HUERTOS ESCOLARES

POR QUÉ MEJORA TU VIDA CON LOS PRODUCTOS DE CERCANÍA

Por Ana Vega "Biscayenne"

¿No te fijas en el origen de los alimentos que consumes?.  Haces mal: comprando comida de proximidad obtienes más calidad, mejores precios y menor impacto ecológico, y encima ayudas a la economía de tu zona.

Cuando voy los sábados por la mañana al puesto del frutero parloteo sin parar.  Pruebo de esto y de lo otro e inspecciono con aire circunspecto los tomates para decidir si ya están listos para ensalada o aún sirven únicamente para guisar.  Para mi sorpresa, soy la única clienta (descontando a las señoras de 60 para arriba que se me intentan colar) que sabe cuándo empiezan las ciruelas o si es demasiado pronto para las alcachofas.  No tengo mérito.  Ese conocimiento se incluyó en mi cerebro sin esfuerzo por mi parte debido a mis veranos agrarios y a un padre que tenía huerta urbana cuando eso era de pobres y no de hipsters con posibles.

Nos rasgamos las vestiduras cuando vemos vídeos de niños diciendo que la leche viene del tetrabrik y los huevos del súper, pero conozco gente adulta que no sabe que las naranjas son de invierno y los calabacines de verano.  No es culpa suya.  La distancia que separa nuestra sociedad actual del antiguo calendario agrícola es enorme, y ¿acaso no hay naranjas durante todo el año en las tiendas?

Lo extraño es que este desconocimiento general convive con una preocupación cada vez más perceptible por lo que comemos: transgénicos, pesticidas, súper alimentos, huella de carbono…  Hay una importante clientela interesada en los productos ecológicos que en ocasiones, se ciega con el sello de certificación y llega a comprar a precio de oro alimentos, cuando tiene a su alcance otros parecidos que se producen cerca de casa. Igual no tienen sello (cuestión peliaguda por todas las condiciones burocráticas que hay que cumplir) pero están en su mejor sazón y ayudan a sostener el tejido económico y social de nuestra región. Son los alimentos de proximidad, indisolublemente ligados a los de temporada. Tanto monta, monta tanto, porque es casi imposible que de una zona próxima te traigan frutas y verduras maduras si no es su época de recolección.

¿Pero qué porras son las frutas y verduras de proximidad o temporada? ¿Cómo puedes distinguirlas y no hacer el canelo llevándote a casa fresas que saben a corchopán?

Veamos: los alimentos de proximidad, valga la redundancia, son aquellos que se producen en un radio de distancia relativamente cercano. Aunque algunos establecen esa distancia en un máximo de 100 kilómetros, pero no es necesario ser taxativos. En ciertas ocasiones puede ser menos (mejor una lechuga de tu propio pueblo que traer una de 80 kilómetros más allá) o más (igual en tu provincia por ejemplo no se cultivan los kiwis, así que seguramente siempre provendrán de algún lugar más allá del límite de 100 km).

...

Artículo completo

28/07/2016 13:39 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario

*

*
No será mostrado.


*

* Datos requeridos.

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar