mundonoticias

Los fraudes al seguro más habituales en España

20191227121547-screenshot-2-min.jpg

 

Cada año se cometen miles de fraudes al seguro en todo el país. En este artículo nuestros expertos en detección de estafas te cuentan cuáles son los fraudes más comunes en España. Sigue leyendo para conocer todos los datos sobre los fraudes al seguro más habituales en España.

Falsear datos

Sin duda uno de los fraudes más comunes pasa por falsear, mentir u ocultar cualquier tipo de dato a la aseguradora durante la firma del contrato. Todas las compañías informan siempre a sus asegurados de que deben aportar datos reales porque en caso contrario se puede rescindir el contrato sin problemas, pero aún así son muchas las personas que aportan datos falsos, omiten datos o los ocultan para su propio beneficio. Esto sucede con todo tipo de seguros, desde los de salud hasta los de coche pasando también por los seguros de vida.

Presentar partes falsos

Por otro lado, como vemos en ElProgreso, son también muchas las personas que directamente aportan partes falsos de accidentes. Es decir, que sin haber sufrido ningún tipo de accidente, una tercera persona puede presentar un parte falso. En estos casos es importante contactar con nuestra aseguradora e indicar que no vas a firmar un parte amistoso porque no ha habido ningún accidente. En estos casos si tienes el seguro básico para el vehículo, el de Responsabilidad Civil, no tendrás problemas porque incluso será tu propio seguro el que denuncie a quien intente reclamar el parte falso por fraude.

Recargar los presupuestos

Asimismo, mucha gente directamente intenta recargar los presupuestos, e incluso los presentan desde talleres para darles más veracidad. En estos casos, por supuesto, los clientes se alían con los talleres para elevar el presupuesto del arreglo del coche y así poder sacar algo del dinero al seguro (cobrando después el taller una comisión previamente acordada por ayudar al cliente a realizar este fraude).

Exagerar los daños

En algunos casos, aunque las personas que intentan cometer fraude o estafar al seguro sí han sufrido un accidente de cualquier tipo, éstas se basan en estos hechos para hacer más grandes los daños e inventar lesiones, tanto a nivel físico como a nivel de daños del vehículo o del bien asegurado. Mucha gente declara por ejemplo una simple avería como un siniestro, exagera los daños del vehículo o se inventa lesiones físicas que realmente no existen, pudiendo llegar incluso a confabularse con algún médico (también a cambio de una comisión o de otros favores), para conseguir un parte de lesiones real y así conseguir estafar al seguro.

Fingir el robo de un vehículo

Por último, otro de los fraudes cada vez más comunes es el fingir el robo de un vehículo. Fingir un robo con violencia puede parecer complicado y arriesgado pero por increíble que parezca son muchas las personas que han realizado denuncias en las que afirmaban que les habían robado el vehículo y las han presentado a su aseguradora. En estos casos, para poder abonar la indemnización las aseguradoras siempre pedirán las dos llaves del coche, y las personas estafadas siempre suelen responder que sólo les queda un juego de llaves, y que, por supuesto, el otro lo tiene la persona que robó su vehículo. Se trata de un tipo de estafa que resulta sencilla de comprobar pero que aún así ha sufrido un repunte en los últimos años de crisis en España a fin de cobrar la indemnización del seguro.

27/12/2019 12:15 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar