Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2006.

01/06/2006

Cambios

La señora Engracia (vecina y cotorra oficial de la comunidad), se presentó a primera hora de la mañana, y empezó a preguntarme por los ruidos que había escuchado por la noche. Disimulé y le dije que no sabía nada. Ella se sorprendió de como tenía el parquet (la verdad es que este Marcianito lo había dejado perfecto), y me amenazó con denunciarme si volvía a hacer ruidos nocturnos.

Cuando entré al salón me sorprendió ver a doña Engracia sentada al sofá comiendo un saco de palomitas.

-No te asustes- dijo Marcianito - soy yo, es que me he mimetizado en esa señora, lo puedo hacer con tan solo mirarla un rato. ¿no te lo había dicho?

También lo puede hacer con otros objetos, pero es mas difícil que se esté quieto.

Aprovechamos esa característica para salir juntos de casa. Marcianito se mimetizó en un señor que pasaba por la calle, y nos fuimos hasta el cine. Estuvimos viendo una de ciencia ficción.

-No tenéis ni idea de lo que ocurre por encima de vuestras cabezas. Habláis de cosas sin sentido. ¿Es que todavía nadie ha descubierto la puerta de la Luna?

-¿Y eso que es? 

-Como su propio nombre indica, es una puerta y está en la Luna, listo- me dijo en tono irónico. Permite a los extraterrestres como yo, llegar antes a cualquier parte del universo en cuestión de segundos.

Me estuvo explicando mas cosas, todas sorprendentes, pero me ha pedido que no las revele. Luego estuvimos en una hamburguesería pero empezó a cambiar de aspecto mimetizándose con cualquiera que pasaba por alli, y me estuvo mareando y confundiéndome. Al final me enfadé y me vine a casa. Para que se me pasara me regaló una colección de cd´s que había comprado en teletienda. Son los grandes éxitos de musica religiosa senegalesa, interpretados con una ocarina.

 

 

 

01/06/2006 07:02 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.

05/06/2006

Viaje exterior (planeta 1)

Muchos días sin escribir, pero tengo la excusa perfecta:

No he estado en la Tierra.

He recorrido 4 planetas. Marcianito se aburría en casa, y me propuso acompañarle a su casa a llevar las albóndigas de la semana. Al principio me sorprendió y asustó, pero el me aseguró que no habia problema. A todos los planetas que pensaba ir, había atmósfera muy similar a la de la Tierra y no supondría ningún riesgo para mi.

Partimos por la mañana temprano, y al poco rato tuvimos que parar en un satélite a recargar combustible. El combustible de su nave son unas placas parecidas a tabletas de chocolate. Con una de ellas me asegura que tiene para varios millones de kilómetros. Las placas se recargan y no suponen ningún riesgo para el medio ambiente. Es el combustible ideal, y me cuenta que en nuestro planeta lo tenemos a raudales, pero que no me dirá cual es, porque solo servirá para crear mas disputas entre paises y alguna que otra guerra.

Al poco rato me dijo que en lugar de ir directamente a su planeta pasaríamos por otro que a él le gusta mucho.

-No te preocupes si percibes que la gente te mira mal. Es un defecto genético que tienen, parece que siempre están enfadados, pero en el fondo están encantados de que vengan a verles. Este es uno de los planetas preferidos de todo el universo para hacer turismo, tienen de casi todo.

-¿Como se llama? 

Me lo dijo, pero no lo entendí. Lo vamos a llamar Benidormian. Al llegar si que es cierto que sorprende la forma de mirar de sus habitantes. Bueno, su forma de mirar y la de caminar, y la de todo. Son como esponjas que van rebotando por las paredes y suelo de las ciudades. Todos los que no son esponjas, son turistas. Cenamos en un restaurante cercano a un monte donde la gente (los turistas) se tiraba a un precipicio.

-¿Que hay debajo? - le pregunté a Marcianito.

-Ve a verlo tu mismo.

Me acerqué y lo que vi abajo eran los propios habitantes de Benidormian, amontonados. Cuando el turista se lanzaba se juntaban mas y hacían que cayese en un sitio mullido. Se lo estaban pasando genial.

-¿Y nunca hay accidentes?

-Solo cuando se declaran en huelga, y no suelen avisar con antelación.

Subimos a la nave y partimos hacia su planeta. 

05/06/2006 07:10 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.

12/06/2006

Viaje exterior (planeta 2), su planeta

Su planeta no es nada del otro mundo, bueno dicho así, si que lo es. Me explicaré:

Para empezar es muy parecido a la Tierra, redondo, con una atmósfera similar y de tamaño, algo mas pequeño, pero ellos han aprovechado excavando hacia abajo. Cuanto mas paria es un habitante, mas abajo vive, mas calor pasa y tiene que soportar las tuberías de los desperdicios de los demás. El sistema de tuberías me sorprendió porque son transparentes. Hay un tipo de habitantes que siempre están vigilando lo que pasa, por si hay algo interesante.
Dice Marcianito que a veces han encontrado bolas de papel, que para ellos es un tesoro. Como no tienen árboles.

Mi amigo tiene un apartamento en lo mas alto de un edificio, con aparcamiento propio. Dejamos la nave y salimos a cenar. En el restaurante me miraban algo raro, pero cuando Marcianito dijo que yo era el que hacía las albóndigas , nos dieron la mejor mesa con vistas a una ciénaga. Esta ciénaga es sagrada para ellos, puesto que hay una leyenda que dice que el primer habitante salió de alli. Incluso alguno aún piensa que viven seres muy anteriores a su generación, pero nadie se atreve a investigarlo.

Por fin probé las Pletadoyas, son el alimento preferido de los Marcianitos, son una especie de almendra que tiene patas y cabeza. Antes de comerlas hay que silbar, la Pletadoya canta un aria y se muere. Solo entonces te la puedes comer. La corteza es algo dura, pero el sabor es parecido al jamón con melón.

Cuando terminamos me llevó a un espectáculo de baile. Lo curioso es que había que verlo cabeza abajo. Se me bajó la sangre a la cabeza y me mareé. Estuve 2 días en cama.

12/06/2006 16:15 Enlace permanente. No hay comentarios. Comentar.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar