GOTAS DE ROCIO

BLOG QUE QUIERE RECOGER TEMAS DE MEDIO AMBIENTE, NATURALEZA, MONTAÑA, AGUA, SOCIEDAD, VIAJES, POLÍTICA.
INTEGRANTE DE LA PLATAFORMA EN DEFENSA DE LAS MONTAÑAS DE ARAGÓN, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN Y DE ARAGÓN NO SE VENDE.

Temas

Enlaces

naturaleza

medio ambiente

sociedad

politíca

Archivos

 

Se muestran los artículos pertenecientes al tema agua.

05/06/2011

LOS ECOLOGISTAS PROTESTAN POR EL NUEVO DRAGADO DEL RÍO EBRO

Los grupos ecologistas que desde 2008 denuncian la insensatez de esta medida volvieron a protestar el pasado 3 de junio en uno de los pantalanes desde el que los barcos turisticos hacen la ruta entre Vadorrey y la Expo. A la protesta se unieron integrantes del movimiento 15M acampados en la Plaza del Pilar.

Con la llegada del buen tiempo, un año más y ya van cuatro, nuestro alcalde en funciones -el “faraón” Belloch- vuelve a dar la orden de dragar el río Ebro. La puesta en marcha del servicio de los barcos turísticos, que llevan muchos meses en dique seco, hace necesario dragar una vez más el río para hacer navegable el canal por el que realizan la ruta.

JPG - 206.5 KBProtesta ecologista por el dragado del Ebro. Foto: Primo Romero

Un río, este nuestro, que a su paso por la ciudad se muestra revoltoso y juguetón con sus gravas, esparciéndolas a su antojo como para demostrarnos tozudamente que se trata de un cauce poco dócil y menos dado a dejarse navegar en épocas estivales por barcos turísticos.

Pero frente a la tozudez del Ebro, empeñado en recorrer el tramo de nuestra ciudad a su aire, entre meandros, playas y roquedales; en cuanto aprieta el calor y terminan las avenidas procedentes del deshielo, otro espécimen, casi tan tozudo como él, éste del género humano, se empeña en llevarle la contraria. El río tiene que ser navegable sí o sí nos dice el alcalde Belloch. Los barquitos esperan impacientes para surcar sus aguas, siempre que el malvado Cierzo, que tanto gusta de pasearse por sus riberas, no los convierta en cometas que compitan con esas bandadas de gaviotas que por las tardes descansan en sus aguas.

Y otro año más veremos como las aves que anidan en sus sotos, y aquellas otras que plácidamente se dejan llevan por la corriente, parten espantadas en busca de lugares más tranquilos, asustadas por esa máquina infernal llamada draga que recorre incansable el tramo urbano entre el embarcadero de Vadorrey y la zona de la Expo.

Pensarán tal vez que se trata del gigante Tragantúa que, en vez de comer chicos, devora tierras y gravas del río en un estúpido intento por dejar expedito un canal, que año tras año el Padre Ebro, deja como le da la gana.

JPG - 169.9 KBLos acampados del 15M se sumaron a la protestaFoto: Primo Romero

Nada sabe nuestro buen río de negocios turísticos, ni de contratos leoninos y menos aún de movimientos políticos para ganarse la voluntad de los zaragozanos. Él sigue su camino como lo lleva haciendo desde el principio de los tiempos, en algunos lugares constreñido por presas y pantanos que lo entristecen, en otros, generoso riega pueblos que gracias a sus aguas presumen de su huerta. Aquí en Zaragoza, demuestra su carácter aragonés, y a veces es de aguas vertiginosas y feroces, otras, sobre todo en verano, es más un riachuelo juguetón y chocolatero.

Este río que queremos como nuestro, es muy suyo, y nos lo recuerda muchas veces con riadas o épocas de sequías; por eso se revela una y otra vez cuando a nuestro faraónico alcalde le da por creer que tiene la oficina a las orillas del Sena.

El Ebro se comporta como una señora un poco entrada en años pero aún de muy buen ver. Y cuando el doctor Belloch le receta al llegar el verano un lifting se enfada, pues presume de sus carnes, esas gravas que adornan su cintura. No quiere artilugios motorizados que surquen sus aguas, se basta y se sobra con esas aves que vuelven una y otra vez a sus orillas o esas buenas gentes que se acercan a sus sotos, paseando y disfrutando del río.

Nada quiere de dragas que cambien su curso, ya bastante tiene con ese azud que lo convierte en un gran charco de agua contenida que busca salida a través de garajes y bajeras.

Que no se empeñe el alcalde, parece gritar el Ebro. Si él decide que cada año hay que violentarme para hacer un canal navegable donde surquen sus amados barquitos, yo volveré a ponerme mis enaguas de grava y a correr por donde siempre lo he hecho. Y a ver quien puede más.

“¡Qué tonto este alcalde!”, piensa el río. No sabe que cuando se vaya de la poltrona, cuando ya no sea nadie, cuando todos lo hayan olvidado, él, el padre Ebro, seguirá recorriendo las riberas de esta ciudad igual que hace miles de años, volviendo a crecer alocadamente en invierno y llenando sus orillas de gravas cada verano.

Etiquetas: , ,

05/06/2011 10:08. Autor: Maribel. #. Tema: agua Hay 1 comentario.

07/04/2011

LA GALLIGUERA DICE NO AL PANTANO DE BISCARRUÉS

Frente a la convocatoria de una manifestación de los regantes de Riegos del Alto Aragón el sábado 9 de abril, la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos y COAGRET exigen la paralización del proyecto de construcción del embalse de Biscarrués que inundaría parajes únicos y destruiría miles de puestos de trabajo.

 

Andan estos días revolucionados y aventaos los regantes de Riegos del Alto Aragón. Tienen convocada una manifestación para el día 9 de abril, reclamando la construcción inmediata del embalse de Biscarrues. Como parece que dinero no les falta, han echado el resto en anuncios a media página en los diarios aragoneses, difundiendo la convocatoria y exigiendo agua para Aragón.

JPG - 89.1 KBEl futuro de La Galliguera con el pantano de Biscarrués. Dibujo cortesía de Carlos Azagra

Por dinero que no quede, se habrán dicho. Que todos sepan que queremos más agua. Que no hay bastante para tantas y tantas hectáreas en explotación y aquellas otras que, no tardando mucho, se pondrán en marcha. Y, como medida de presión, anuncian que suspenden la campaña de riego dos días, los próximos viernes y sábado, coincidiendo con la manifestación. No solo no van a soltar agua, sino que además avisan de que se ha comunicado a todas las comunidades ordinarias la necesidad de que no suministren agua desde las balsas de riego de su propiedad, propiciando de esta manera que el paro sea mucho más efectivo. Ya saben, yo no suelto agua, y cuidadito con tener la más mínima tentación de hacerlo tú.

¿Qué piensan conseguir con esta pírrica y ridícula medida? Al ciudadano de a pie poco le importa y menos le afecta que los regantes dejen de soltar agua dos días. Puede que a los cultivos, en esta época del año ni les vaya ni les venga. No hace tanto calor y bien pueden resistir un par de días sin el preciado elemento. En situaciones mucho más difíciles se han visto y con mucha más sequía, así que dos días a dieta hidrológica no creo que les vayan a suponer mucho estropicio.

Se quejan los regantes, eternos demandantes de agua, de que Biscarrués es imprescindible. Que sin su construcción no van a poder seguir adelante. Además, enfatizan que su construción evitará y regulará las avenidas en el río Gállego. Un peligro de sobras regulado con las numerosas presas y pantanos que lo jalonan. Una se pregunta cómo es posible que sigan erre que erre con las mismas milongas, porque la verdad es que ya cansan. Cansan sus demandas ad infinitum de agua, su siempre ir a más en la puesta en explotación de terrenos. Si siguen así, terminarán plantando en la plaza del Pilar.

Preocupan y escandalizan sus presiones -tienen un lobby dedicado en cuerpo y alma a ello- a ministros, presidentes de comunidades autónomas, alcaldes y periodistas varios. Pero, sobre todo, cansa verlos siempre presentándose como sufridos perdedores, poniéndose los primeros a la hora de la queja. Tan enfervorizados están con sus demandas que han perdido la perspectiva de lo que realmente supondrá la construcción del embalse. Dan la impresión -al menos eso parece- de que no ven más allá de sus exigencias, y lo que les pueda pasar a los otros, los afectados, los que de verdad van a sufrir con la construcción de Biscarrués, esos, pues oiga, ¡que se aguanten!, que son daños colaterales en una guerra por el agua, en la que hay intereses que van mucho más allá de la agricultura y los «sufridos regantes».

Y saldrán el próximo sábado a la calle, y serán muchos, no lo dudo. Hay dinero para autobuses y gente dispuesta a pasar el día en Zaragoza. Llenarán nuestras calles, nos contarán lo mal que está la cosa de la agricultura, de la necesidad de huir hacia adelante, construyendo embalses como en la peor época franquista y exigiendo más hectáreas en explotación. Se les llenará la boca a sus representantes pidiendo el oro y el moro, y tachando a todo el que discrepe de insolidario y boinarroscas. Luego volverán a sus explotaciones, a echar agua al campo, a seguir como todo los días.

JPG - 35.8 KBLa campana de Erés también dice no al pantano de Biscarrués. Imagen: COAGRET

Unas consecuencias que no preocupan a los regantes

Es más que evidente que la construcción del embalse de Biscarrués y las consecuencias de las obras para los habitantes de la zona no les inquientan lo más minimo. Dudo mucho que ni siquiera se hayan planteado si realmente es necesaria su construcción. Parten de la premisa de que a más hectáreas en explotación, más agua, cuando en realidad lo que deberían plantearse es si deben ampliarse las hectáreas a por explotar, a qué se dedican y si el sistema de riego es el adecuado. En algún momento habrá que decirles que ya basta, que no hay ni dinero ni agua para tanta tierra como quieren plantar.

Tan ciegos andan que ni por un momento han pensado en las consecuencias. Y, mucho menos, en la gente de la zona que verá desaparecer su tierra, sus negocios y su casa. Esos, los olvidados, son los que van a pagar los platos rotos de la construcción de Biscarrués. Ellos verán cómo desaparecen bajo las aguas del pantano los puentes de Santolaria y Murillo. Los vecinos de Erés, como habitantes irreductibles de una aldea gala, quedarán rodeados, pero no de romanos, sino de agua. Los empresarios y trabajadores de las empresas de turismo y aguas bravas de Murillo verán desaparecer un 30% del negocio, ya que, de realizarse el embalse, se inundará todo el tramo entre Murillo de Gállego y Santolaria, así como el tramo final entre Carcavilla y Murillo. Pero no solo afectará a las empresas de aguas bravas, también a hoteles, restaurantes, campings, casas rurales,... Y, en un nuevo daño colateral, a quienes les surten, trabajan y viven de estas industrias: fontaneros, panaderos, albañiles, comercios, etc.

Y sigo con las nefastas consecuencias. Se reclama la construcción de un pantano que va a beneficiar a unos pocos y que, sin embargo, pagaremos todos. Y ¿a qué precio? Según COAGRET y la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, si se añade al precio del agua los costes reales del embalse (con el desvío presupuestario proyectado y las afecciones a las aguas bravas), el precio quedaría en 0’23 €/m3, algo inviable para los regantes. En el proyecto se plantea que el regante pague 0.168 €/m3, cuando en la actualidad nunca paga más de 0’02 €/m3.

Una verdadera locura, un empeño político que a toda costa parecen empeñados en aprobar ya. Una insensatez que en época de crisis avergüenza que los partidos políticos de Aragón apoyen.

Mientras los regantes convocan a sus asociados a manifestarse, los afectados piden cordura y diálogo al Ministerio y a los políticos. Es una lucha desigual que enfrenta al poder contra una parte de los aragoneses, los afectados, quienes, pertrechados de mucha razón y más argumentos, se niegan a que se construyan más pantanos. Frente a tanto poderío, esos afectados, con una dignidad enorme, defienden su tierra, sus casas y un concepto diferente de lo que es vivir en el territorio.

No están solos, otros que antes que ellos han sufrido en carne propia el mismo mal, les apoyan. La Plataforma Jalón Vivo, la Asociación Río Aragón, APUDEPA, Ecologistas en Acción, la Fundación Nueva Cultura del Agua o los afectados por la construcción de Jánovas caminan a su lado.

¡No al pantano de Biscarrués!

Artículos relacionados:

- El delito de vivir en La Galliguera

- El Pleno apoya el pantano de Biscarrués entre abucheos

- Pantanos de rosas y gaviotas

- Contra las grandes presas: ¡los ríos existen!

Etiquetas: , ,

07/04/2011 23:43. Autor: Maribel. #. Tema: agua No hay comentarios. Comentar.

29/01/2011

CARTA ABIERTA AL CONSEJERO ARGUILÉ

20110129151018-img-4008-316x211-copia.jpg

Sr. Consejero, considero como mínimo deplorables y vergonzosas sus declaraciones sobre Biscarrués y los funcionarios del CEDEX y la Secretaría de Estado de Cambio Climático.

 

Dado que me considero triplemente afectada por ser funcionaria, -no de ninguno de esos departamentos- , como defensora a ultranza de Biscarrués, localidad con la que me unen lazos familiares, además de ecologista, algo que usted para despreciar, quiero expresarle mi total y absoluto desprecio por esas inflamadas y delirantes declaraciones que se ha permitido hacer.

 

Usted a diario trabaja, quiero suponer ésto, rodeado de funcionarios que desarrollan su labor dignamente, sin duda la más ingrata para que luego usted reciba los parabienes y saque pecho entre sus pares, pues bien, no creo que al leer sus declaraciones, las hayan compartido. Demuestra señor Arguilé un desconocimiento supino sobre cual es la verdadera labor que un organismos tan prestigioso e independiente como el CEDEX desarrolla. Tal vez porque sus conclusiones no son las que usted desearía, carga sobre los funcionarios que las elaboraron, tachándoles de «un grupo de militantes del radicalismo ecologista». Y no se para en estas descalificaciones, sino que en un contubernio más propio de otras épocas, une a funcionarios y a las organizaciones de afectados, viendo maquinaciones cuasi paranoicas, acusándoles de actuar «con una parcialidad absoluta» en la tramitación del embalse.

 

No señor Arguilé, ni los funcionarios ni las organizaciones de afectados son ese ejercito en la sombra capaces de maquinaciones subversivas. Los unos trabajan desde organismos como el CEDEX cumpliendo escrupulosamente con su trabajo, poniendo los puntos sobre las íes en un informe en el que se dejan claros los fallos del proyecto, su innecesario desarrollo, las afecciones que pueden suponer en toda la zona de la Galliguera y sobre todo demuestran que este pantano no es más que un descabellado proyecto heredero de una política hidráulica caduca, que se suma a otros muchos que esta coalición de gobierno se empeña en llevar adelante, caiga quien caiga y al precio que sea. ¿Ya ha cuantificado señor consejero cuanto nos va a costar a los aragoneses este innecesario proyecto? ¿O lo van a pagar las comunidades de regantes? ¿Se le olvida que en esa misma zona y en el radio de muy pocos kilómetros existen otros dos pantanos: La Peña y Ardisa, para que pues la necesidad de uno nuevo?

 

En cuanto a los que usted llama “militantes del radicalismo ecologista”, sino fuera por lo que hay en juego: las vidas, trabajos y tierras de muchos “afectados”, me reiría. No lo voy a hacer, la gente de Biscarrués y todo el Reino de los Mallos se merecen cuando menos respeto. Un respeto que parece que usted no siente por ellos. Recuerde señor Arguilé que hablamos de personas, de vidas y de tierras, de nuestra tierra. Que estaban allí antes que usted fuera consejero, que aunque usted se empeñe en lo contrario lo seguirán estando y a las que no se les puede arrancar de cuajo la memoria de su pasado, su presente y su futuro.

 

Usted tiene los argumentos que le dan el cargo que ocupa, que sólo son un reflejo de sus actitudes prepotentes a la hora de gestionar los recursos públicos y de su escaso concepto de la participación ciudadana, así como la fuerza y el respaldo de las comunidades de regantes que parecen no tener freno en su voracidad por poner los pantanos a su servicio. Los otros, los afectados, tienen algo mucho más importante: la dignidad y el coraje para seguir luchando por sus tierras.

No lo olvide señor consejero.

Etiquetas: , ,

29/01/2011 15:10. Autor: Maribel. #. Tema: agua No hay comentarios. Comentar.

09/05/2010

¡VAYA CON BELLOCH, SI QUE ES CABEZÓN!

20100509190825-2010-05-06-.jpg

 

                                                   Foto: Primo Romero

 

Tenemos un alcalde cabezón, así que cuando algo se le mete en la mollera mejor echarse a temblar pues no parará hasta conseguir su propósito.

Desde antes de la Expo 2008, una de sus “geniales ideas” era hacer el Ebro navegable a su paso por Zaragoza. Con esta idea quería dar lustre a nuestra ciudad poniéndola a la altura de París o Londres y de paso echar “una manita” a la empresa adjudicataria de la contrata para la explotación de unos barquitos que navegarían por el río.

¡Hacer navegable el Ebro, que barbaridad!, se dijeron los ecologistas. Y prestos presentaron numerosos escritos oponiéndose a este despropósito. Pero de nada sirvieron los avisos sobre la consistencia y profundidad del lecho, los estiajes que soporta, la poca agua que lleva precisamente en verano,-época en la que se pretendía poner en marcha esta aventura- y otras muchas razones que aconsejaban desechar este proyecto por entenderse que se iba a perpetrar una enorme agresión medioambiental al río. Pero claro está nuestro alcalde, cabezón él, se empeñó en llevarla adelante.

Tras muchos retrasos, construcción de un azud que nadie tenía muy claro para que se fuera a destinar y previo rebaje del solado del Puente de Piedra, una salvajada que salió adelante con el beneplácito del Alcalde, entre otros varios desafuero; se pusieron en funcionamiento los dichosos barquitos. No todos, pues aunque de quilla plana, seguía siendo imposible navegar con alguno de ellos por el río. Belloch no cabía en sí de gozo, por fin sus barcos estaban en el agua. ¡Tiembla París que aquí está Zaragoza para hacerte sombra!, se dijo.

Por fin los barquitos iniciaron su andadura, a duras penas y con más pena que gloria pasó el primer año. Si para ponerlos en marcha hubo que hacer una inversión de 4 millones de euros: había que acondicionar las riberas, hacer las estaciones y pantalanes, etc., ese primer año ya tuvo pérdidas. Pérdidas que la concesionaria exigió que fueran cubiertas según se contemplaba en el contrato firmado con la Alcaldía y que fueron compensadas con 300.000 euros pagados entre todos los zaragozanos. ¡No faltaría más, pues no es caritativo ni nada nuestro alcalde!

El año 2009 fue un calco del 2008 para la concesionaria. Los zaragozanos no nos lanzamos como locos a tomar los barcos, y como además y debido al viento o a la falta de agua hubo días en que no se pudieron sacar al río, pues otra vez hubo pérdidas. Año con año al bolsillo del sufrido contribuyente zaragozano estas pérdidas nos suponen más de 350.000 euros.

Estamos en 2010 y como en los dos precedentes otra vez seguimos dragando el Ebro, pues como es un río tan cabezón como nuestro Alcalde, se empeña una y otra vez en llenar de gravas su curso. Tanto empecinamiento del señor Belloch en su deseo de hacer navegable cual Sena nuestro humilde Ebro, ha chocado desde el primer día con el discurrir natural del río que no entiende de barquitos ni de proyectos para hacerlo navegable y tras el invierno y sus consiguientes crecidas, deja a su paso el regalo de las gravas que desde tiempos inmemoriales recalan en sus lecho formando islas y meandros.

Volvemos pues a donde estábamos: el Alcalde que dice “no voy a rectificar, que lo tengan absolutamente claro los ecologistas”, respondiendo a las críticas que expresaron frente a Helios un grupo de científicos y profesores universitarios contrarios al dragado del Ebro. Ante el hipotético consenso pedido por los ecologistas sobre futuros dragados, respondió: “No hay nada que consensuar, no hay un camino intermedio”. Para nuestro alcalde es una realidad indiscutible que la navegabilidad es económicamente viable, así que no se plantea acción alguna que pueda entorpecerla. “Este año dará beneficios, y aunque hubiera pérdidas, da igual. ¿No generan pérdidas las líneas de autobuses? ¿O el tren turístico?”.

Ya lo ven cabezón que es el hombre.

Etiquetas: , ,

09/05/2010 19:09. Autor: Maribel. #. Tema: agua No hay comentarios. Comentar.

04/11/2007

¡ESE BONÉ!

Andaba el miércoles nuestro ínclito Consejero de Medio Ambiente presentando los resultados del informe para Aragón del denominado “ATLAS CLIMÁTICO”, cuando nos regaló una de “esas perlas”  a las que de tanto en tanto nos tiene acostumbrados.

(Recomiendo la lectura de este informe  a todos aquellos interesados en la evolución del clima en Aragón en los últimos 50 años).  Se nos cuenta que en ese espacio de tiempo, la media de las temperaturas en la Comunidad ascendió un grado, en tanto que el nivel de precipitaciones descendía hasta en un 20%.  Preocupante, ¿no creen?.

Estos datos solo hacen que confirmar la realidad del cambio climático en Aragón.  Nada, por otra parte, que no vinieran advirtiendo y denunciando las asociaciones ecologista en los últimos años.

Lo sorprendente del asunto, es que al hilo de la presentación de este informe, D. Alfredo nos deja una de “esas perlas”.  Dice:  “La evidencia de la disminución del régimen de lluvias, demuestra la inviabilidad de un trasvase del Ebro”.  Tacha de locos a quienes lo proponen una y otra vez, pero...., aprovecha para reclamar “una serie de medidas políticas entre las que destaca la realización de las obras hidráulicas pendientes”.

¡Vaya perspicacia  la del Consejero!.  O sea, hagamos más pantanos y ofertemos más agua al regadío, las urbanizaciones y campos de golf.  Todo lo contrario a una gestión más eficaz del agua, como  el cambio climático exige.  Eso, y ante la progresiva escasez de las reservas mundiales de petróleo, construyamos más gasolineras para almacenar y gestionar el combustible.

Estaremos de acuerdo en que es más que discutible su capacidad como Consejero de Medio Ambiente, pero como fabulista no tiene rival.

¡Qué cosas tiene D. Alfredo!

 

Etiquetas: ,

04/11/2007 20:50. Autor: Maribel. #. Tema: agua No hay comentarios. Comentar.

06/09/2006

Dicen que nos sobra el agua

20060906205047-mediano.jpg

Como escarpias, se me han puesto los pelos como escarpias.  Ha sido escuchar a los próceres de las Comunidades de Valencia y Murcia, y ponérseme los pelos como escarpias. Ya estan otra vez con el trasvase del Ebro. ¡Es que no escarmientan!. Deben de creerse que es solo en sus comunidades donde no hay agua. Pues que se den una vuelta por Aragón y verán lo que es sequía.  Si tienen problemas de agua, lo que deberían hacer es aprender a gastarla.  Sabrán lo que es un aprovechamiento lógico y sostenible del agua?.  ¿Les sonará de algo la  Nueva Cultura del Agua?.  Si hay poca, y en eso estamos de acuerdo, lo que deberían hacer es usarla para consumo humano y para usos agrícolas, pero no en piscinas y campos de golf mil.  Luego, cuando carecen de ella y tampoco les llega del trasvase del Tajo-Segura, pues "en todos los sitios cuecen habas", hala, a llamarnos insolidarios y a reclamar el trasvase del Ebro.  ¡Qué miedo me dan estos políticos!.  Se nota que estamos en pre-campaña electoral.  Nos van a dar una campaña.....  Y encima quieren venir a la Expo a ponernos el tenderete.


 

Etiquetas: , , ,

06/09/2006 20:43. Autor: Maribel. #. Tema: agua No hay comentarios. Comentar.

Plantilla basada en http://blogtemplates.noipo.org/

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar
hosting
hosting