O Blog de Jorge Marqueta Escuer, o mixín.

O blog de Jorge Marqueta Escuer.

Temas

Enlaces

Archivos

 

ESTE AÑO MI SELECCIÓN NO JUGARÁ.

El día 28 hará un año del memorable partido de las Selecciones Nacionales de Aragón y Chile (selección que ocupa el número 45 en la clasificación FIFA). Fue un día gélido e histórico. Un hito. Uno de los acontecimientos deportivos más masivos de cuantos se han realizado en los últimos años (14.000 espectadores según datos de la Federación Aragonesa de Fútbol y una importante cuota de pantalla de Aragón Televisión y de la televisión de Chile). A diferencia de otras actividades deportivas de alto nivel, generó superávit que –por cierto- se destinó íntegramente a los clubes del fútbol base aragonés.

 

Quizá algún día Euskadi y Catalunya, que se enfrentarán en estas fechas en San Mamés, consigan la oficialidad de sus respectivas Selecciones Nacionales. Aragón –lo lamento- ni social, ni políticamente la merece a pesar de ser una de las selecciones con más solera de cuantas juegan en la Península Ibérica y con más largo historial con décadas como los años veinte y cincuenta del siglo pasado en los que jugó la mayor parte de sus partidos. Curiosamente, ni la sociedad, ni la clase dirigente actual -en un contexto político más favorable- representa una generación digna sucesora de sus antepasados (los abuelos de los años veinte y los padres de los cincuenta). Desde mediados de los años setenta; es decir, en MÁS DE TREINTA AÑOS, Aragón sólo ha jugado dos partidos frente a Castila-León y únicamente ha sido capaz de organizar UN partido internacional. Ni política, ni socialmente esto ha dado –hasta ahora- más de sí. El balance es desolador, especialmente si se compara con otras Naciones sin Estado peninsulares. Aquí ha faltado decisión política y apoyo social. Espero que futuras generaciones sepan llevar a Aragón al lugar que merece (obviamente no sólo en materia deportiva, aunque el panorama es todo un símbolo).

 

Este fin de año, en el Estado Español no sólo las Naciones como Euskadi, Catalunya o Galiza (ésta frente a un Camerún en plena preparación de la Copa de África) juegan partidos de estas características. También las regiones españolas como Extremadura y Murcia (ambas frente a Guinea Ecuatorial) o Andalucía (frente a Zambia) juegan partidos similares. En los tres últimos casos para minusvalorar los partidos de las Naciones peninsulares sin Estado que juegan y reivindican el reconocimiento de su oficialidad.

26/12/2007 23:35 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.com
Autor: Carlos Mata

Com a poble que no renuncia al dret democràtic de la seva sobirania, els aragonesos hem de poder desenvolupar totes les nostres potencialitats i les nostres expressions tant culturals com esportives i, per tant, és en aquest sentit que ens cal assolir el reconeixement oficial de les seleccions aragoneses.

Fecha: 27/12/2007 10:35.


gravatar.com
Autor: Adrián

Una vez más aniquilando ARAGÓN!!!

Fecha: 27/12/2007 12:37.


gravatar.com
Autor: 39escalones

Me gustaría saber quién tiene derecho a arrogarse la facultad para decir que Cataluña, País Vasco o Galicia son naciones y Extremadura o Murcia no lo son. Ruego explicación, si es que alguien la sabe, cosa que dudo, porque la respuesta es sencilla: ninguna lo es.
Pachangas de navidad, nada más.

Fecha: 02/01/2008 10:59.


gravatar.com
Autor: O mixín

¿Quizá la voluntad de sus habitantes?

Fecha: 02/01/2008 14:57.


gravatar.com
Autor: 39escalones

Estimado amigo: supongo que eres consciente de que en las últimas encuestas encargadas por los gobiernos respectivos de cada territorio, el independentismo obtiene resultados inferiores al 20% de los encuestados. Es conveniente, defendiendo los planteamientos de que se trate, que para eso estamos en democracia, que se cuente la realidad de las cosas tal y como es. Para que nos hagamos una idea: la comunidad autónoma con más partidarios de una hipotética independencia, aun con resultados mínimos, es Galicia. En País Vasco es inferior, y en Cataluña, mínima. Por el contrario, ese mismo argumento que utilizas serviría, por la misma lógica, para afirmar la existencia indudable de la nación española y para negar la nación aragonesa, puesto que la mayor parte de sus habitantes no la reconoce.
El primer problema del nacionalismo en todas sus expresiones es la absoluta imperfección de su base teórica y la permanente asunción como realidades indudables de fenómenos que no son tales, o que al menos representan una complejidad que no permite divisiones ni frentismos fáciles. Eso hace que la mayor parte de los planteamientos nacionalistas no resistan un análisis serio y riguroso.
La voluntad de los habitantes de ningún sitio, estimado amigo, no sirve para justificar nada por sí misma: ¿acaso la voluntad de un pueblo que pensara que los judíos, los negros, o las mujeres, convertiría en verdad semejante despropósito? Una base teórica veraz y rigurosa es imprescindible para defender cualquier ideología, y el nacionalismo, sea del color que sea, carece de ella, porque sus argumentos siempre son parciales, interesados, selectivos e incompletos, en tanto que siempre marginan una parte de la realidad que no les interesa. Así lo hizo el nacionalcatolicismo español durante cuarenta años, por ejemplo.

Fecha: 02/01/2008 19:38.


gravatar.com
Autor: 39escalones

Perdón: me refería a que aunque la voluntad popular votara a favor de la inferioridad racial o de género, éso no lo convertiría en verdad. Eso vale como muestra de que la voluntad popular, que es susceptible de manipulación, no es criterio único para nada. Te recomiendo la lectura de "La democracia en América", aunque quizá lo hayas leído. El autor es el ilustrado Alexis de Tocqueville, y habla de la susceptibilidad de manipulación de las masas y de su dictadura sobre una mayoría individual que no tiene vehículos para mostrar su opinión. Recomendable.

Fecha: 02/01/2008 19:41.


gravatar.com
Autor: Entadebán

Hablar de Nación no necesariamente indica hablar de Estado independiente. ¿Es Escocia una Nación?. Sí. ¿Es un Estado independiente? NO. Por tanto, en esas encuestas que dices quizá sería interesante saber cuánta gente identifica su territorio como Nación (dentro del Estado español o no).
Por cierto, en 2005 el CIS preguntó en las CC.AA. cómo se referían a ellas sus ciudadanos el resultado es el que sigue:

Catalunya

Una región 40.4
Una nación 44.7
Ninguno de los dos, otro término 10.4
N.C. 4.5
TOTAL 100.0

Euskadi


Una región 43.6
Una nación 38.2
Ninguno de los dos, otro término 11.3
N.C. 6.9
TOTAL 100.0

Galiza

Una región 74.6
Una nación 17.0
Ninguno de los dos, otro término 5.4
N.C. 3.0
TOTAL 100.0

Aragón


Una región 93.4
Una nación 3.4
Ninguno de los dos, otro término 1.0
N.C. 2.2
TOTAL 100.0


Fecha: 02/01/2008 22:04.



Autor: perteneciente al 3,1%

amigo 39 escalones. La voluntad de los habitantes de un pueblo no se manifiesta a través de encuestas, eso no sería democracia, sino demoscopiocracia. Parece mentira que tú, que eres tan agudo, intentes que comulguemos con esa rueda de molino.
La voluntad de los habitantes de un pueblo se manifiesta, entre otras cosas, a través de elecciones, referendums y demás (también a través de la llamada "sociedad civil").
Si quieres puedes decirme el porcentaje de representantes públicos nacionalistas (representantes legítimos) en Euskal Herria, Catalunya y luego los de Andalucía o Extremadura. Te recuerdo, por ejemplo, que la Comunidad Autónoma Vasca y Catalunya cuentan con los parlamentos con mayor representación nacionalista de Europa Occidental. Y no se trata de un accidente histórico más o menos puntual, no, sino en una constante en lo que llevamos de democracia.
¿A qué tienen miedo los españoles para que se vote libre y democráticamente, por ejemplo, el Plan Ibarretxe o cualquier propuesta autodeterminística en Euskal Herria, Catalunya o en el hipotético caso de que un día se hiciera en Aragón? Pues a la democracia.
Por cierto, yo también me he leido "La democracia en América".

Fecha: 03/01/2008 12:12.



Autor: perteneciente al 3,1%

Por cierto, alguna selección aragonesa sí que va a disputar un nuevo partido internacional, para que chinchen y rabien los de siempre:

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=376376

Una noticia que no podréis encontrar en Heraldo de Aragón.

Fecha: 03/01/2008 13:34.


gravatar.com
Autor: 39escalones

Amigo 3,1%, la voluntad de los habitantes de un territorio se muestra de muchas formas, en efecto. Y los referéndums ilegales que contravienen una norma gracias a la cual algunos gobiernan desde hace 30 años no es una de ellas. Las normas son para todos, cuando nos benefician y cuando nos limitan, no se puede estar al plato y a las tajadas; ahora, si los partidos nacionalistas abandonan el sistema, dejan de cobrar las oportunas subvenciones del Estado (al parecer eso sí les interesa de España) y juegan a la contra, me parece legítimo que hagan propuestas contra la legalidad de todos (a ver qué éxito tendrían). Me resulta curioso cómo manejáis a conveniencia el concepto de democracia, como si la situación actual no fuera fruto de ella y posibles cambios, cuando os vienen bien, sí lo fueran.
¿Miedo a la democracia? Me hace gracia que un nacionalista hable de miedo, que es una de las piedras básicas de esa ideología. Personalmente me da igual que Aragón juegue un bolo navideño tardío con un equipo al que pagan para que lo haga. Ni me gusta ni me disgusta, ni desde luego me chincha. No soy persona que se preocupe de minucias de las que algunos quieren sacar conclusiones o expresiones disparatadas.
El libro de Tocqueville está impregnado de un sentido común excepcional. Al nacionalismo, sin embargo, le sigue faltando.
Por otra parte, amigo Entadebán, ya me dirás si hay algún nacionalista que no quiera un Estado independiente. Aunque en una cosa estoy de acuerdo contigo, muchos, en algunos casos porcentajes altísimos de votantes de partidos nacionalistas no son independentistas, como ocurre con CiU.
Ah, por cierto, 3,1%, Euskal Herria no existe, no ha existido nunca, no es un ente político, ni lo ha sido jamás, ni mucho menos es una nación. Es otra de las ficciones del nacionalismo delirante.

Fecha: 05/01/2008 10:53.


gravatar.com
Autor: 39escalones

Por cierto, una cosa más, 3,1%. ¿Rabias y chinchas cuando los distintos equipos españoles juegan en Aragón y llenan los estadios o los pabellones que los combinados aragoneses no llenan? El equipo español de balonmano ha jugado más de una vez en Ejea, con llenazo, por cierto.
A mí no me mosquea que haya nacionalistas; lo que me parece intelectualmente empobrecedor es que se limiten a contar siempre media película. Eso sí son ruedas de molino.

Fecha: 05/01/2008 11:08.


gravatar.com
Autor: 39escalones

Y un par de cosas más, aunque ya soy muy pesado: Escocia será una nación, pero su grado de autonomía, recién estrenada como quien dice, es inferior a cualquier Comunidad Autónoma española. Segundo: el plan Ibarretxe, un disparate como un templo, no es más que, en su última versión, una reforma constitucional unilateral para convertir el País Vasco en un Estado Libre Asociado versión Puerto Rico o Islas Feroe. ¿Dónde está ahí la democracia? ¿Dónde está la seriedad? ¿Acaso no es otro delirio nacionalista?

Fecha: 05/01/2008 12:02.



Autor: Perteneciente al 3,1%

Jope, 39, vaya requiebro, eh? Ni Leo Messi (ya que hablamos de deportes).
En fin, empecemos por el final... ¿Euskal Herria no existe? ¿Por qué, porque no ha sido un estado anteriormente? En fin... Eso quiere decir, ni más ni menos, que los tuaregs no existen, que los quichuas no existen, ni los kurdos, ni los lapones, no existen esos pueblos porque no han sido nada en la "historia" (la pongo entre comillas porque la Historia es algo muy complejo, como muy bien sabes).
Además de eso, decirte que Euskal Herria no es más que la traducción de "País Vasco". Y "país" etimológicamente tiene una connotación más geográfica de lo que se viene aplicando en el castellano del siglo XXI. O sea, vendría a ser algo así como "el país de los vascos". Fíjate que incluso en el Estado francés (mucho más jacobino que el español, como bien sabes) también se habla de le Pays Basque. O sea, que Euskal Herria, como País Vasco, parece que sí que existe.
Otra cosa es "Euskadi", término inventado por, ese sí delirante, Sabino Arana.
Por lo demás, nada nuevo bajo el sol.
Sobre el famoso referendum... Negar que existe un problema político en el País Vasco (si te gusta más así, yo nunca utilizaré Euskadi) es tener miopía política. El Plan Ibarretxe es una propuesta para su superación. Si has leido a Tocqueville a lo mejor también has leido a Henry David Thoreau. Las leyes están para servir a la sociedad, no para esclavizarla y como tales, las leyes se han de modificar y adaptar a las realidades sociales y políticas. Que el encaje de Euskal Herria en el Estado Español es complicado no es algo nuevo. Negar la evidencia no cambia la realidad y lo único que conseguirá, con el tiempo, es acercar el momento de la independencia.
No entiendo por qué los nacionalistas españoles están continuamente negando que el Estado Español tiene un problema muy acusado de conformación, cuando es tan evidente. Pero bueno, allá ellos.
Por otra parte, ¿miedo a qué? Yo sí que he visto miedo en el nacionalismo español a la diferencia, es el nacionalismo más inculto que conozco y el que provoca un mayor desprecio hacia el diferente.
¿Miedo a qué? Miedo, a lo mejor, tiene quien va rastreando obsesimante todos los blogs que tienen algo de aragonesista para intentar poner su pica en Flandes.

Saludos.

Fecha: 08/01/2008 10:10.



Autor: Perteneciente al 3,1%

Por cierto, una cosa más. Cambio toda nuestra "autonomía" (mejor habría que decir descentralización de la gestión) por el reconocimiento del derecho a decidir.

Fecha: 08/01/2008 10:17.


gravatar.com
Autor: 39escalones

Yo no he dicho, amigo 3,1% que no exista el pueblo vasco. Yo digo que no existe, ni ha existido Euskal Herria, sea la traducción de lo que sea, más que el actual, que es un producto de la Constitución de 1978. El problema es confundir pueblo con naciones y otras invenciones. Por otro lado, no sé de dónde sacas que niego que exista un problema político, y tampoco voy a ser yo quien defienda al nacionalismo español. Veo que tampoco me entiendes en relación con eso. Coincido contigo en que, no que sea el más inculto, sino que es tan inculto como los demás. Vosotros pensáis que hay nacionalismos superiores a otro; yo no. Todos son la misma basura. También coincido en que España tiene graves problemas de conformación, pero el nacionalismo no es la solución, porque cada uno de los territorios donde esas ideas de bombero han proliferado contemplan los mismos problemas. Por otro lado, me haces mucha gracia en cuanto a mi "rastreo". Parece que te molesto. Es tu problema. No encontrarás ninguna mentira en lo que digo, a diferencia de otros que se sacan naciones de la manga. El nacionalismo, en cierto modo, es como una enfermedad psiquiátrica: para poder ayudar al paciente, éste primero tiene que darse cuenta de que tiene un problema. Si no, es imposible.
Pero en fin, es como discutir con un imán sobre islamismo. Sigue descalificando. Por eso no tienes más razón.

Fecha: 09/01/2008 08:55.



Autor: perteneciente al 3,1%

"Sigue descalificando". Ahí tienes, por ejemplo, una mentira. Ruego que me hagas notar donde y cuando te he descalificado. Si es así rectificaré la descalificación de inmediato.
Tú por el contrario me equiparas a un imán, debo suponer que con la intención de desprestigiar a los imanes y al islam y, (esto ya es interpretación mía) de rebote con algunas de las interpretaciones del islam (porque no todos los imanes son de Al-Qaeda). Me da exactamente igual, dado que soy agnóstico, pero me hace gracia esa referencia.
Por otra parte, yo no digo que haya ideas superiores, pero sí que podemos afirmar (es un hecho) que hay nacionalismos que tienen cosas que esconder y otros que por ahora no. Por ejemplo, el español y sus muchas tropelías, nada comparable, por ejemplo, al aragonés, que no ha cometido ninguna (y esperemos que no las cometa, quede claro).
Me parece bien tu "rastreo" y me alegro de que te haya hecho gracia, oye, cada uno a lo suyo. Pero bueno, siendo como somos diferentes en algunos de nuestros posicionamientos ideológicos no esperarás que te aplauda todo lo que digas, no? Eso sí, tampoco esperarás que pase por alto cuando intentas hacer ver que tu posición goza de "superioridad ideológica". Yo no creo que me tenga que "curar" por nada y comparar el nacionalismo con una enfermedad psiquiátrica la verdad es bastante poco decoroso por tu parte. Pero tú verás.
Y yo no tengo la culpa si cuando hago referencias a las gracietas del nacionalismo español tú te des por aludido. También es tu problema. Lo dicho, saludos y a ver si encuentras alguna descalificación hacia tu persona. (no puedo decir lo mismo)

Fecha: 09/01/2008 12:18.



Autor: pertencciente al 3,1%

Por cierto y yendo al fondo del tema. Ya veo que te da igual lo que signifique... Euskal Herria no existe porque no te gusta y ya está, no? Luego nos acusas de irracionales a nosotros, pero a ti te da igual que Euskal Herria signifique "País Vasco", no existe porque no, como bien dices: "Yo digo que no existe, ni ha existido Euskal Herria, sea la traducción de lo que sea".

Eso son razones de peso y ya está.

Una última pregunta, porque al parecer, el mundo debió nacer en 1978. ¿Por qué la gente se sentía aragonesa o vasca o catalana antes de esa sagrada fecha? Debía ser porque los nacionalistas, tan malos ellos, tienen el tarro comido a las estúpidas gentes que se sienten aragonesas o vascas o catalanas por la manipulación de los ignotos nacionalistas.

En fin.

Fecha: 09/01/2008 13:02.


gravatar.com
Autor: 39escalones

A ver, que matizo mi comentario anterior para que no te ofendas, porque ciertamente tal como lo he expresado, parece lo que no es. Siento la ambigüedad y pido disculpas por ello, porque desde luego no era mi intención.
Primero, no descalifico a las personas, sino a las ideologías tendenciosas, parciales y reduccionistas, y por eso precisamente hago paralelismos con la religión. No tiene nada que ver con interpretaciones de índole terrorista ni integrista ni nada de eso, no era la intención, y desde luego, aparte de los que todos sabemos, el nacionalismo, ni español, ni ningún otro de los que se dan en España resulta equiparable a nada de eso en ningún concepto. Lo primero ha de ser siempre la democracia y la aceptación de las ideas contrarias, pero no nos olvidemos de que la democracia también es la que ha instaurado el sistema actual. Faltaría más.
En cuanto al rastreo, me hace gracia el hecho de que al parecer, sólo debamos leer a quienes están de acuerdo con nosotros, para reírles las gracias como a los tontos, sin crítica, ni debate, ni intercambio. En ese sentido, soy profundamente hegeliano: tesis + antítesis = síntesis. Personalmente aprendo más en estos blogs, foros, webs, etc., que en las paranoias tipo "Libertad digital", que, fíjate, sí son más equiparables a los imanes de Kabul en más de un aspecto.
Mi postura tampoco obedece a ninguna creencia de superioridad ideológica, a diferencia del nacionalismo, en el que los aires de superioridad incluso van más allá (de hecho, puedes contemplar opiniones en esa línea de nacionalistas aragoneses en otros blogs) sino, como buen aragonés que se ha movido en los ambientes nacionalistas durante más de cinco años y que se conoce el percal, resaltar las paradojas, contradicciones, debilidades argumentales, manipulaciones, dogmas, maximalismos y huidas hacia adelante que no tienen apoyo teórico elaborado detrás. Como por ejemplo, ya que lo citas más arriba, el derecho a decidir. Del mismo modo, no tengo ningún problema en reconocer, defender y apoyar todas aquellas reivindicaciones y derechos que Aragón tiene en relación a los distintos agravios que ha ido padeciendo, tanto achacables a la administración española, como al propio Aragón, a lo largo de su historia reciente.
Te resumo mi postura. Cuando entro en blogs de este tipo y critico, llevo la contraria o quito hierro a muchas de las insensateces que a veces se leen, lo hago no en tanto que porque se tratan del nacionalismo aragonés, sino por tratarse de nacionalismo, sin importar el apellido español, aragonés o congoleño (de hecho, el nacionalismo es tan absurdo que los mismos argumentos sirven para afirmarlo y rechazarlo). ¿Por qué? Básicamente por tres razones:
1) es una ideología de una base teórica tan endeble que un niño de ocho años con sentido común la desarma sin mucha complicación. Para empezar, es una construcción a posteriori que combina dos elementos, la creación imaginativa y la ideológica, en un tono meramente discursivo y que carece de cualquier apoyo científico, ya sea étnico, antropológico, histórico, cultural, sociológico, lingüístico o económico. Todos y cada uno de los postulados del nacionalismo no resisten el más mínimo análisis serio. Por otro lado, el origen del nacionalismo, no popular, sino identitario, es profundamente liberal-burgués, y nace de una inspiración religiosa, es decir, fundamentalista. De hecho, por eso el fascismo se adapta tan bien a él, como todos podemos ver cada día y como hemos padecido durante 40 años. De hecho, a veces es difícil separarlos, puesto que algunos de sus axiomas, como las tesis del espacio vital (Euskal Herria, Països Catalans, o la Gran Serbia de Milosevich), son coincidentes, que dan pie a actitudes imperialistas.
2) El nacionalismo, sea cual sea su apellido, resulta insuficiente para explicar la compleja realidad del siglo XXI. El apogeo de sus procesos de construcción nacional se da en el siglo XIX, y salvo anomalías históricas en las que la resolución se ha retrasado más de un siglo por diferentes causas pero cuyos procesos comenzaron a principios del siglo XIX (Irlanda, la desmembración de Rusia o la finalización del proceso nacionalista en el Imperio Austro-húngaro, que fue la desmembración de Yugoslavia) o los procesos provenientes de los imperialismos con las descolonizaciones de los sesenta, su principio y fin es claramente decimonónico (menos en España, en donde, excepto el español, los demás nacionalismos no habían sido inventados aún), no adaptable a la modernidad del siglo XX, excepto cuando se reboza de tintes totalitarios: nazismo, fascismo, nacionalcatolicismo o estalinismo, ni mucho menos del XXI. No da respuesta a ninguna de las complejas cuestiones del presente, ni prevé nada con respecto al futuro, puesto que se basa en postulados y manipulaciones meramente de un pasado que ya no existe. Por ello tiene que echar mano de la historia y las construcciones mitológicas para justificarse en una reinvención constante, manipulando, seleccionando episodios históricos o desechándolos en función de sus intereses ideológicos, apelando a los sentimientos y las vísceras de los individuos y no a argumentos razonables, al significado de los conceptos ni a la realidad de los hechos. Por ello los partidos nacionalistas han de recubrirse con otros planteamientos, de derechas o conservadores, que es lo suyo, como ideología reaccionaria que es, o de izquierdas, en un rocambolesco giro ideológico contradictorio en sí mismo. Sin un corpus ideológico anexo, ya sea derecha o izquierda, que lo complemente, el nacionalismo de por sí es humo.
3) El nacionalismo no contempla al individuo. Toda construcción forzosa de una colectividad margina al individuo, lo diluye en el interés superior, la creación de una identidad colectiva a golpe de decreto, sin que el nacionalismo aporte ninguna solución a los problemas de la vida cotidiana, ni suponga un replanteamiento en términos de prosperidad, profundización democrática, aumento de derechos, mejora del Estado del bienestar, para lo cual una vez más tiene que disfrazarse de derecha o de izquierda para dotarse de algún contenido práctico, con lo cual, detrás de tanta bandera y tanta fanfarria no se pretende más que vendernos la misma mierda que los demás, eso sí, con el autoconvencimiento de que esa mierda es mejor que la de otros.
Estos aspectos, más allá de la nación concreta que se pretenda defender, son comunes a todos y cada uno de los nacionalismos, del primero al último. Con lo cual, ninguno es mejor que otro. Y ahora explico el símil psiquiátrico, para que no haya malos entendidos: estas tres notas no son mías, son fruto de la observación y estudio de los diversos procesos históricos nacionalistas en todos y cada uno de los países que han pasado por ellos, donde han tenido éxito, donde no, y donde conviven nacionalismos de diversos tipos en confrontación permanente. Y estas notas son objetivas, no son posturas ideológicas, sino hechos constatables a poco que se mire detenidamente. En ese sentido, quien enarbola una bandera, utiliza selectivamente la historia y la memoria de todos, se crea mitos, y utiliza dogmas indemostrables con argumentos, sin reconocer que existen estas notas y que son comunes, tiene un problema. Eso no es superioridad ideológica de ninguna clase, sino que depende de la amplitud de campo intelectual que queramos utilizar. Con un campo intelectual amplio como parece el tuyo resulta paradójico que se defiendan con tanta pasión planteamientos que, nos guste o no, son reduccionistas.
Así que mi controversia no es hacia el nacionalismo aragonés, ni a lo aragonés, catalán, español o marciano, sino con el nacionalismo, que, dicho sea de paso, no ha traído a la Humanidad más que desgracias. Como concepto decimonónico, no es válida la supresión de un nacionalismo y su sustitución por otro igual o peor, que además no resuelva ningún problema de los pendientes en cuanto a profundización democrática, sino que resulta más conveniente que nunca su superación. Y eso vale tanto para España como para Aragón. Y lo mismo que lo hago constar en blogs como éste, lo hago en blogs que defienden ideas nacionalistas contrarias. Desde un punto de vista humanista y con el individuo como primer objeto de preocupación, y no la invención de falsos rebaños igual de perniciosos que los que ya existen como situación hecho y de derecho, es la única opción de futuro. Cualquier otra supone volver al XIX.
Menudo rollazo que he soltado, pero quiero dejarlo claro, sobre todo para los exaltados que se protegen en la estupidez de los argumentos anti-.
En cuanto a las descalificaciones, me señalas en tu comentario previo como "Miedo, a lo mejor, tiene quien va rastreando obsesimante todos los blogs que tienen algo de aragonesista para intentar poner su pica en Flandes".
Y por último, dudo mucho que ninguno de los que comentan aquí sea más aragonesista que yo. Sólo que yo mantengo los pies en el suelo y no pretendo imponer ensoñaciones de un pasado tendenciosas y manipuladas.
Saludos.

Fecha: 09/01/2008 13:19.



Autor: perteneciente al 3,1%

Sólo una cosa, no tengo casi tiempo para contestarte, la parrafada que has soltado si quieres la comentamos en otro momento. Pero, en la frase: "Miedo, a lo mejor, tiene quien va rastreando obsesimante todos los blogs que tienen algo de aragonesista para intentar poner su pica en Flandes". ¿Dónde está la descalificación? Creo que en ninguna parte y, desde luego, puede ser que en el adverbio (por cierto, me equivoqué al teclear) "obsesivamente". Ciertamente, si te molesta puedo retirar sin mayor problema el adverbio, lo dicho.
Por otra parte, yo también creo que es bueno debatir con quien no se está de acuerdo. En fin, otro día seguimos.

Fecha: 09/01/2008 13:29.


gravatar.com
Autor: 39escalones

No hay nada que retirar: es picajosidad mía. Mi especial sensibilidad con ciertos calificativos "psiquiátricos" (obsesiones, neurosis, psicosis, paranoias, y eso que éste último yo lo utilizo mucho) es por mi experiencia en el hospital (ojo, no como paciente, aunque lo parezca, sino como empleado). A veces olvido el significado coloquial de estas palabras; problema mío.
Valga para cerrar por mi parte que creo que Marx acertó en una cosa, quizá la única. Todos los conflictos, todos, se explican desde un punto de vista: el material. Y eso sigue vigente hoy en día. Lo demás, en especial el pensamiento político en sus diversas formas, son cortinas de humo que desvían la atención de la cuestión de fondo: quién ocupa el puesto superior, y quiénes los subordinados.

Fecha: 09/01/2008 16:21.


Añadir un comentario

*

*
No será mostrado.


*

* Datos requeridos.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar