Cambios

La señora Engracia (vecina y cotorra oficial de la comunidad), se presentó a primera hora de la mañana, y empezó a preguntarme por los ruidos que había escuchado por la noche. Disimulé y le dije que no sabía nada. Ella se sorprendió de como tenía el parquet (la verdad es que este Marcianito lo había dejado perfecto), y me amenazó con denunciarme si volvía a hacer ruidos nocturnos.

Cuando entré al salón me sorprendió ver a doña Engracia sentada al sofá comiendo un saco de palomitas.

-No te asustes- dijo Marcianito - soy yo, es que me he mimetizado en esa señora, lo puedo hacer con tan solo mirarla un rato. ¿no te lo había dicho?

También lo puede hacer con otros objetos, pero es mas difícil que se esté quieto.

Aprovechamos esa característica para salir juntos de casa. Marcianito se mimetizó en un señor que pasaba por la calle, y nos fuimos hasta el cine. Estuvimos viendo una de ciencia ficción.

-No tenéis ni idea de lo que ocurre por encima de vuestras cabezas. Habláis de cosas sin sentido. ¿Es que todavía nadie ha descubierto la puerta de la Luna?

-¿Y eso que es? 

-Como su propio nombre indica, es una puerta y está en la Luna, listo- me dijo en tono irónico. Permite a los extraterrestres como yo, llegar antes a cualquier parte del universo en cuestión de segundos.

Me estuvo explicando mas cosas, todas sorprendentes, pero me ha pedido que no las revele. Luego estuvimos en una hamburguesería pero empezó a cambiar de aspecto mimetizándose con cualquiera que pasaba por alli, y me estuvo mareando y confundiéndome. Al final me enfadé y me vine a casa. Para que se me pasara me regaló una colección de cd´s que había comprado en teletienda. Son los grandes éxitos de musica religiosa senegalesa, interpretados con una ocarina.

 

 

 

01/06/2006 07:02 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar