parejas

Celos y relaciones de pareja.

20161227180141-celos.jpg

Los celos son un estado emotivo deseoso que se identifica por el temor desmedido de perder lo que se piensa que se tiene. En el caso de las relaciones sentimentales, ver a la pareja como una propiedad es algo normal.


En el campo sentimental, nuestra sociedad, bien por las películas y nuestras canciones olvidan que no se puede tener una persona. Aseveraciones como "sin ti no voy a vivir" " lo eres todo para mí" "tu eres mi vida", oraciones que cuando se escuchan se toman como una prueba de amor, mas que pueden ocultar un chantaje sensible. Tomarnos estas aseveraciones al pie de la letra, es una hipoteca. Cuando alguien admite ser la vida de otra persona pasa a depender de ella. Cae a cargo de una persona recelosa. 
El temor a una posible pérdida de la pareja se considera normal. Lo que diferencia los celos patológicos del temor normal es que se deban a una causa justificada o bien infundada. Si bien teóricamente es simple de explicar la diferencia entre temor normal y celos, en la práctica a la persona recelosa patológica le cuesta más, en tanto que piensa que lo que hace y lo que siente es normal y justificable. 

Michel De Montaigne, pensador y político francés del renacimiento, aseveraba que: "de todas y cada una de las enfermedades del espíritu, los celos, es la que tiene más cosas que le sirven de comestible y ninguna que le sirve de antídoto." 

En verdad, la persona recelosa se pasa la vida buscando pruebas que le prueben que lleva razón y si no las halla, las vuelve a buscar y si tampoco las halla, las inventa. Los celos provoca dolor y encauza la imaginación en una dirección equivocada y perjudicial. Desde acá empieza el enorme problema de la persona recelosa, por una parte desea que se confirmen sus peores sospechas y por otro que se pruebe que no son ciertas. 

De forma frecuente, se cree que los celos son una demostración de amor. Mas lo que provoca la conducta recelosa, no es el amor sino más bien la falta de seguridad de quien la sufre. Para alguien con la autoestima baja cualquier otra persona es considerada como un contrincante. 

Las personas recelosas, aparte de tener reacciones sensibles negativas, tienen una necesidad de estimación exagerada y una demanda continua de aprobación. La persona recelosa desea ser amada incondicionalmente y cualquier cambio en el contexto de la pareja puede ser el motivo de una reacción de celos puesto que al no poder supervisar los sentimientos de la pareja la persona se vuelve poco a poco más insegura. 

En un largo plazo, los interrogatorios, el control de teléfonos móviles y mail, cada vez son más usuales y la vida por la persona controlada puede ser un "averno". 

La persona controlada por una persona recelosa, puede meditar que es lo que hace lo que provoca los celos de la pareja y muy frecuentemente altera su conducta. Por poner un ejemplo, deja de ver sus amistades, deja de hacer conforme qué actividades y deja de frecuentar con miembros de su familia. Mas el auténtico inconveniente es la falta de seguridad y baja autoestima de la persona recelosa. Y, es que es bastante difícil confiar en el otro cuando no se confía con uno mismo.
27/12/2016 18:02 Enlace permanente.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario




No será mostrado.




| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar