La misión

Llegó a su hora. Como siempre. Cenamos la ensalada de arroz que tanto le gusta (con aceitunas partidas por la mitad), y después nos sentamos a ver el concurso. Ganó un gato de una señora holandesa, al que había disfrazado de galleta de la suerte.

-¿A que has venido a este planeta? - le pregunté de repente

-A conocer mejor a la raza humana

-¿Y me has elegido a mi?

-Si claro, llevaba tiempo observándote. Desde que tenías 12 años

-¿Y para que quieres conocernos mejor? 

-Es una práctica mas, como cuando tu diseccionaste la rana en la clase del Sr. Ricardo.

Me imaginé dormido en mi cama y un montón de marcianitos cortándome en pedacitos. No pude concentrarme mas en el programa de la televisión.

-No imagines esas cosas, nosotros no actuamos asi.

-¿Puedes leer mi pensamiento?

-Claro.

Esa noche no pude dormir apenas. El se quedó a ver una película que emitían en una cadena de su planeta. Al acabar se puso a acuchillar el suelo de parquet, y a cambiar la jabonera del baño.

30/05/2006 07:42 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar