Y con retraso, pero hay que hacer lo que hay que hacer

20071211123858-agua.jpg

Recordar los derechos humanos nunca está de más, incluso aunque sea el Día posterior. Veo en la red de redes este manifiestos, suscrito por CHA, y creo que es positivo que conste en este blog.

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de los Derechos Humanos. El artículo 28 de la citada Declaración establece que “Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, se hagan plenamente efectivos.”

 

 

Los tratados e instrumentos internacionales que, desde aquella histórica fecha, han venido siendo adoptados al amparo de la citada Declaración Universal han ido avanzando con el devenir de nuestras sociedades. Junto a la proclamación de los derechos civiles y políticos, el reconocimiento de los derechos económicos, sociales y culturales, la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres, los derechos de la infancia, las más recientes Convenciones Internacionales se refieren a los derechos de las personas migrantes, de los pueblos indígenas o de las personas con discapacidad.

 

 

Una nueva necesidad de generar mecanismos para la efectiva aplicación de derechos se abre paso con fuerza en la comunidad internacional. El derecho al desarrollo y la insoslayable obligación internacional de erradicar el hambre y la pobreza, la preservación de la salud, el derecho a la diversidad cultural, la declaración que prescribe el uso del progreso científico y técnico en interés de la paz y del desarrollo humano, son ejemplos de cómo los derechos y libertades proclamados en su día, requieren convertirse en una posibilidad real cada vez más efectiva para cada persona, y en cualquier lugar. Responder a los retos del cambio global y de la sostenibilidad en su triple vertiente económica, social y ecológica constituye también hoy, una obligación y responsabilidad internacional ante las generaciones presentes y futuras.

 

 

El Congreso de los Diputados quiere sumarse al espíritu inclusivo con el que el Secretario General de Naciones Unidas y el Alto Comisionado para los Derechos Humanos convocan a la comunidad internacional con motivo del inicio del año conmemorativo del 60 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, en torno a los valores básicos de dignidad, justicia e igualdad que dicha Declaración proclama para todos los seres humanos, y para que dichos principios y valores formen parte cotidiana de la vida de cada persona.

 

Martes, 11 de Diciembre de 2007 11:38.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario

*

*
No será mostrado.


*

* Datos requeridos.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar