HUERTOS ESCOLARES Y ALIMENTACIÓN SALUDABLE

GRANDES EMPRESAS DE RESTAURACIÓN Y COMEDORES ESCOLARES

Hay un tipo de cliente que las grandes empresas de restauración luchan por conquistar: los niños que comen cada día en la escuela. Dominados ya los hospitales, los colegios son su última frontera. Un potencial de cinco millones de menús diarios que hace salivar a las multinacionales y alerta a los padres, que entre bandeja y bandeja de precocinados se hacen la pregunta del millón: ¿se está especulando con la alimentación de nuestros hijos?. Empresas y Administración aseguran que este nuevo modelo democratiza el servicio de comedor y lo dota de un nivel de seguridad nunca visto. Las voces en contra disienten: comer de "catering" empobrece la calidad nutricional y mata los sabores, perjudicando la salud y los valores alimentarios de los más pequeños. Y ni siquiera sale más barato. José Luis Pazos, presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), lanza una reflexión demoledora: "Ningún adulto estaría dispuesto a comer 175 días al año de una bandeja, pero se lo imponemos a nuestros hijos con muy poca reflexión".

La obligación laboral de los padres hace que un 40% de alumnos coma ya a diario en las escuelas, y la cifra va en aumento. Dos millones de niños que almuerzan, en muchos casos, lo que se ha preparado en enormes cocinas industriales hasta varias semanas antes. Es el llamado "catering" de línea fría, lo opuesto a la clásica imagen de la cocinera removiendo el puchero. Las raciones llegan etiquetadas al colegio dos veces por semana, se calientan y se sirven el día que corresponda.

...

Al tiempo que el "catering" se impone en los comedores, una tendencia opuesta nacida precisamente del rechazo a las bandejas de plástico se cuece a fuego lento. Son los comedores ecológicos, cuyo objetivo es reconquistar las escuelas con productos de cercanía, de temporada y, a ser posible, de producción ecológica. Aunque salirse del carril oficial es complicado, en especial para los centros públicos, los casos se multiplican y algunos se convierten en referente. Es el caso del colegio de Aínsa (Huesca), que desde hace dos años alimenta a sus alumnos de forma ecológica, casera y sin encarecer la cuota de comedor.

A nivel nacional, la Fundación Fuhem es la que apuesta por lo ecológico a mayor escala. Este es el cuarto curso de un proyecto que han llamado Alimentando conciencias, y que sirve 2.500 comidas en los tres colegios concertados que tiene en Madrid. "Nos basamos en tres pilares", relata Luis González, coordinador de la iniciativa: "Que todos los productos sean ecológicos, de temporada y producidos en la península, que las familias puedan adoptar esa transformación en casa comprando en la escuela esos productos a precio de supermercado y dotar a este cambio de una dimensión educativa, con monitores en el comedor y talleres específicos sobre alimentación".

...

Artículo completo

12/12/2016 13:14 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario

*

*
No será mostrado.


*

* Datos requeridos.

| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar