papeles. Unas 50 personas expulsadas llegaron al aeropuerto de Dakar de madrugada. No hemos detenido el avión, pero tampoco nos han derrotado, el apoyo y la unión crece como nunca antes.

De los seis compañeros de Zaragoza, uno había sido liberado el viernes. Del resto, sabemos de momento que uno no salió del CIE y que otro no estaba entre los que llegaron a Dakar.

En los últimos días y semanas hemos llevado una lucha sin descanso para parar este vuelo. Habíamos tomado ese avión como símbolo de la lucha por el respeto y la dignidad de todos los emigrantes senegaleses, africanos, y del resto del mundo. Por el derecho de cada persona, nazca donde nazca, a elegir su propio destino y ser libre para circular donde quiera.

No hemos parado el avión, pero tampoco nos sentimos derrotadas. Hemos logrado actuar conjuntamente, unidos, diferentes colectivos y asociaciones, autóctonas, mestizas y senegalesas, que hasta ahora no habían encontrado el camino para hacerlo, sumando fuerzas y capacidades.

Hemos conectado, en el discurso pero también en la acción, la denuncia y la lucha contra lo que esta Europa fortaleza hace con los inmigrantes, el desprecio con el que los expulsa, y lo que los gobiernos africanos hacen para seguir manteniendo una relación de dependencia y servilismo con los poderosos. Periodistas y miembros de organizaciones y movimientos sociales de Senegal han seguido de cerca nuestros pasos, la situación de sus compatriotas en el Centro de Internamiento de Extranjeros, y han provocado debates sobre la falta de respeto hacia ellos y sus emigrantes de los países europeos.

Las autoridades senegalesas se han enterado de que ni en España ni en Senegal nos gusta su complacencia y servilismo.

Nos hemos cabreado, nos hemos hecho más fuertes, sabemos de nuestra potencia y tenemos ganas seguir luchando… El otoño viene cargado d emotivos para ello.

Mientras el autobús cargado de senegaleses salía del Centro de Internamiento de Extranjeros en dirección al aeropuerto, entraba otro furgón con una veintena de personas que llegaban para ocupar los sitios recién desocupados. Hoy se van a seguir produciendo expulsiones en vuelos comerciales, y seguirán fletándose aviones de la vergüenza cargados de esperanzas rotas mientras se firmen acuerdos que los promuevan.

No debemos permitir, ni desde aquí ni desde Senegal, deportaciones masivas de estas características. Debemos exigir responsabilidades a las autoridades de ambos países. En una época de recortes presupuestarios a todo tipo de gasto, ¿cómo se entiende este vergonzoso y vil derroche de fletar aviones que rompen la vida y los sueños de personas que no han cometido ningún delito?

Etiquetas: , ,

08/09/2011 17:08. Autor: Maribel. #. Tema: sociedad No hay comentarios. Comentar.

15/09/2011

MEDIA HORA DE AGONÍA, MEDIA HORA DE BÁRBARA DIVERSIÓN

Como cada verano, se repite una vez más por pueblos y ciudades españolas la bárbara tradición de los toros alanceados, apaleados, cosidos a dardos, la defenestración de cabras y patos desde torres de iglesias o las carreras en las que pollos y otras aves son los trofeos que se consiguen tras ser descabezados.

 

JPG - 46.4 KBUnidos contra el maltrato animal. Imagen cortesía del blog Ética y ciudadanía

Si un ciudadano de un país lejano me preguntara cómo es la sociedad española, entre las muchas informaciones que tendría que darle para explicarle cómo somos, debería decirle que una de nuestras señas de identidad más rancia y vergonzosa es, sin duda, el salvajismo y la violencia con que tratamos a nuestros animales.

Dicho esto, seguro que a continuación se levantarían innumerables voces, contrarias a esta tajante afirmación, que expondrían razones mil para asegurar que en este país se trata bien a los llamados seres irracionales. ¿Quién tendría razón?, probablemente las dos opiniones.

En este país nuestro, como en otras muchas cosas, los ciudadanos nos dividimos entre los que aman y respetan a los animales, los consideran como algo importante en sus vidas, de quienes reciben una impagable lealtad, la necesaria compañía que no tienen y, a acaso, incluso razones para seguir adelante, y por los que sienten cariño, respeto y empatía. Frente a estos se encuentran aquellos otros, de los que sin duda hay millones, que no ven en estos seres más que esa presunta irracionalidad. Son personas como usted o como yo, capaces de demostrar hacia su familia y semejantes toda clase de cariño y amor. Imagino que incluso dispuestos a las mayores heroicidades, si de lo que se trata es de salvar a un ser humano.

Pero, ¡ay amigo!, su comportamiento con los animales es bien distinto. Lo vemos a menudo en plazas de toros, fiestas populares o incluso en su vida diaria. Son capaces -y sin inmutarse- de asistir a la ceremonia terrorífica de ver maltratar, apalear, lancear y por fin matar a un animal sin que les tiemble el alma. Y lo que a mi modo de ver es peor, sin que siquiera se planteen que eso que acaba de suceder es una abominable ceremonia de agonía y muerte gratuita y terrible.

Dice el dicho popular que la cultura de un país se demuestra entre otras cosas por el trato de sus ciudadanos a los animales. Si hemos de medir nuestra cultura por cómo se los trata aquí, desde luego en España salimos mal parados. Como sociedad, la española se considera moderna. Los españoles nos miramos al espejo y creemos ver a ciudadanos trabajadores, medianamente cultos y, sobre todo, grandes defensores de los derechos humanos. Nos gusta presumir de que formamos parte de esa Europa moderna, a veces como ahora, maltrecha económicamente, pero que ha sido capaz de grandes avances en temas sociales.

Todo eso más o menos es cierto, pero en lo que a derechos de los animales se refiere, dejamos mucho que desear. Países como Alemania, Países Bajos, Dinamarca e incluso el Reino Unido tienen normativas rigurosas y bien definidas por la Unión Europea que determinan el trato a los animales, no solo los destinados a compañía y solaz de las personas, sino también aquellos que al final de la cadena terminarán en nuestra mesa. Mientras, en este país seguimos permitiendo el maltrato y abandono de los animales de compañía o las peleas de gallos. Dejamos sin castigo a los cazadores que al terminar la temporada cuelgan de un árbol a su perro o lo abandonan en medio del campo, atado y sin comida. Se consideran como una demostración del más racial arte y de la más genuina cultura, incluso como parte del patrimonio hispano, las corridas de toros, las fiestas y carreras de pollos, las cabras tiradas desde las torres de las iglesias, los toros perseguidos con dardos, alanceados, acorralados a golpes y otras barbaries que jalonan las fiestas patronales de nuestros pueblos.

JPG - 38.3 KBIntegrantes del PACMA rompen una lanza en Tordesillas. Imagen cortesía del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA)

No hay pueblo que no programe en sus fiestas una de estas salvajes ceremonias. La valoración que hacen los convecinos de su ayuntamiento gana puntos cuando éste incluye en el programa de fiestas encierros, corridas y cualquier otra mal llamada “fiesta” en la que los toros y otros animales tengan presencia. Para ello se constituyen asociaciones y patronatos como el del Toro de la Vega en Tordesillas (Valladolid), al amparo no solo de esos ayuntamientos, sino con el beneplácito de sus párrocos, que permiten la defenestración de los animales desde las torres de sus iglesias como en Manganeses de la Polvorosa (Zamora) o bendicen a los participantes que se acogen al manto protector del patrón o patrona religioso de turno. Participantes que no ven mal alguno en estas sangrientas fiestas. Se consideran con derecho a perpetuarlas y transmitirlas como un precioso valor a sus hijos. No permiten críticas ni injerencias, son tradiciones de toda la vida, y como tales deben de continuar.

Es indudable que a muchos de nosotros tales prácticas nos repugnan, nos revuelven las tripas, mostrando nuestra repulsa por tales actos bárbaros y sin sentido. No le encontramos la gracia ni el sentido y clamamos por un trato digno para aquellos mal llamados irracionales. Esta actitud, que en cualquier país europeo pasaría por ser normal e incluso se castigaría de no ser respetada, en el nuestro de pandereta, a pesar de las tímidas reformas legales sobre el trato a los animales de granja o los destinados a experimentación, se permiten y fomentan tales festejos por la autoridades al socaire de que es culturalmente una tradición de siglos, que atrae turistas y visitantes y deja pingües beneficios a empresarios y ayuntamientos.

Nos tachan de locos, ilusos e incluso de provocadores. Desde su punto de vista somos unos incultos, pues estamos en contra de estas bárbaras prácticas que para ellos son arte, cultura y tradición. ¿De verdad lo creen así? En ese caso tal vez sería necesario cambiar algunas nociones básicas sobre estos temas. Porque hasta hace bien poco también se consideraban como patrimonio cultural las cabezas reducidas de los jívaros; arte, matar elefantes para hacerse con sus colmillos, transformándolos en objetos de arte suntuario y religioso; o tradición, la caza indiscriminada y hasta el borde de la extinción de miles de animales en África.

No sé qué opinarán ustedes, pero para mí arte, cultura y tradición son otras cosas. Tal vez si estos ciudadanos leyeran más libros, visitaran más museos o conocieran de primera mano la zooterapia, el trabajo que con animales se hace en cárceles, hospitales y asilos, por poner un ejemplo, sus opiniones cambiarían.

Etiquetas: ,

15/09/2011 23:21. Autor: Maribel. #. Tema: sociedad Hay 3 comentarios.

25/09/2011

ADIOS A KUKUTZA, UN PROYECTO CULTURAL QUE SUCUMBE A LAS EXCAVADORAS

20110925224200-ertzaintza-desaloja-gaztetxe-kukutza-rekalde.jpg

Que son malos tiempos para la cultura alternativa, es algo que no me cabe la menor duda.

Esto de la crisis económica y social es un mal que ataca a todos, pero para algunos no solo se trata de unos cuantos miles de euros que recibirán o no en función de como se encuentre la caja de su ayuntamiento o comunidad, sino que además en aquellos que están regidos por gobiernos de derechas, por mor de la crisis, se convierte en una oportunidad única para deshacerse de lo que es molesto o puede resultar a la larga, y siempre desde su punto de vista cicatero y cegato, problemático.

 

Un ejemplo podría ser Kukutza, un centro cultural alternativo que durante trece años había ocupado una fábrica abandonada y en ruinas en el barrio obrero de Errekalde de Bilbao. Un proyecto imaginativo, destinado a un comunidad obrera y emigrante, que a lo largo trece años ha desarrollado un trabajo social y cultural con los niños, los jóvenes y también con los ancianos del barrio. En sus muchas salas, rescatadas por los propios vecinos del abandono, las ratas, la suciedad y la ruina se han desarrollado clases de teatro, ballet, artes plásticas, música, flamenco, circo, conferencias, talleres de cocina, y cualquier otra actividad que fuera demanda por los habitantes de Errekalde.

 

Un trabajo en el que participaron a lo largo de los años muchos de los que vivieron en Errekalde y que era una demostración de que los centros okupados pueden ser un elemento dinamizador, a poco que se les deje crecer, de todo un barrio.

 

Ahora, y por decisión del alcalde de Bilbao, del PNV, Kukutza ya es historia. Ayer, entraron las máquinas excavadoras y pese a la obstinada negativa de sus vecinos, que desde hace meses intentaron parar su derribo, pasó a ser un amasijo de cascotes, ladrillos y vigas donde próximamente se construirán viviendas. De nada sirvieron las protestas, las manifestaciones e incluso la resistencia numantina de un grupo de jóvenes que hasta el último momento intentó impedir a las máquinas su entrada en el edificio. El desalojo como era de prever se produjo por las bravas, con gran despliegue de fuerzas de seguridad, y con los consabidos golpes, detenciones y traslados al hospital. Nada es lo que parece, ni siquiera como te lo cuentan los medios de comunicación, si se trata de edificios okupados y si de por medio hay gente jóven.

 

 

 

Errekalde se queda sin su único centro cultural. El barrio carece de cualquier tipo de equipamiento que pueda sustituir a Kukutza. Situado en una ladera y cercado por las vías del tren, el gaztetxe -centro social okupado- era su referente cultural. Igual podías encontrarte a un grupo de niños aprendiendo teatro o euskera, que a uno de ancianos bailando músicas populares.

 

Todo eso ya ha pasado a peor vida, nunca mejor dicho. En su solar, una empresa, la misma que durante años la dejó en el abandono y el olvido, pretende construir bloques de pisos. Especulación pura y dura en un barrio obrero donde una de las cosas que más abundan son los pisos vacíos.

 

Una vez más no se ha tenido en cuenta la labor que Kukutza realizaba, ni los beneficios sociales y culturales que durante trece años este local ha aportado al barrio. Un patrimonio social que era de todos y que pese a las campañas para defenderlo en la que se han implicado no solo sus habitantes sino músicos como Manu Chao o Fermín Muguruza que como otros muchos se autoinculparon de ser okupas del mismo, ya solo constituirá un recuerdo para sus vecinos de una maravillosa utopía llamada KUKUTZA.

 

Etiquetas: , , ,

25/09/2011 22:42. Autor: Maribel. #. Tema: sociedad Hay 1 comentario.

Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar
hosting
hosting