Las últimas semanas

Pasados los primeros dias con algún que otro contratiempo, la verdad es que me he acostumbrado a su presencia.

El primer fin de semana, vino a verme Lucía, y le dije a Marcianito que se escondiese en el cuarto de la plancha. No le hizo mucha gracia, pero accedió. Cuando estaba con Lucía viendo una película, empezamos a oir ruidos extraños. Ella se asustó. Entré a ver que pasaba y me lo encontré en el techo pintando.

-Voy a pintártelo, hace meses que lo tenías que haber hecho tu

-Podías hacer menos ruido, nos estás asustando.

-Lo intentaré, pero no prometo nada.

Al salir le dije a Lucía que era el gato del vecino que se había colado. Se tranquilizó. Cuando ella se marchó entré a ver como había quedado. Lo había pintado de color morado y verde.

-Es el color de la suerte en mi planeta.

-¿Y cual es tu planeta? - le pregunté.

Me dijo un nombre que no fuí capaz de memorizar, larguísimo y con extraños sonidos que no había oido nunca.

-¿Me lo puedes repetir? 

-Yo no repito nunca las cosas. Lo tengo prohibido.

-Entonces te llamaré Marcianito

-Como quieras...

Esa noche le invité a una pizza 4 quesos. 

22/05/2006 10:07 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar