TE REPLIEGAS

Te repliegas
duermes sobre el mármol
como una estatua griega,
Me abres, violeta, el corazón
al echarme tu aliento,
que va desvaneciéndose
en mis dedos de reina.
Poco antes de morirme
es tan suave el aceite,
tan indefinible,
que vuelvo a sentirte
por un segundo,
entre mis piernas.


                            María Otal
                                   11-06-07
 

12/06/2007 19:09 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar