El gran Marcelino

20110124220841-webanso2.jpg

 

Y otro artículo capturado en la red. De todos modos, cuando uno se hace más cazador que pensador malo, pero los años son así:Conscientes de mezclar “peras con manzanas”, como diría la madrileña concejala Botella, hablamos de la figura del, todavía, Presidente de Aragón: Marcelino Iglesias.Y es que, una vez se ha conocido que piensa seguir manteniendo su cargo actual, compatibilizándolo con el de Secretario de Organización del PSOE, se nos ha ocurrido ver lo que dicen los estatutos que regulan ambas actividades:El Artículo 47 del Estatuto de Autonomía de Aragón afirma lo siguiente:“El Presidente de Aragón no podrá ejercer otras funciones representativas que las propias del mandato parlamentario, ni cualquier otra función pública que no derive de su cargo, ni actividad profesional o mercantil alguna”.-El artículo 43 de los Estatutos Federales del PSOE dicen que, sin comillas, el Secretario de Organización debe desarrollar una "dedicación preferente" a las tareas de la Comisión Ejecutiva Federal.Tras leer ambos artículos solo se nos ocurre decir, entre la somarda y la decepción: “¿Es un pájaro, es un avión?”, “No, es Super-Marcelino”, el hombre cuya capacidad  está por encima de lo que digan los estatutos sean aragoneses o del PSOE. El único ser capaz, en toda la historia de la democracia, de compaginar ambos cargos.No sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, por eso, quizá, no dimite, todavía, de Presidente…Como dijo el poeta, “esta tierra es Aragón”.Algunos ya le han pedido explicaciones en las Cortes, ¿Qué ha dicho el aludido? lo de siempre: Nada.P.D.:La foto también es de los carnavales de Ansó, que nadie se imagine , ni por un momento que foto y texto tienen relación, ni por asomo, ni hay intención, ni brenca ni mella ni zarrapita ni pas.

Lunes, 24 de Enero de 2011 21:08.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario

*

*
No será mostrado.


*

* Datos requeridos.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar