Los vecinos de Delicias reivindican la unión de solares para construir un colegio

Las necesidades educativas en el zaragozano barrio de las Delicias siguen aumentando cada curso académico. Por este motivo, sus vecinos decidieron poner remedio a las carencias estructurales que viven los colegios de la zona incentivando la construcción de un nuevo centro. Sin embargo, el problema de espacio que existe en las Delicias derivó en la necesidad de buscar alternativas. La opción que encontraron diversos colectivos vecinales fue la de unificar dos solares entre las calles Moncayo y Pedro Arbués. “Cuando se realizó el plan especial del Portillo pedimos la reserva de un espacio para esta necesidad pero no se nos hizo caso”, recordó José Luis Zúñiga, presidente de la Asociación de Vecinos Manuel Viola. Por ello, las parcelas entre esas calles se vislumbran ahora como la única posibilidad posible para remediar los problemas del barrio. “Actualmente hay dos centros en el barrio con más de un 90% de alumnos extranjeros y otros dos que superan el 50%”, observó el presidente del colectivo. Esta tendencia ha provocado que los padres del barrio busquen alternativas fuera de la zona, un aspecto que se ha reflejado en las solicitudes que dos centros han tenido. “En el colegio Emilio Moreno Calvete y en el Andrés Manjón han tenido cuatro y seis solicitudes, respectivamente”, explicó Zúñiga. Sin embargo, las asociaciones también denunciaron el estado en el que se encuentran muchos centros de las Delicias. “Los colegios no pueden responder a las demandas que están teniendo porque no tienen comedor, los edificios son viejos y los patios son insuficientes”, reclamó Zúñiga. Esta situación fue plasmada en las Jornadas Educativas del 2009 que revelaron la “necesidad imperiosa” de construir un nuevo colegio. Conflicto con la elección del espacio Conscientes de la falta de espacio que acucia al barrio, los vecinos buscaron un emplazamiento que obliga a la unión de dos solares entre la calle Moncayo y Pedro Arbués. Sin embargo, puesto que una de las parcelas está considerada como zona verde y no de equipamiento, sería necesaria una modificación para poder construir un centro escolar. Las primeras consultas técnicas con el Ayuntamiento de Zaragoza fueron exitosas, según la asociación, ya que los “mismos técnicos nos daban argumentos para construir el centro”, indicó el presidente. Actualmente, fuentes del consistorio de la capital aragonesa volvieron a asegurar que por parte del ayuntamiento no habría ningún problema en la modificación y posterior cesión. Tras esta reunión con el consistorio, los vecinos se reunieron con el anterior Ejecutivo del Gobierno de Aragón que les trasladó su beneplácito para llevar a cabo la obra. Sin embargo, con el cambio de gobierno en la DGA esta opción se desestimó. Los motivos para no dar visto bueno a la obra son, según fuentes del Ejecutivo, el incumplimiento, por parte de los solares, de los requisitos técnicos necesarios para la construcción de un colegio, puesto que estas características “no solo atañen a la superficie sino también al nivel de construcción”. A pesar de ello, los colectivos vecinales, en una reunión mantenida con la consejera de Educación del Gobierno de Aragón, Dolores Serrat, le trasladaron la “incoherencia” de estas razones. “El colegio Moreno Calvete y el Andrés Manjón tienen un espacio de 600 y 1.200 metros, respectivamente. Y los dos solares que ahora proponemos suman más de 3.700 metros con lo cual no es problema de espacio”, argumentó el presidente. Sin embargo, tras la reunión con la consejera, la cuál “admitió políticamente que teníamos razón por los problemas educativos que sufre la zona y dijo que se haría cargo personalmente”, indicó Zúñiga, la DGA volvió a rechazar, el pasado enero, las alegaciones planteadas por los vecinos.

Heraldo.es - P. Cortés Fernández - 3-5-2012

03/05/2012 12:19 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar