HANNAH, LA NIÑA QUE VIVIÓ CON DOS CORAZONES

MADRID.- Imaginativo, audaz, creativo, arriesgado, excepcional... Son muchos los adjetivos que pueden utilizarse para describir las operaciones que han permitido a Hannah Clark, una chica británica de 16 años, salvar la vida a pesar de sufrir una grave miocardiopatía. Este defecto congénito de su corazón, que la acompaña desde los ocho meses de vida, obligó a sus cirujanos a someterla a un trasplante de corazón sin quitarle su propio órgano. Diez años después, retiraron el músculo donado tras comprobar que el suyo se había recuperado. Más de tres años y medio después de aquella audacia cardiaca, Hannah es una adolescente normal y corriente. En el mejor sentido de la expresión.
14/07/2009 12:17 #.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario

*

*
No será mostrado.


*

* Datos requeridos.
| Blog ciudadano realizado con Blogia 2.0 | Suscríbete: RSS | Administrar