O Blog de Jorge Marqueta Escuer, o mixín.

O blog de Jorge Marqueta Escuer.

Temas

Enlaces

Archivos

 

¡OTAN NO!

El Gobierno Español, con la posterior adhesión inquebrantable de PSOE, PP y Par, han hecho de Zaragoza candidata a acoger el nuevo sistema de vigilancia de la OTAN, sin tener en cuenta la opinión de los ciudadanos y entidades sociales de la Ciudad y actuando con gran opacidad informativa.

El Gobierno Español, el mismo que niega inversiones en Aragón, el que no reabre el Canfranc, el que deja que los proyectos de infraestructuras en Aragón sean eternos o imposibles, el que niega un tratamiento igualitario al resto de los ciudadanos del Estado a los aragoneses usuarios del AVE, el mismo que (con la inestimable ayuda de PSOE, PP, Par e IU) nos condena a un Estatuto de Autonomía de tercera en el que se niegan las inversiones y competencias que en el resto de Comunidades Autónomas se preveen; ese Gobierno, sin embargo, sí piensa en Zaragoza y Aragón para instalar infraestructuras molestas y peligrosas como una Base Militar de Espionaje y Vigilancia de la OTAN de escala mundial.

La OTAN es una organización militar subordinada a los intereses geoestratégicos norteamericanos (a veces al margen de las Resoluciones de la ONU como la intervención militar en Irak). Frente a este "nuevo orden internacional" hay que reforzar el papel de la ONU, el multilateralismo, el diálogo como medio de resolución de conflictos y la cooperación internacional.

La instalación de esta Base de la OTAN supondrá indentificar y posicionar a nivel internacional todavía más la Ciudad de Zaragoza como ciudad militar, algo completamente incompatible con el título de Ciudad de la Paz concedido por la UNESCO a la Ciudad, con su apuesta estratégica de ser un referente mundial en materia de desarrollo sostenible, de ser Ciudad de Ferias y Congresos, de ser ciudad centro de logística y ciudad de innovación y creatividad; aspectos éstos últimos no sólo más amables sino más rentables económicamente para la Ciudad.

La instalación de la Base OTAN supondrá, en el caso altamente probable, de que EEUU genere un nuevo conflicto armado, que sea nuestra ciudad desde donde se dirijan las operaciones, lo que nos pondría en el punto de mira del terrorismo internacional, además de la peligrosidad que conlleva el centro neurálgico militar con constantes despegues y aterrizajes de aviones militares cargados de bombas.

La instalación de la Base OTAN supondrá incrementar la hipoteca militar de la ciudad. Más de la tercera parte de la Ciudad está ocupada por terrenos militares, el campo de maniobras de San Gregorio es el mayor del Estado, el Polígono de Tiro de las Bardenas es el mayor de Europa. Todo ello sin recibir compensación alguna a cambio, bien al contrario, todo ello ha mermado el desarrollo de la ciudad, causa graves molestias y peligros a los ciudadanos (ruidos, accidentes), la servidumbre del espacio aéreo aragonés a la base militar ha impedido el crecimiento del aeropuerto civil -impropio de una ciudad de casi 700.000 habitantes-. Esta hipoteca supone que la ciudadanía no puede decidir sobre una tercera parte de su término municipal (construcción de infraestructuras, viviendas VPO, parques, repoblaciones arbóreas) por estar subordinado a los intereses militares. A esta hipoteca a todas luces excesiva se añadiría una nueva servidumbre militar.

La instalación de la Base OTAN impedirá el desarrollo económico y destruirá empleo porque aumentarán las limitaciones de tráfico aeroportuario de viajeros y mercancías y puede llegar a eliminar el intercambiador logístico que plantea PLAZA, por lo tanto, impedirá la creación de empleos del sector terciario y cuaternario (los de más crecimiento en la actualidad) y puede destruir algunos ya existentes, impedirá el desarrollo de infraestructuras de comunicaciones que se supeditarán a lo militar y ahuyentará posibles inversiones empresariales por la amenaza y peligro permanente que supone la instalación.

En este sentido, recordar que el 25% del PIB de la Conmunidad de Madrid depende directa o indirectamente de la actividad del aeropuerto de Barajas, por ello no es de extrañar que el candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid del PSOE, Rafael Simancas, abogue por "desmantelar la base norteamericana de Torrejón" ya que "no se puede tener unas instalaciones de sus características en el marco de unas poblaciones de medio millón de ciudadanos" y lastra el desarrollo de esa ciudad, en contraste con el PSOE de Aragón, que aplicando otros criterios, puede llegar a usar la propuesta de la base OTAN en Aragón como posible contraprestación ante la posibilidad de un desmantelamiento de las instalaciones norteamericanas en Madrid. Nuevamente, los del PSOE de Aragón dispuestos a acoger con brazos abiertos lo que en otros lugares rechazan.

La instalación de la Base OTAN incrementará la contaminación acústica y electromagnética en la ciudad. Si en la actualidad toda la población zaragozana sufre puntualmente los ruidos de los vuelos militares y, de estos ciudadanos, más de 50.000 vecinos sufren diariamente la contaminación acústica de la Base Militar, la implantación de la Base OTAN aumentará necesariamente el tráfico aéreo y con ello aumentará el nivel de contaminación acústica. Tan grave es la situación que, tanto el Defensor del Pueblo como el Justicia de Aragón han enviado recomendaciones al Ministerio de Fomento y al Ministerio de Defensa para que tomen medidas para paliar dicha contaminación, sin que hasta la fecha dichas recomendaciones hayan sido adoptadas. En este sentido la representación de CHA en el Congreso de los Diputados propuso el 22 de noviembre de 2005 una Moción destinada a minimizar el impacto sonoro de los vuelos militares sobre la ciudad de Zaragoza, moción que fue aprobada por unanimidad. Sin haber resuelto el problema actual es inadmisible incrementarlo; esto supondría añadir más problemas a una zona y a unos ciudadanos seriamente afectados por la contaminación acústica probada y reconocida institucionalmente.

Asimismo, se desconocen los efectos que podría llegar a tener la contaminación electromagnética de la Base OTAN. Si las antenas de telefonía móvil están bajo sospecha, sería -por lo menos aconsejable- que se informara de los efectos que podrían llegar a tener unos receptores que instalaría la Base con potencia para abarcar todo el planeta.

La instalación de la Base OTAN no creará empleo, los partidarios de su instalación hablaron primero de que iba a crear 4000 empleos, después, 3000 y 2000 y últimamente se habla de 1100. Independientemente del número (sobre el que hay bastantes incertidumbres) los pocos empleos que se creen serán ocupados por personal OTAN de otros centros y que -como ocurría en la Base Americana de Zaragoza- no contribuirán a la riqueza de la ciudad pues vivirán al margen de la misma en una especie de ciudad dentro de la ciudad. Paralelamente, se destruirán muchos otros empleos actuales o potenciales de los zaragozanos al impedir el desarrollo de las infraestructuras y de la logística en la Ciudad.

La instalación de la Base OTAN no supondrá inversión directa en la Ciudad, los partidarios de su instalación hablan de las inversiones que supondrá esta Base. Inversiones que hay que matizar: la OTAN invertirá en el programa AGS y en los aviones AWACS a través de un consorcio en empresas transnacionales -ninguna aragonesa- que se denomina TIPS que suministrará tecnología y componentes. La inversión revertirá en empresas ajenas al tejido empresarial aragonés y sus plusvalías revertirán en otros lugares del Mundo.

La instalación de la Base OTAN no incrementará el desarrollo tecnológico de la Ciudad, los partidarios de su instalación hablan de que esta Base traerá a Aragón la tecnología más avanzada. No existe certeza de tal hecho, no obstante -y por razones obvias- la tecnología militar se caracteriza por su alto secreto. No parece que, aún en el caso de que llegue a haber tan alta tecnología en la Ciudad, los militares de la OTAN vayan a dar cursos y seminarios sobre sus avances tecnológicos en armamento o espionaje a los empresarios aragoneses. Para el desarrollo tecnológico de la ciudad es preferible potenciar la investigación en la Universidad, seguir invirtiendo en tecnología (instalación de fibra óptica, espacios Wi-Fi, creación de la Biblioteca Tecnológica, fomento del uso de nuevas tecnologías entre los ciudadanos, etc.).

09/04/2007 22:26 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario

*

*
No será mostrado.


*

* Datos requeridos.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar