Lo que no te mata te hace más fuerte

Esta entrada es algo especial para mi, quizás algo más sincera de lo normal pero bastante honesta, y es que llevo tiempo dandole vueltas a la manera en la que la gente emplea su tiempo. Me refiero a esa gente que unicamente piensa en molestar a otras, en intentar contribuir a hacerle la vida imposible al de al lado. Y que quereis que os diga, en mi opinión el tiempo es nuestro bien más apreciado, que por mucho que nos cueste reconocerlo, jamas, repito, JAMAS, vas a poder recuperarlo. Y lo peor de todo es que pasa más rapido de lo que nos gustaría. Ahora que estamos en epoca de navidad, donde pasaremos más tiempo con nuestros seres queridos, que mejor manera de hacerlo que aprovechando y disfrutando al máximo cada segundo.

Me invade un sentimiento de obsesion que me dice que debo emplear mi tiempo lo más productivo posible, sin arrepentimientos, lentamente y en toda su esencia. En ocasiones es bueno recordarse a uno mismo lo que tiene, es una buena manera de valorarlo y de disfrutarlo como si fuera la primera vez. 

Acordarse de nuestro primer amor, de esa primera vez que viajaste al extranjero, de la primera borrachera, del primer beso, del primer adios, del ultimo reencuentro, del primer abrazo, de aquella vez que lloraste a moco tendido, de esa primera carcajada que te dejo sin aliento, de las caricias que olvidaste en aquella habitación, el primer suspiro con sabor a fresa.

No nos olvidemos de lo afortunados que somos. 

Quedate con lo bueno, olvida lo malo, sonrie, salta, grita, corre, que el mundo sea lo que siempre quisiste ver.

Como decia alguien que admiro mucho, Pensandolo bien, ¿ha valido la pena?, dios santo como ha cambiado irremediablemente mi vida, siempre es el ultimo dia de verano y me he quedado fuera en el frio sin una puerta para volver a entrar. He tenido mas momentos intensos de los que por derecho me corresponderian, para muchos la vida les pasa de largo mientras hacen grandes planes para ella. He dejado trocitos de mi corazon aqui y alli. Apenas me queda el suficiente para seguir viviendo pero fuerzo una sonrisa sabiendo que mi ambicion sobrepasaba mucho mi talento. Ya no hay caballos blancos ni mujeres guapas en mi puerta.

En otras palabras, quiere decir que por muchas decepciones, desengaños y fracasos, la vida te sorprende con más y mejores momentos de los que por derecho te corresponderian. Que los vientos te empujan siempre hacia delante y el sol te de en la cara.

13/12/2016 07:52 Enlace permanente.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar